Las cinco suites de cruceros más lujosas del mundo

La Suite Regent rompe todos los récords entre los cruceros de lujo.

Las cinco suites de cruceros más lujosas del mundo

Tan grandes como las habitaciones de los hoteles cinco estrellas, estas son las suites de cruceros que despliegan más lujo en sus servicios y comodidades

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

28/01/2019 - 19:01h

Los cruceros de lujo basan su propuesta de alta gama en la exclusividad pero, obviamente, también en desplegar unas comodidades que están fuera del alcance del resto de los pasajeros. Con detalles en su decoración como pianos de cola y discretas entradas para mayordomos, estas son algunas de las suites más exclusivas de los cruceros.

Regent Seven Seas Explorer

En toda la flota de Regent Seven Seas Explorer hay una habitación más  especial que cualquiera. Solo una. Es la Suite Regent que tiene méritos para presentarse como la más lujosa en los mares del mundo.

Con 271 metros cuadrados y un balcón de 89, la suite cuenta con un spa privado con sauna, sala de masajes, sala de relajación revestida de cerámica y ducha con diferentes lluvias. Por supuesto que los servicios de masajes son libres, sin restricciones de tiempos u horarios.

La habitación, que tiene vistas de 270 grados sobre la popa, cuenta con dos dormitorios y presenta detalles como revestimientos de mármol con maderas exóticas y lámparas de cristal de Murano.

Para leer más: así es la suite más cara del crucero más caro

seven seas2

El salón tiene ventanas que van desde el piso al techo, hay dos televisores de alta definición 4K, en las mesas ratonas se despliegan libros de arte de edición limitada, y como toque de glamour, un piano de cola Steinway valuado en 230.000 euros.

La Regent Suite seguramente es la más cara del mundo entre los cruceros: 5.380 euros por noche y pasajero

Entre los servicios adicionales por contratar esta suite se encuentran un servicio de transfer en limusina, coche privado con chófer y guía turístico en cada escala y servicio de lavado y planchado libre.

La estancia en la Royal Suite cuesta 5.380 euros por persona y por noche, lo que la convierte en la más cara del mundo de los cruceros.

P&O Cruises Aurora

Este barco no es uno de los más nuevos del mundo de los cruceros, pero mantiene su categoría de elegancia con estas dos suites que se fusionan en una sola.

Se trata de la Suite del Piano y la Suite de la Biblioteca: tienen entradas independientes, pero una vez dentro basta abrir una puerta y las dos estancias se transforman en una sola.

P & O cruises

Obviamente la primera cuenta con este instrumento de cuerdas y la segunda con una biblioteca muy bien provista y con un equipo de audio de alta fidelidad.

Son como dos dúplex en uno, con una parte inferior de 53,4 metros cuadrados y un balcón de 6,7 metros, con puertas-ventanales de gran tamaño y reposeras reclinables en el exterior.

La Suite del Piano y la de la Biblioteca de P&O Cruises Aurora se convierten en una sola estancia si lo solicita el pasajero

El piso inferior cuenta con sofá en forma de L, una mesa con sillas para seis personas y barra de bar.

El piso superior, de 33,72 metros y al que se accede por una elegante escalera de madera, tiene dos camas singles que, con solo apretar un botón, se agrupan en una sola gracias a un dispositivo electrónico.

Sus ocupantes, que pagan 2.510 euros por persona y por noche, cuentan con servicio de mayordomo personal.

Queen Mary 2 de Cunard

Prácticamente con el mismo precio que la de P&O, y con una disposición similar, es la suite-duplex Balmoral-Sandringham del Queen Mary 2 de Cunard.

También las dos plantas se comunican con una escalera fastuosa, y toda la estancia tiene 208 metros cuadrados.

Para leer más: Los cruceros de lujo se expanden a toda máquina

Los dos baños están decorados con mármol, con jacuzzi y duchas separadas, y desde el balcón se tiene una magnífica vista a la piscina de la cubierta posterior.

cunard

El restaurante Queens Grill tiene un servicio diferenciado para los ocupantes de la suite, como un área reservada en el salón; tan exclusivo como el lounge y el solarium privado.

Crystal Serenity, en Crystal Cruises

Los 125 metros cuadrados de la suite Crystal Penthouse, en esta naviera de lujo, está decorada con paredes de mármol y lámparas con cristales de Swaroski, además de pisos de madera y revestimientos de azulejos italianos.

El baño tiene un jacuzzi propio, y desde el balcón se accede a una cubierta privada para desconectar o socializar con los invitados.

El mayordomo de la suite de Cristal Cruises tiene una discreta entrada independiente en la estancia

El dormitorio principal tiene un amplio vestidor y el cuarto de TV se puede convertir en una segunda habitación gracias a un sofá cama de grandes dimensiones y un baño adicional de fácil acceso. Como rasgo de discreción, el mayordomo tiene una entrada independiente de la principal.

crystal serenity 01

Por cada noche, el precio es de 1580 euros por persona.

Royal Caribbean Quantum y Oasis

Las Royal Loft Suites se presentan solo en los barcos de las líneas Qantum y Oasis de Royal Caribbean. Son penthouses de dos pisos, con ventanales que van del piso al techo, con un espacio de 148,55 metros cuadrados.

El balcón, más bien, parece una cubierta privada, con una superficie de 81,2 metros cuadrados, que cuenta con un jacuzzi y un área con mesas y sillas para comer o dejar pasar el tiempo.

royal caribbean

También hay un jacuzzi en el baño principal, y un segundo lavabo sirve para los pasajeros que se quieran alojar en el salón, ya que el sofá se puede convertir en cama doble.

El precio por disfrutar de esta suite es de 1.555 por noche y por persona.