El Titanic vuelve a navegar (pero con más seguridad)

El Titanic II tendrá las mismas medidas que el famoso transatlántico.

El Titanic vuelve a navegar (pero con más seguridad)

Una réplica del Titanic viajará en el Atlántico Norte a partir del 2022. La nave recreará el lujo del transatlántico, pero con mejores sistemas de seguridad

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

27/10/2018 - 13:57h

Desde que se hundió en 1912 generaciones de cruceristas se imaginaron que podrían navegar en el Titanic. Ese sueño (o pesadilla, visto como terminó) podría ser realidad en 2022, si se cumple el anuncio realizado por un empresario australiano.

Clive Palmer, un magnate de la industria minera y político conservador, afirmó que está construyendo una réplica del célebre barco, que podría operar de manera regular una ruta desde un puerto cercano a Londres hasta Nueva York.

Una de sus compañías, Blue Star Line, abrirá una oficina en París para impulsar el proyecto, aunque todavía no informó qué astillero lo construirá. A lo sumo se presentó un video con un render sobre sus características.

Eclipsado por los grandes cruceros

La idea es que el Titanic II sea idéntico a su antecesor: 264 metros de eslora (largo) por 32 metros de manga (ancho) y 28,7 metros de alto hasta la cubierta superior. Su tonelaje sería de 56.000 toneladas y podría transportar a 2.435 pasajeros y 900 tripulantes.

Es cierto que hace más de un siglo esta era la mayor embarcación civil del mundo, pero ahora quedaría como un hermano menor frente a los gigantescos barcos cruceros. A modo de comparación, el más grande del mundo, el Symphony of the Seas de Royal Caribbean tiene 360 metros de largo, 72 de ancho y 66 de alto, y puede llevar a 6.360 pasajeros más 2.175 tripulantes.

Revivir el glamour del Titanic

Pero la idea no es competir por el tamaño, sino revivir el glamour y la leyenda del infortunado barco. Sus interiores respetarán el diseño original, incluida la famosa escalera del salón de baile. Habrá primera, segunda y tercera clase, y el lujo a bordo también será puesto al día con las amenities más modernas del mercado.

El impulsor del Titanic II asegura que recibió ofertas de hasta un millón de euros por un billete en el viaje inaugural

Para evitar que los fantasmas de la tragedia lo acosen, Palmer aseguró que el Titanic II tendrá la última tecnología en sus sistemas de navegación. Cuando chocó contra el iceberg más famoso de la historia, el Titanic original contaba con 1.178  plazas en los botes salvavidas para sus más de 3.000 pasajeros y tripulantes. Aquel 12 de abril de 1912 murieron más de 1.500 personas.

Ya hay interesados en navegar

Esta es la segunda vez que Palmer anuncia al mundo que construirá el Titanic II . La primera vez fue en 2012, pero una serie de conflictos judiciales con una de sus empresas mineras retrasó todo el proyecto.

El empresario asegura que recibió cientos de solicitudes para comprar un billete, e incluso afirmó que tiene ofertas de hasta un millón de euros por poder participar en el viaje inaugural.

Técnicamente esta sería la segunda réplica del Titanic. En la provincia de Sichuan se está construyendo un barco idéntico, la atracción principal de un parque de diversiones junto al río Qijian. Pero no podrá navegar: el mar se encuentra a 10.000 kilómetros de distancia.