Cuando los cruceros se convierten en museos de arte

Beetle Sphere, la obra de arte de Ichwan Noor en el Symphony of the Seas. Foto: Royal Caribbean.

Cuando los cruceros se convierten en museos de arte

Muchos cruceros exhiben obras de arte de grandes creadores contemporáneos, una propuesta cultural que se suma a talleres y subastas a bordo

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

10/01/2020 - 18:16h

“Arte” es una de las palabras menos esperadas cuando se reserva un crucero, pero muchas compañías realizan una importante apuesta por promoverlo, ya sea con la exposición de valiosas obras desplegadas en sus pasillos, salones y camarotes, como con la organización de seminarios y hasta subastas a bordo.

En un barco siempre se encuentran piscinas, discotecas, casinos y cines, pero pocos pueden presumir de tener museos y galerías de arte en su interior.

Arte y galerías interactivas

Uno de ellos es el Celebrity Edge, que en su cubierta 5 tiene obras de artistas clásicos y contemporáneos.

[Para leer más: Celebrity Edge: el crucero de los mil millones de dólares]

Entre los trabajos más destacados hay cerámicas de Pablo Picasso, ilustraciones originales de Salvador Dalí para una nueva versión de La Divina Comedia y numerosas creaciones de Yaacov Agam y su hijo Ron Agam, reconocidos por sus exploraciones en el arte cinético.

Los árboles de bronce del espacio Avalon, en el Celebrity Edge. Foto: Celebrity Cruises

Los árboles de bronce del espacio Avalon, en el Celebrity Edge. Foto: Celebrity Cruises

Celebrity Cruises cuenta con un acuerdo con Park West Gallery, una de las firmas de subasta de arte más importantes del mundo, por el que a bordo hay una gigantesca pantalla interactiva donde los pasajeros pueden conocer más de 10.000 obras de su catálogo.

Allí pueden rastrear más información sobre la historia y críticas de las obras e incluso pueden jugar a decorar o modificarla (pero por supuesto que virtualmente).

A bordo del Celebrity Edge la galería de arte Park West Gallery presenta sus paneles interactivos en lo que se despliegan las 10.000 obras de sus catálogos

Esta casa suele organizar subastas en los viajes, la oportunidad de llevarse una obra de arte original debajo del brazo.

La galería de arte interactiva en el Edge. Foto: Park West Gallery.

La galería de arte interactiva en el Edge. Foto: Park West Gallery.

En este barco, inaugurado en diciembre, hay unas 4.000 obras de arte en diferentes ambientes, entre cuadros, gigantescas esculturas como los árboles de bronce reflejados en espejos en el espacio Avalon, el descomunal caballo de bronce llamado Arion, las figuras humanas de madera que parecen señores petrificados, los barcos piratas decorados con perlas o las alas de mariposa metálicas desplegadas en columnas en la piscina.

Las bailarinas de Degas en el océano

El MSC Grandiosa, la embarcación más nueva de esta compañía, cuenta con un espacio en donde se expone Degas Danse Dessin, un despliegue de 26 piezas originales de Degas basadas en sus estudios sobre la danza y los movimientos del cuerpo de las bailarinas clásicas.

[Para leer más: Así será la primera exposición de arte a bordo de un crucero]

En la exposición también hay una serie de videos interactivos junto a las piezas expuestas, para lograr una mayor inmersión del espectador que contempla las obras.

Una de las obras de Degas exhibidas en el Grandiosa. Foto: MSC Cruises.

Una de las obras de Degas exhibidas en el Grandiosa. Foto: MSC Cruises.

La colección de la familia Olsen

La familia Olsen, propietaria de la naviera Fred Olsen Cruise Lines, coleccionan arte desde hace generaciones.

Britannia, el mayor barco de P&O Cruises, atesora más de 8.000 obras de arte en sus salas y camarotes

En sus barcos Boudicca, Balmoral, Black Watch y Braemar cuentan con obras de creadores noruegos y de otros países de Europa James Dods o Louis Turpin, quien vendió seis cuadros al presidente de la compañía en un instante, informa The Telegraph.

La británica P&O Cruises tiene más de 8.000 obras a bordo de su nave insignia Britannia, como cerámicas, tapices y grabados en paredes.

Muestra de arte en el crucero Britannia. Foto: P&O Cruises

Muestra de arte en el crucero Britannia. Foto: P&O Cruises

Para su barco Iona, que será presentado en 2020, la compañía pidió a sus clientes que envíen sus fotos favoritas para crear dos obras de arte (¿quizás mosaicos?) que se desplegarán en medio de una colección de arte curada por el experto Tom Tempest Radford.

Munch y Viking Ocean Cruises

Viking Ocean Cruises auspició una muestra de Edvard Munch a mediados del año pasado, y la compañía es propietaria de la mayor colección de obras de este artista noruego fuera de Oslo. 28 de sus piezas se exponen en los barcos de su flota, entre ellos el Autorretrato con brazo de esqueleto, exhibido en el Viking Orion.

Edvuard Munch está presente en varios barcos de Viking Ocean Cruises. Fotos: Viking.

Edvuard Munch está presente en varios barcos de Viking Ocean Cruises. Fotos: Viking.

Otros artistas noruegos se pueden conocer en el Roald Amundsen, el crucero ecológico de Hurtigruten, que tiene 600 obras escogidas por la fundación de arte de la reina Sonia de Noruega.

Reinas y arte

Hablando de reinas, en el Queen Mary 2, el Queen Elizabeth y el Queen Victoria de la compañía Cunard cuentan con una valiosa colección de arte.

[Para leer más: Reina entre reinas, así es viajar a bordo del crucero Queen Mary 2]

Con decir que el segundo de estos barcos atesora más de 5.000 obras a bordo, entre ellas un retrato de la reina Isabel realizado por Isobel Peachey, que con 31 años se convirtió en la artista más joven en usar a la monarca de modelo.


Diseño de obras de arte para el crucero Nieuw Statendam. Fuente: Holland American Line.

Los barcos MS Koningsdam y Nieuw Statendam de Holland American Line presentan un catálogo de 2.000 obras de artistas norteamericanos y europeos, entre ellos la serie de dibujos de Bambi del holandés Paco Raphael y los conejos de cerámica de Tim Berg y Rebekah Meyers, cada uno valorado en 45.000 euros.

Arte en los gigantes de Royal Caribbean

El crucero más grande del mundo, el Symphony of the Seas de Royal Caribbean, apuesta por el arte más transgresor con el Beetle Sphere (un Volkswagen escarabajo transformado en una bola) de Ichwan Noor, el Meltdown (un chupa chups gigante derretido) de Desire Cherish o el Paradox Void (un portal de espejos triangulares) de Gregor Kregar.

Muestras de arte en el Harmony of the Seas. Foto: Royal Caribbean.

Muestras de arte en el Harmony of the Seas. Foto: Royal Caribbean.

Una serie de burbujas transparentes de acrílico acompañan a los ascensores en este barco, mientras que un grupo de pandas de plástico juegan con globos en el Spectrum of the Seas.

Cruceros con Picasso, Miró y Chagall

Otros cuadros de Picasso, así como varias obras de Joan Miró y de Thomas Buttersworth (pintor de marinas del siglo XIX) se encuentra en los barcos Marina y Riviera, de Oceania Cruises, pertenecientes a la colección de su fundador Frank del Rio.

En estos barcos los pasajeros pueden tomar clases de dibujo y pintura, a cargo de los artistas residentes que ofician de profesores.

El fundador de Oceania Cruises, Frank del Rio, colecciona obras de Picasso y Miró que se pueden ver en algunos de sus barcos

Why Uniworld Hero SS Maria Theresa Lobby 2800x724

Arte clásico en los cruceros de Uniworld. Foto: Uniworld.

Más obras del genial malagueño y el pintor nacido en Barcelona se encuentran en varios barcos de cruceros fluviales de Uniworld, que comparten paredes con cuadros de Matisse y Chagall.

De Damien Hirst, uno de los artistas contemporáneos más cotizados, hay obras en el Europa 2 de Hapag-Lloyd Cruises, entre ellas la serie de mariposas The Souls, I, II, III y IV. Pero no es para cualquiera: para verlas hay que reservar la exclusiva Owner Suite o la Grand Penthouse Suite.