Los cruceros amenazan con boicotear a las islas Baleares

Crucero de Tui a su llegada al puerto de Mahón.

Los cruceros amenazan con boicotear a las islas Baleares

La asociación de los cruceros anuncia que dejarán de operar en los puertos baleares si se aplica la tasa turística

Cerodosbé .

BARCELONA

24/11/2017 - 14:23h

La patronal que agrupa a las grandes compañías de cruceros, CLIA (por Cruise Lines International Association) se enfrentan al gobierno balear por su intención de aplicar una tasa turística de dos euros diarios a los turistas que desembarquen en las islas.

En las alegaciones a los presupuestos comunitarios manifestaron que el impuesto es inconstitucional y discriminatorio. Hasta ahora los pasajeros de los cruceros, que no pernoctaban en las islas y que permanecían menos de doce horas en los puertos, estaban exentos de la tasa; pero el gobierno balear decidió incluirlos en el cobro del impuesto a partir del verano de 2018.

Inclusive estos dos euros son la mitad de lo que tienen que pagar los huéspedes que se alojan en los hoteles de máxima categoría en las ciudades de la comunidad autónoma. Según el gobierno balear, esta tasa generaría un ingreso económico de 1,8 millones de euros.

Riesgos para la competitividad

CLIA advirtió que si la medida sigue adelante presentarán una demanda judicial, y en paralelo, amenazó con eliminar a los puertos baleares de sus rutas. También precisó que las Baleares corren el riesgo de dejar de ser un destino competitivo para los cruceros. Las navieras subrayaron que analizan desplazarse a puertos similares pero que no apliquen esta carga impositiva, lo que perdería el favoritismo que gozan Mallorca, Menorca e Ibiza en las rutas mediterráneas.

Además recordaron que la creciente estabilidad política en Oriente Medio lleva a la resurrección del turismo en la región, que como ya lo habían advertido grandes turoperadores, plantearán un duro desafío al turismo español en general, y al de Baleares en particular.

El poder de CLIA no es para menospreciar: la asociación representa a todas las grandes navieras que operan en el Mediterráneo, como Royal Caribbean, Carnival Cota, Celebrity Cruises o MSC, entre otras.