Baleares arrebata a Barcelona el liderazgo de los cruceros

Pese a la caída del verano Barcelona sigue liderando la llegada de cruceristas en España.

Baleares arrebata a Barcelona el liderazgo de los cruceros

En agosto llegaron más pasajeros a los puertos baleares que a la capital catalana

Aunque sea por un exiguo margen, por primera vez en su historia los puertos de las Islas Baleares han superado a Barcelona en el volumen de pasajeros que han atracado en agosto.

Según las estadísticas de Puertos del Estado, durante ese mes del verano a los puertos de Baleares han llegado 348.114 pasajeros, mientras que a los de la capital catalana han arribado 331.755. O sea, las islas mediterráneas han recibido a 16.359 cruceristas más.

El puerto barcelonés ha tenido un descenso del 6,8% de su tráfico de pasajeros en agosto, y en julio la caída había sido peor, del 11,5%. Sin embargo, pese a estos tropiezos, Barcelona sigue liderando como el principal puerto español para recibir a estas ciudadelas flotantes, con 1.692.695 visitantes, un 2,45% menos respecto a los ocho primeros meses de 2016.

El descenso evidencia la consolidación de Baleares como destino de los cruceros para el verano, ya que los 1,41 millones representan un 50% más de los que llegan a Canarias, el triple respecto a Andalucía, y hasta seis veces más comparado con el puerto de Valencia.

Razones de la caída en Barcelona

El descenso de Barcelona se debe, en parte, a la estrategia de las autoridades de turismo de la ciudad, que en varias oportunidades dijeron que la capital catalana debía desestacionalizar la temporada de cruceros. Además la administración de Ada Colau se ha negado a que MSC Cruceros construya una octava terminal, que debía empezar a operar en 2021.

Los atentados de 17-A no han sido un factor desestabilizador del movimiento crucerista: este mercado se maneja con mucha anticipación de las reservas, pero el temor en el sector es que el conflicto político en Cataluña repercuta negativamente en los próximos meses.

Pocos días después del referéndum del 1-O, la compañía TUI Cruises decidió desviar tres cruceros hacia el puerto de Valencia. Aunque este éxodo representa menos del 5% de las llegadas, se teme que la agudización del conflicto aumente la tendencia negativa del puerto barcelonés.

Precisamente, desde la Asociación de Líneas de Cruceros (CLIA), afirmaron que la industria de los cruceros “es sensible a los cambios y busca siempre la estabilidad, por lo que las compañías navieras están pendientes de los acontecimientos para actuar según crean conveniente”, dijo un portavoz de la entidad a la agencia Servimedia.