Este es el único crucero que te garantiza ver la aurora boreal

MS Roald Amundsen es el barco más innovador y sostenible de Hurtigruten. Foto: Karsten Bidstrup.

Este es el único crucero que te garantiza ver la aurora boreal

Especialista en la navegación a través de las costas noruegas, solo en un crucero de Hurtigruten verás sí o sí auroras boreales

Mar Nuevo

Madrid

16/10/2019 - 18:24h

Llega la temporada mágica de las auroras boreales, uno de los fenómenos más misteriosos y fascinantes del mundo y, un año más, viajeros de todo el mundo se lanzan a su ‘caza’ a través de experiencias que van desde hoteles de lujo a cabañas entre los árboles, iglús o cubos de cristal. Pero solo hay un crucero que te garantiza su observación.

Entre principios de octubre y finales de marzo en el hemisferio norte, entre paisajes teñidos del blanco de la nieve y lejos de cualquier contaminación lumínica, las noches se colorean en un espectáculo único de cortinas multicolores que iluminan el cielo con una inabarcable gama de tonalidades verdes, violetas y rojizas.

Esquivas y caprichosas, viajar para ver la aurora boreal es como comprar lotería. O era, ya que los cruceros de Hurtigruten vienen con un sello que garantiza su contemplación

[Para leer más: North Pole Igloos: así es dormir en el hotel más al norte del mundo]

Pero no siempre es fácil verlas. Esquivas y caprichosas, como fenómeno natural es imposible predecirlas de forma exacta.

Noruega es uno de los mejores países del mundo para ver la aurora boreal. Foto Stian  Klo
Noruega es uno de los mejores países del mundo para ver la aurora boreal. Foto: Stian Klo | Hurtigruten.

Sin embargo, y aunque pueden verse en lugares como Alaska, Canadá, Groenlandia, Finlandia, Suecia, Siberia o Islandia, Noruega y, particularmente los lugares que se ubican por encima del Círculo Polar Ártico, son algunos de los mejores lugares del mundo.

Cazar auroras desde un crucero

La línea Hurtigruten, especializada en la navegación de las costas noruegas, es la única compañía que cuenta con un sello de garantía, Northern Light Promise, que garantiza la observación de auroras boreales.

Ese compromiso consiste en que, si la observación de las auroras boreales no es posible debido a las condiciones climatológicas durante el recorrido clásico completo Bergen-Kirkenes-Bergen entre el 1 de octubre y 31 de marzo de 2020, Hurtigruten regala un viaje de 6 o 7 días para que tenga una nueva oportunidad para ver este espectáculo de luces.

El capitán cuenta con un sistema de avisos para notificar a todos los viajeros cuando se esté produciendo una aurora boreal que llega a todos los espacios -públicos y privados- del barco

En 2017, según fuentes de la compañía, no se regaló ni un solo viaje, lo que indica el grado de éxito de las expediciones.

Y es que desde los biólogos, geólogos o historiadores que viajan a bordo y que ofrecen una inmersión total en la cultura y la naturaleza noruega al propio capitán, que activa un sistema de avisos que llega a todos los huéspedes para que puedan contemplar este suceso, ya sea al aire libre o en las salas panorámicas interiores, todo en el viaje se confabula para que los pasajeros alcances su ansiada visión.

El capitán del barco te avisará cuando haya una aurora. Foto Rjan Bertelsen | Hurtigruten.
El capitán del barco te avisará cuando haya una aurora. Foto Rjan Bertelsen | Hurtigruten.

Rumbo al norte

Durante el recorrido, el pasajero contemplará el maravilloso paisaje ártico al cruzar el paralelo 71 dirección a Cabo Norte, el punto más septentrional de Europa y a tan sólo 2.000 kilómetros del Polo Norte.

Una esfera de hierro marca el momento, levantándose sobre un acantilado a 307 metros sobre el nivel del mar y creando unas impresionantes vistas a los ojos del viajero.

El crucero ofrece todo tipo de experiencias y actividades para zambullirse en la cultura noruega, desde pescar cangrejos reales a preprar pastelitos de pescado, conducir motos de nieve o trineos de perros

Rumbo al norte se recorrerá la pintoresca costa noruega hasta Kirkenes, cerca de la frontera rusa y última parada del Expreso del Litoral. Allí se podrá visitar la ciudad de Tromsø, también conocida como el París del Norte, y observar una de las cordilleras más impresionantes de Noruega, los llamados Alpes de Lyng.

Actividades inmersivas

Pescar cangrejos reales en el mar de Barents, visitar el hotel de hielo, conducir motos de nieve a través de la tundra o montar en un trineo tirado por perros a través del paisaje que poco a poco se cubre de un gran manto blanco son otras de las experiencias que permiten exprimir al máximo la aventura.

MS Roald Amundsen. Foto: Karsten Bidstrup | Hurtigruten.
MS Roald Amundsen. Foto: Karsten Bidstrup | Hurtigruten.

Expertos marineros enseñarán al pasajero a hacer nudos náuticos y a preparar pastelitos de pescado en cubierta. Incluso, el chef del barco mostrará como aprender a filetearlo.

Los más aventureros podrán realizar excursiones con raquetas de nieve, disfrutar de una excursión de avistamiento de ballenas a través del mágico paisaje de invierno noruego e, incluso, esquiar.

Además, todos aquellos que quieran adentrarse en la cultura e historia noruega podrán hacerlo con las conferencias a bordo.

El viaje básico tiene un precio desde 1.222 euros en cabina polar interior con todas las comidas incluidas.