Los cruceros de lujo se expanden a toda máquina

Le Lapérouse es el flamante barco de Le Ponant en el sector de los cruceros más lujosos.

Los cruceros de lujo se expanden a toda máquina

La oferta de camarotes en los barcos más exclusivos aumenta un 30% en solo tres semanas

Los anuncios de MSC Cruceros y Silversea Cruises de expandir sus flotas eleva la oferta de camarotes en el segmento más lujoso del turismo náutico un 30% en solo tres semanas. Actualmente los barcos de cruceros más exclusivos cuentan con un parque de 19.000 camarotes, y tras estas incorporaciones se espera que haya 5.700 camarotes adicionales en los próximos ocho años.

La llegada de MSC a este segmento es parte de las estrategias de las grandes navieras de extender sus servicios al sector más exclusivo. La compañía ítalo-suiza invertirá 2.000 millones de euros en construir cuatro barcos, que serán botados –a razón de uno por año- a partir de 2023.

Este posicionamiento ya había sido emprendido por Royal Caribbean cuando compró el 67% de Silversea Cruises, una de las navieras más lujosas del mundo.

Silversea acelera su crecimiento

Ni bien cerró la transacción Silversea anunció que incrementaría la flota en dos unidades, y a principios de este mes informó que contarán con otras tres nuevas embarcaciones, que comenzarán a navegar entre 2020 y 2022.

Para dentro de una década Viking Ocean Cruises aspira a ser la marca de cruceros de lujo con más cantidad de camarotes

Dos de ellas serán construidas por el astillero alemán Meyer Werf y el tercero será un barco de expedición de alta categoría para realizar viajes por las islas Galápagos.

Los futuros barcos de MSC totalizarán una oferta de 4.000 camarotes, mientras que los de Silversea aumentarán la disponibilidad a 1.700 adicionales.

Viking apuesta fuerte

Viking Ocean Cruises es otra de las marcas de alta categoría que se encuentra en un acelerado proceso de expansión. La naviera suiza cuenta con 62 buques fluviales y cinco oceánicos. Estos últimos siempre tienen una capacidad máxima de 930 pasajeros, que les permite atracar en puertos menos concurridos que los colosos del mar.

Esta compañía ha presentado en junio el Viking Orion, y para los próximos años espera multiplicar su flota con 12 barcos más, todos construidos por el astillero Fincatieri. Según las estadísticas de Cruise Industry News, las futuras botaduras llevarán a que la compañía incremente su capacidad hasta los 16.930 pasajeros

También Ponant y Ritz-Carlton

En junio y septiembre Ponant lanzó la correspondiente botella de champagne a los flamantes Le Lapérouse y Le Champlain, cada uno con 180 plazas. Hasta el 2021 contempla la llegada de cinco nuevos barcos, cuatro con esa capacidad y una quinta embarcación aún sin nombre, de 30.000 toneladas, que permitiría llevar hasta 270 pasajeros.

Ritz-Carlton, la primera apuesta de una hotelera de lujo en el mundo de los cruceros, ya vende billetes para su primer barco, construido por un astillero gallego. Además de este buque para 298 pasajeros, la compañía tiene en carpeta botar otras dos embarcaciones, una para el 2021 y otra para el 2022, cada una de 25.000 toneladas.

Hapag-Lloyd también tendrá tres nuevos barcos de alta gama: el Spirit, el Nature (ambos para ser presentados en 2019) y el Inspiration, cada uno capaz de transportar a 230 pasajeros.