Qué equipaje llevar (y qué no) en un viaje en crucero

Aunque sean más informales que décadas atrás, los cruceros siempre invitan a tener un vestuario informal pero elegante.

Qué equipaje llevar (y qué no) en un viaje en crucero

La variedad de actividades y escalas en un viaje en crucero requieren un poco de planificación sobre qué prendas y accesorios llevar a bordo

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

15/07/2019 - 18:30h

En un crucero lo que se viste para la comida del mediodía quizás no sea adecuado para la cena. A bordo se puede estar en el casino, en una discoteca, en la piscina o en una excursión que implica horas de caminata. Para cada ocasión se necesita un tipo de vestuario preciso, y eso puede agobiar a muchos viajeros. Pero hay soluciones.

El límite es una ayuda

Lo primero que debe recordar el viajero es que hay un límite. Y no tanto por parte del barco, generosos en medidas y pesos de las maletas, sino de las aerolíneas.

Las aerolíneas permiten llevar una pieza de hasta 23 kilos en bodega y una más pequeña de entre ocho y 10 kilos en cabina. No es buen negocio estar muy elegante a todas horas en un crucero si eso implica pagar recargos por sobrepeso en el aeropuerto.

cubierta cunard
Prendas de estilo casual, cómodas e informarles sin perder la elegancia, para estar en cubierta. Foto: Cunard.

¿Cuántas maletas llevo?

A esos límites hay que restarles, al menos, cuatro y cinco kilos. La razón es que durante un viaje se suelen comprar recuerdos, prendas de vestir, y eso incrementa el peso total.

Si la aerolínea tiene el límite de 23 kilos por maleta, conviene viajar con cinco kilos menos, para tener un margen para las compras en el crucero y las excursiones

Un truco es que además de la maleta grande y de la más pequeña en cabina se viaje con un bolso pequeño, como el que podría llevar un ordenador, que además de servir para las excursiones será muy útil para guardar pequeños objetos.

En búsqueda del equilibrio

Aunque la formalidad haya conquistado a los cruceros, cabe mantener un equilibrio. No es cuestión de estar todo el día en chanclas a bordo, pero tampoco es necesario vestir americana y corbata o un vestido de cóctel para la comida del mediodía.

[Para leer más: Los 10 errores más habituales de un viaje en crucero]

Entre las mujeres, para los viajes por el Mediterráneo, el Caribe o cualquier otro destino cerca del Ecuador en esta época del año, los mejores aliados son unos pantalones cortos.

Unos pantalones cortos, cómodos pero con un toque elegante, son versátiles para las comidas informales, la piscina y las excursiones

Que sean informales, sí, pero sin olvidar una cierta cuota de elegancia. De colores claros, de algodón, que sean tan versátiles para la piscina como para el comedor al mediodía o para los paseos en el puerto.

hombres royal caribbean
Para los hombres, las camisas de tonos claros y las bermudas sirven tanto para la cubierta como para las comidas informales. Foto: Royal Caribbean.

Jeans y camisetas de tonos claros, con una elegancia casual, son ideales para pasear en cubierta o para conocer las atracciones del barco.

En las cenas habrá al menos dos ocasiones en que se requiere una vestimenta más formal. Lo ideal es pensar qué vestido sería el adecuado si invitan a una recepción o a un restaurante elegante en la ciudad.

El código ‘resort casual’

Para el resto de ocasiones nocturnas el código de vestimenta común es el de resort casual. Eso significa presentar un atuendo elegante, aunque no necesariamente con camisas o vestido de seda. Mejor que sean de algodón, con prendas que puedan combinarse a lo largo del trayecto.

Se sugiere llevar un calzado ideal para la ocasión formal, un par de zapatillas para caminar en las excursiones y un par de sandalias que encajen tanto para los encuentros informales como para usar en las cercanías de las piscina.

Entre los hombres

Entre los hombres, además de algún jean, se puede llevar un pantalón khaki que le da un toque elegante pero sin ser formal. Mejor si es de tonos claros. También un pantalón de traje o de pana permite ser combinado para las diversas ocasiones en que haya que cambiar de vestuario.

Un par de corbatas sacan del apuro para las ocasiones más formales

Las camisas son obligatorias en las cenas que requieren un código de vestimenta más estricto, pero también se pueden usar modelos más informales, arremangadas, para las comidas del mediodía o en atracciones como el cine o las discotecas.

mujer crucero informal
Sandalias y un vestido informal sirven para muchas ocasiones.

Una americana aporta el toque de elegancia necesaria para las cenas de gala, y no cuesta nada llevar un par de corbatas que quitan del apuro en más de una ocasión.

Los pantalones cortos también pueden ser la prenda que más se use, pero es mejor que sean de un corte elegante, apenas por encima de la rodilla. Los modelos que son más largos aportan más confusión que claridad.

El truco del alquiler

Los zapatos deben combinar con el vestuario más elegante. Ni en broma para estas ocasiones quedan bien las zapatillas, por más caras que sean. Ese tipo de calzado es recomendado para el mediodía o para caminar en las ciudades a visitar.

[Para leer más: Dime cómo quieres viajar y te diré tu crucero ideal]

Hay cruceros que alquilan esmóquines, y si bien no es una exigencia de las navieras, puede ser una buena oportunidad para probar una prenda así. Y se evita la necesidad de llevar un traje en el equipaje.

Detalles ante las temperaturas

Un sombrero liviano, tipo Panamá, o una gorra (pero sin estridencias) evitan dolores de cabeza por una intensa exposición solar.

gala crucero
Las cenas de gala tienen un código de etiqueta formal. Y conviene respetarlo. Foto: P&O Cruises.

También conviene tener a mano un rompeviento o chaquetas livianas que ayuden a estar más cómodos ante la brisa marina o si la temperatura desciendo algunos grados en tierra.

Un sombrero liviano o una gorra evitan sofocos ante la exposición solar

Todos estos consejos, como se dijo, son recomendados para viajes en el verano. Al Hemisferio Sur, el Ártico o los países bálticos, ni hace falta aclararlo, hay que tener en cuenta la ropa de abrigo, como jerseys, sudaderas tipo polar, gorros de lana, guantes y bufandas para combatir el frío.

Accesorios en el equipaje

Más allá de las prendas de vestir, el equipaje se complementa con los mismos accesorios necesarias para cualquier viaje: gafas de sol, un kit con medicamentos para pequeños malestares (dolor de cabeza, algún apuro estomacal), protector solar, cargador del móvil y la tableta y un adaptador para evitar sorpresas con los tipos de enchufes.

[Para leer más: Esto es lo que nunca deberías hacer en el camarote de crucero]

Una tarjeta de memoria adicional con un lector y una unidad USB permitirán limpiar el móvil o la cámara de fotos en caso de que nos haya atrapado la fotografía.

cell phone crucero
Además de la ropa, también hay que llevar accesorios tecnológicos para el viaje en crucero.

Lo que no hace falta llevar

Los binoculares son un buen accesorio, sobre todo para los cruceros de expedición. En los viajes se alquilan equipos para hacer snorkel, aunque son modelos poco sofisticados.

No hace falta llevar toallas, pero sí puede ser útil tener bolsos de nécessaire para cargar cosméticos y otros elementos de aseo y tocador. También hay organizadores de zapatos y joyas plegables que ayudan a tenerlos a mano.

Y no intente llevar bebidas alcohólicas a bordo: lo más probable es que sea confiscado, y ese peso extra en la maleta se podría haber aprovechado para llevar otra prenda o accesorio.