Así se viaja en el primer crucero fluvial que vuelve a navegar

Entre las novedades, los cruceros fluviales llevarán un médico a bordo. Foto: Nicko Cruises.

Así se viaja en el primer crucero fluvial que vuelve a navegar

El crucero de la compañía alemana Nicko Cruises muestra cómo será la nueva normalidad a bordo tras el coronavirus

Mar Nuevo

Madrid

09/06/2020 - 14:36h

Todo indica que los cruceros tendrán que reinventarse. Grandes o pequeños, temáticos, de expedición o grandes vueltas al mundo deberán adaptarse a la nueva normalidad. Algunos ya lo están haciendo, concretamente los barcos que navegan por los ríos europeos que, como los de la compañía alemana Nicko Cruises, anticipan los cruceros fluviales del futuro.

El buque Nicko Vision fue el primero en surcar de nuevo las aguas de un río, en este caso el Rin, en Alemania. Aforo reducido, distanciamiento físico de mesas en los restaurantes, mascarillas en las excursiones, e itinerarios marcados con flechas en los espacios comunes son algunas de las medidas que indican el camino de la nueva realidad de estos viajes.

Aunque en su primer viaje tras el parón de operaciones viajó al 50% de su capacidad, el buque de Nicko Cruises establecerá aforos de entre el 70 y el 80% en sus próximas salidas

[Para leer más: ¿Crucero o superyate? Llega el barco para quien busca lujo y aventura]

Fin del buffet, spas y piscinas

Con sus colores característicos blanco y rojo, el primero de los barcos fluviales de Nicko Cruises comenzó a navegar el 1 de junio para completar la ruta entre Passau y Dusseldorf. A bordo, tan solo 110 pasajeros, la mitad de los 220 para los que el buque tiene capacidad.

La reducción de aforo que, según la compañía, se mantendrá en torno al 70-80% del habitual, no fue la única diferencia que encontraron los viajeros.

Antes de subir debieron entregar un formulario de salud por el que certificaban estar libres de COVID-19 que ni siquiera servía para evitar el control de temperaturas y la prueba de anticuerpos que realizó el médico del barco antes de obtener el permiso para embarcarse. De hecho, la presencia de un médico ya es algo poco frecuente en los cruceros fluviales.

Una vez dentro, las medidas de higiene y la seguridad, especialmente en lo que se refiere a mantener la distancia social, fueron la tónica. Mascarillas obligatorias para los tripulantes y recomendadas para los viajeros, especialmente en lugares como pasillos y pasarelas.

Nicko Vision. Foto Nicko Cruises

Nicko Vision es el primero de sus barcos en volver a navegar. Foto: Nicko Cruises.

Según publicó la propia compañía, tras varios meses preparando concienzudamente la vuelta, el primero de sus 34 barcos marca la que será la nueva normalidad de este tipo de barcos, donde permanecerán cerrados spas, gimnasios y piscinas como medidas de prevención de contagios.

No habrá buffets; a cambio, los camareros -siempre con mascarilla y guantes, según este “concepto integral de higiene”- servirán directamente en las mesas desayunos y comidas ordenados a la carta. Las propias mesas estarán más separadas para garantizar la distancia social e incluso se han instalado paneles divisorios en algunas zonas.

Grupos menores, más personalización

Respecto a las excursiones, los pasajeros se dividirán en pequeños grupos y recibirán sistemas de audio para que puedan mantener la distancia suficiente respecto al guía y a los otros viajeros.

Además, las mascarillas serán obligatorias en todos los trayectos en autobús y se facilitarán lugares para lavar e higienizar las manos.

Nada de buffets, piscinas, spa o gimnasios en los cruceros fluviales de la 'nueva normalidad'

Tras valorar la satisfacción y el buen resultado de estas medidas en el primero de sus itinerarios, el director gerente de Nicko Cruises, Guido Laukamp, avanzó que el resto de los barcos “volverán a funcionar gradualmente a partir de junio”.

Cabe mencionar que la compañía había suspendido todos sus cruceros en el Danubio, Croacia, Portugal, Francia, Rusia y Asia con salida hasta el 14 de junio de 2020 inclusive. De hecho, solo los de Alemania han comenzado a operar desde principios de mes.

Más compañías vuelven a navegar

Los cruceros fluviales parecen la opción perfecta para quien busca vacaciones en el agua. Su tamaño reducido frente a los buques oceánicos así como un número de pasajeros muy inferior favorecen la implementación de medidas de higiene y el control de cualquier potencial brote, que sería aislado según los protocolos fijados por las compañías.

Además, la posibilidad de acceder hasta el mismo barco en coche particular evitando transportes colectivos como trenes o autobuses se valora como un extra de seguridad.

En este sentido, otra compañía que ofrece cruceros para este verano es CroisiEuropa, que volverá a navegar a partir del 16 de julio, también con una nueva normativa que será dirigida por la figura del ‘Comisario sanitario a bordo’.

Ms Vasco de Gama, de CroisiEurope. Foto: Croisi Europe.

CroisiEurope comenzará a navegar el 16 de julio. Foto: Croisi Europe.

Este protocolo incluye normas de higiene, seguridad y distanciamiento social, tanto a bordo como en las excursiones para visitar los destinos, entre ellas la supresión de los buffets, el establecimiento de dos turnos en los servicios de comidas, el suministro de material sanitario o la toma de temperatura antes del acceso al barco, entre otras.

En julio y agosto ofrecen cruceros en el Duero y el Guadalquivir, entre otros.

Antes se podrá navegar con la compañía alemana A-Rosa, según informa The Telegraph, que planea reiniciar la navegación en el Duero en Portugal el 17 de junio, seguida por el Rin el 19 de junio y el Danubio el 20 de junio. Los itinerarios por el Sena y el Ródano en Francia volverán a principios de julio.

Mientras, en los EEUU, American Cruise Lines, con sede en Connecticut, prevé ofrecer sus cruceros por los ríos Columbia y Snake el 20 de junio y el 28 de junio en el Mississippi.

[Para leer más: Llega un crucero para vivir en los siete mares a todo lujo]

Qué pasa con los cruceros por el mar

Algunas líneas de cruceros que operan en el mar también están listas para volver a la actividad, como Hurtigruten, que retomará sus viajes desde Bergen a Kikenes el 16 de junio y las expediciones al Ártico en el verano.

También en Noruega prevé arrancar sus operaciones la compañía de lujo SeaDream, concretamente el 20 de junio y con viajes de siete y doce días a los fiordos.

Los más grandes, como Royal Caribbean, Carnival, MSC Cruceros y Norwegian Cruise Line mantienen suspendidos sus cruceros hasta, al menos, agosto, aunque algunos, como Royal Caribbean, planear volver antes en Asia y Europa