Esta meca turística se cansa de los cruceros

El puerto de Dubrovnik puede recibir hasta cinco cruceros simultáneos.

Esta meca turística se cansa de los cruceros

Dubrovnik limita la llegada de barcos de cruceros a un máximo de dos diarios, para frenar la masificación turística

Dubrovnik tiene al turismo como su principal fuente de ingresos. Pero la masificación que vive esta pequeña ciudad del Adriático pone en peligro su modelo, y gran parte de culpa la tienen los cruceros.

Para evitar morir de éxito, el alcalde Mato Frankovic anunció que el Ayuntamiento firmó los contratos con las navieras para recibir sus barcos en el 2019, que estipula que no podrán recibirse más de dos embarcaciones por día.

Cuando dos o más cruceros llegan al mismo tiempo a Dubrovnik es imposible caminar con calma por la ciudad vieja

“A veces habrá un solo barco, otras llegarán dos al mismo tiempo, quizás uno atraque a la mañana y otro a la tarde. Sea como sea, habrá un máximo de dos embarcaciones por día”, indicó al diario The Dubrovnik Times.

500 compañías de cruceros llegan a Dubrovnik

Los barcos de cruceros no llegan al puerto viejo de la ciudad croata, sino a uno más moderno ubicado a 3,5 kilómetros desde las murallas de la ciudad. Su infraestructura permite que puedan atracar hasta tres mega cruceros (con capacidad de hasta 5.000 pasajeros) y dos embarcaciones de tamaño medio.

Restaurado y ampliado en 2009, en el puerto operan unas 500 compañías de cruceros, entre ellas las gigantes Royal Caribbean, Carnival Cruise, P&O Cruise, Costa Cruise, Norwegian Cruise y MSC Cruises, entre otras.

El éxito de Dubrovnik

La popularidad que alcanzó la ciudad con Juego de Tronos catapultó las visitas de turistas internacionales a la ciudad, pero cuando coinciden dos o más mega cruceros las pequeñas calles de Dubrovnik se convierten en un cuello de botella de peatones, que tienen dificultades para caminar y contemplar los edificios históricos con calma; por no mencionar la congestión en el paseo de las murallas.

La ciudad vieja de Dubrovnik pertenece a los sitios que son Patrimonio de la Humanidad. Pero la masificación turística puso en alerta a la Unesco, y exigió a las autoridades municipales que tomen medidas para frenar el flujo de visitantes para proteger su legado y no perder esta denominación.

Venecia y Palma también frenan a los cruceros

La medida de la meca turística croata recuerda a los límites que puso el ayuntamiento de Venecia, al prohibir el paso de los barcos de cruceros más grandes junto a la plaza de San Marco.

Venecia prohibirá que los mega cruceros pasen frente a la plaza San Marco, una imagen que arruina la estética del lugar

La imagen de estos mastodontes acuáticos pasando cerca de los edificios venecianos arruina la estética de la ciudad de los canales, por lo que las autoridades obligaron a que tomen una nueva ruta hasta el puerto de Marghera, en la cercana localidad de Mestre.

En tanto, en Mallorca hay proyectos impulsados por el gobierno autonómico para limitar la llegada de mega cruceros a Palma, aunque la última palabra la tiene la Autoridad Portuaria, que depende del Estado español.