Costa Smeralda: así es el crucero que tiene hasta un museo a bordo

El Costa Smeralda, con una capacidad de 5.200 pasajeros, recorrerá el Mediterráneo. Foto: Costa Cruceros.

Costa Smeralda: así es el crucero que tiene hasta un museo a bordo

El Costa Smeralda presume de una estética inspirada en Italia, tecnologías limpias y de tener un museo dedicado al diseño

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

19/12/2019 - 12:30h

Los cruceros suelen tener piscinas, teatros, discotecas y toboganes como atracciones, pero ninguno tiene un museo. Excepto el Costa Smeralda, que refleja su herencia italiana en un centro que explora la claves del diseño industrial y textil.

Costa Smeralda es el buque insignia de Costa Cruceros, que pasó por Barcelona en su gira de presentación. Este barco, de 337 metros de largo y 42 de ancho, de 180.000 toneladas brutas de volumen y con una capacidad de 5.200 pasajeros en base doble, entra en el olimpo de los cruceros más grandes del mundo.

El primer itinerario partirá el 21 de diciembre desde Savona y recorrerá el Mediterráneo durante una semana.

Tecnologías limpias

Propulsado por gas natural licuado (GNL), es la punta de lanza de la apuesta verde de esta naviera, que tiene el objetivo de reducir las emisiones de CO2 un 40% para la próxima década.

[Para leer más: Cruceros híbridos y a gas, más navieras se suben a la ola verde]

Costa Cruceros invertirá más de 6.000 millones de euros para que cinco de sus siete futuros barcos usen GNL en vez de combustibles fósiles.

La escalinata de popa homenajea a la Plaza España de Roma. Foto: Costa Cruceros.

La escalinata de popa homenajea a la Plaza España de Roma. Foto: Costa Cruceros.

Homenaje a Italia

Costa Smeralda remite a un hermoso rincón de Cerdeña, y fiel a su espíritu italiano, todo el interiorismo (mobiliario, luces, tela y accesorios) fue fabricado en ese país.

A bordo hay 16 restaurantes y bares. Algunos de ellos son temáticos de tradiciones gastronómicas italianas, como el dedicado al café Illy, otro al aperitivo Aperol Spritz, al vino Ferrari Spumanti, e incluso hay un local que se presenta como el primer Bar Nutella a bordo de un crucero.

Todo el interiorismo del Costa Smeralda fue diseñado y fabricado en Italia

El recuerdo a Italia también se encuentra en los espacios que homenajean a sitios emblemáticos del país, como la escalinata en la popa que está inspirada en la Plaza de España en Roma, el atrio central llamado Il Colosseo que cuenta con grandes pantallas de última generación, y el espacio de comercios y restaurantes, que totalizan 550 metros cuadrados, tiene reminiscencias del Trastévere.

El Trastévere es la zona de esparcimiento y compras. Foto: Costa Cruceros.

El Trastévere es la zona de esparcimiento y compras. Foto: Costa Cruceros.

Relax a bordo

Para relajarse se ofrecen tratamientos en el Samara spa y en 16 salas especiales, recubiertas de mármol, tal como las fuentes que se encuentran en las plazas italianas.

[Para leer más: Microcruceros, cómo son las vacaciones exprés en el mar]

Las cuatro piscinas (una de ellas, Spiaggia, es cubierta) permiten despuntar la pasión por el agua todo el año, con una estética tomada de los clubes de playa mediterráneos.

El Costa Smeralda cuenta con 2.600 camarotes. Foto: Costa Cruceros.

El Costa Smeralda cuenta con 2.600 camarotes. Foto: Costa Cruceros.

Un museo en el crucero

El museo CoDe, Colección de Diseño de Costa Cruceros, presenta en la cubierta 7 diversas muestras del estilo italiano en vestidos, transportes y electrodomésticos.

En el espacio de 400 metros cuadrados, una serie de anillos metálicos permiten explorar, a través de cinco salas temáticas, cómo el diseño italiano deslumbró al mundo, desde las motos Vespa a las cafeteras napolitanas, pasando por los tejanos de Armani y algunos de los modelos de barcos y aviones más famosos (presentados a escala, por supuesto).

El museo CoDe presenta la historia del diseño italiano. Foto: Costa Cruceros.

El museo CoDe presenta la historia del diseño italiano. Foto: Costa Cruceros.

Una serie de pantallas interactivas muestran prendas de ropa de grandes diseñadores vestidas por celebridades, mientras que una serie de películas muestran cómo los objetos fabricados en Italia influenciaron en la cultura popular.