Cuidado: ni se te ocurra ocultar estos temas en un crucero

En un crucero no se permite consumir el alcohol comprado en las escalas. Foto: Royal Caribbean.

Cuidado: ni se te ocurra ocultar estos temas en un crucero

Ocultar que se padecen alergias, que el pasaporte está a punto de expirar o que se padece una enfermedad puede arruinar un viaje en crucero

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

20/12/2019 - 18:18h

Puede ser por descuido, o en ocasiones por desdén, pero si antes de emprender un crucero se ocultan determinadas informaciones o se evitan algunos trámites burocráticos el viaje puede terminar en un sonoro fracaso.

Cuando se contrata un crucero hay que desplegar toda la honestidad posible, no ocultar que se padecen enfermedades o alergias, procurar que no haya problemas de visados o pasaportes, y no tratar de ser el más listo de los pasajeros y subir a bordo con objetos prohibidos. No respetar las leyes del crucero puede arruinar las vacaciones.

Embarazo

Es posible que un médico autorice a una mujer embarazada a viajar, pero la compañía de cruceros tiene otros parámetros. Es muy simple: si el embarazo es mayor de 24 semanas, es muy probable que la pasajera sea rechazada.

[Para leer más: Estos son los objetos prohibidos en un crucero]

El punto es que si llega a haber alguna complicación con la gestación, o incluso un adelanto del nacimiento, a bordo no hay suficiente equipamiento médico para atender el caso.

Crucero mujer MaxPixel net
Los cruceros pueden prohibir viajar a embarazadas con más de 24 meses de embarazo.

Cabe recordar que hay cruceros que tienen viajes de hasta tres o cuatro días sin tocar tierra firme, y cualquier emergencia médica que el equipo del barco no pueda solucionar se tiene que resolver con una evacuación en helicóptero.

Las compañías de cruceros fluviales son más flexibles, porque al viajar a pocos metros de la costa cualquier situación médica imprevista se puede solucionar rápidamente.

Aunque el viaje en crucero se haya contratado hace un año, en caso de saber del embarazo conviene consultar con la naviera cuáles son sus condiciones y advertencias.

Enfermedad contagiosa

Tras meses de estar esperando el crucero, un repentino malestar estomacal que llega días antes no sería motivo para cancelar. ¿Seguro que no? Lo mejor es ver a un médico inmediatamente y asegurar que no es una enfermedad contagiosa.

Las compañías de cruceros entregan un formulario en el que el pasajero asegura que está en buen estado de salud. Recordemos que en estos barcos viajan entre 500 a 1.000 personas, o incluso hasta 5.000 pasajeros, en un espacio común y con muchas horas en ambientes cerrados.

Muchas compañías de cruceros prohíben embarcar a mujeres que tengan un embarazo de más de 24 semanas. Las navieras que realizan viajes fluviales son más flexibles

Cualquier virus que se encuentre en el ambiente puede propagarse fácilmente entre los pasajeros. En caso de detectar a alguien enfermo, la tripulación del crucero tiene toda la autoridad para dejar al pasajero en cuarentena, encerrado en su habitación, e incluso expulsarlo en el primer puerto en que haga escala.

Alcohol

Es cierto, los cócteles, vinos y cervezas en un crucero suelen ser caros. Y si hay pasajeros que creen que guardando un whisky en un champú nadie se dará cuenta, están muy equivocado: los tripulantes conocen todos los trucos.

bebidas alcoholicas en los cruceros 16 643x397
A bordo no se pueden consumir bebidas compradas en las escalas.

En el crucero se permite que se compren bebidas alcohólicas en las escalas, pero su consumo a bordo está prohibido. Lo más probable es que las guarden en bodega hasta que termine el viaje.

[Para leer más: Cómo exprimir al máximo tus compras en un crucero]

Pero si sorprende a un pasajero violando esta regla, la bebida quedará confiscada y quizás nunca más la vuelva a ver.

Alergias

No hay que minimizar los efectos de las alergias. Algunas pueden traer complicaciones a la salud tan graves que pueden llevar a la muerte.

Si se contrata un viaje y se padecen intolerancias a algunos alimentos, la naviera solicita que el pasajero informe de ello al menos dos meses antes del inicio del viaje, para que los responsables puedan comprar los ingredientes necesarios para elaborar platos especiales.

Lo mismo vale para los pasajeros que tienen prohibido consumir algunos alimentos por razones religiosas.

Si un pasajero tiene alergias alimentarias tiene que informarlo al menos dos meses antes a la compañía de cruceros. Y al subir a bordo, confirmar con el personal del restaurante que está todo en orden

En todo caso, ni bien se llega al crucero, tras acomodarse lo primero que hay que hacer es hablar con el personal del restaurante para confirmar que el pedido de comidas especiales fue bien recibido, y evitar sustos durante el viaje.

Niños con necesidades especiales

Hay compañías de cruceros como Carnival que cuentan con personal entrenado y tienen equipamiento para atender a niños con necesidades, como los que tienen autismo.

Ellos pueden jugar en espacios habilitados y en caso de sufrir por los ruidos o gritos de otros niños se les provee de auriculares aislantes de sonido.

Carnival Spirit Camp Ocean Sharks

Carnival cuenta con personal especializado para su club infantil.

Pero pueden hacer uso de eso si es que el personal ya está informado previamente de esta condición.

Lo mismo sucede en caso de tener alguna discapacidad: en los mostradores de atención al pasajero pueden informar sobre qué actividades hay pero también de los cuidados que hay que tener a bordo.

Pasaporte al límite de la fecha

Muchos países, así como numerosas aerolíneas, no autorizan el ingreso de un ciudadano si su pasaporte tiene período de validez menor a los seis meses.

Ocultar ese dato puede traer graves problemas legales, entre ellos la prohibición de volar, de desembarcar e incluso la deportación.

[Para leer más: El pasaporte sí importa (y el español es buen compañero de viaje)]

No se puede confiar, en este caso, que uno se quedará haciendo tiempo en el barco mientras se realiza una escala: en caso de emergencia médica será necesario bajar al puerto, y sin un pasaporte en regla, surgen los problemas.

Visas

Relacionado con este punto, cabe averiguar si algunos de los puertos en los que se hace escala tiene algún requerimiento sobre visados. Si se viaja por Europa no habrá problemas para un español, pero en El Cairo o las Islas Comoras hay que gestionar una visa al llegar. O en países como Rusia, Guinea Ecuatorial o Congo hay que tramitarla previamente.

javier leiva flickr pasaporte

El pasaporte español es válido en muchos países. Pero en otros requiere visa. Foto: Javier Leiva-Flickr.

También Cabe tener en cuenta la situación legal de quienes viajan como acompañantes. En España es común que se empleen como personal de asistencia a ciudadanos de países latinos o asiáticos, cuyos estados tienen convenios de visados diferentes a los españoles.

Por ejemplo, un ciudadano venezolano no requiere de visa para entrar en Francia, pero sí en China, Australia o EEUU.