Las extraordinarias cifras del crucero más largo del mundo

Está a punto de partir (y hacer historia) el crucero más largo del mundo. Foto: Viking Cruises.

Las extraordinarias cifras del crucero más largo del mundo

245 días de travesía, 111 puertos y 51 países. Salvo incidencias, el Viking Sun batirá el Récord Guinnes como el crucero continuado más largo de la historia

Mar Nuevo

Madrid

30/08/2019 - 18:29h

Saldrá mañana de Londres y puede que, a su vuelta, el 2 de mayo de 2020, Reino Unido ni siquiera esté ya en la Unión Europea. Recorrerá todo el mundo en un viaje épico a través de 111 puertos y 51 países a lo largo de 245 días. Salvo incidencias, el Viking Sun y sus 930 pasajeros entrarán en el Libro Guiness de los Récords como el crucero continuado más largo de la historia.

Tras el registro por parte de la compañía Viking, un juez oficial de Guinness World Records le esperará en Londres dentro de ocho meses para certificar el hito y extender el certificado correspondiente.

El viaje ofrece una circunnavegación del planeta de 245 días con 22 noches de estancia en diferentes puertos

[Para leer más: El tamaño sí importa: estos son los diez cruceros más grandes del mundo]

Una vuelta al mundo épica

“Durante más de 20 años nos hemos comprometido a conectar a los viajeros con experiencias culturalmente inmersivas que les permitan explorar el mundo cómodamente”, explicó el presidente de Viking, Torstein Hagen.

Solo necesitas 245 días y 73.000 euros para realizar la hazaña. Foto: Viking Cruises.
Solo necesitas 245 días y 73.000 euros para realizar la hazaña. Foto: Viking Cruises.

Y, en efecto, su Ultimate World Cruise es el itinerario más extenso disponible en la industria, con casi el doble de la duración que sus anteriores cruceros que ofrecían la vuelta al mundo.

Con capacidad para 930 pasajeros, el viaje se extiende a lo largo de ocho meses, en los que visitará Escandinavia, el Caribe y América del Sur, las remotas islas tropicales del Pacífico Sur, Australia y Asia, el Mediterráneo y Europa.

El crucero recorre todos los continentes con excepción de la Antártida

En cada uno de los 111 puertos se ofrecen excursiones para explorar el destino y el barco cuenta con todo tipo de comodidades para esta larga estancia.

Los precios de los pasajes van desde 73.000 a 215.000 euros en función del camarote escogido (existen cinco tipologías disponibles, con la Owner’s suite como la más exclusiva). Eso sí, la cifra incluye vuelos en clase ejecutiva, pernoctaciones en 23 hoteles en tierra, entre ellos en Rio de Janeiro, Boston, Buenos Aires y Hong Kong, y todas las propinas.

Las otras cifras

¿Cómo se organiza un viaje de 245 días? La nave, de 47.800 toneladas brutas y 227 m de eslora, recorrerá seis continentes -no pasará por la Antártida- y recorrerá 55.700 millas náuticas.

2019 2020 Ultimate World Cruise. Imagen: Viking Cruises.
2019 2020 Ultimate World Cruise. Imagen: Viking Cruises.

Servirá 680.000 comidas a bordo y para ello llevará a bordo 250.000 botellas de agua, 90.000 de vino y 100.000 de champagne, 2,3 toneladas de helado, 15.800 k de queso, 900.000 huevos y 72.500 k de pescado, así como 9.000 k de café.

En las 680.000 comidas que servirá a bordo se descorcharán 90.000 botellas de vino y 100.000 de champagne

Durante la travesía, a bordo de elegantes camarotes y espacios comunes, diferentes especialistas proporcionan información sobre la historia y la cultura de cada lugar que se visita, así como excursiones opcionales y entradas VIP a espectáculos y museos.

El camarote, la casa de los afortunados pasajeros durante los ocho meses de viaje, están equipados con camas king size con textiles de lujo, grandes armarios, wifi gratuito e ilimitado y amenities de primera calidad. Todos disponen, además, de terraza para asegurar las vistas panorámicas.

Para más lujo, la Owner’s suite cuenta con sala de estar decorada con obras de arte originales, sauna, salón con capacidad para hasta 12 personas, cocina, bodega de vinos y su propio chef.

El crucero está decorado en un estilo nórdico funcional y minimalista. Foto Viking Cruises.
El crucero está decorado en un estilo nórdico funcional y minimalista. Foto Viking Cruises.

Además, todos los pasajeros pueden relajarse en la piscina infinita y el spa con gruta de hielo, asistir a clases de yoga y cocina, ir al teatro, escuchar jazz en uno de los pubs del barco o admirar obras originales de artistas como Edvard Munch.

[Para leer más: Los cruceros de expedición dan el gran salto adelante]

Un viaje único en la vida

Es posible que los pasajeros de este crucero descubran, en 245 días, más países y destinos que muchas personas a lo largo de toda su vida.

El itinerario mezcla destinos y experiencias de todo tipo, desde los lugares más destacados de Londres, como el Parlamento, el Big Ben, la Abadía de Westminster y el Palacio de Buckingham, al Cristo Redentor en Río de Janeiro o las exóticas playas de Ipanema, pasando por la selva amazónica y Machu Picchu, en Perú.

Rumbo al sur, el barco llega a Ushuaia, conocida como el fin del mundo, desde donde se pueden explorar los lagos Escondido y Fagnano o el Parque Nacional Tierra del Fuego.

Viking Sun en Hong Kong. Foto Viking Cruises.
Viking Sun en Hong Kong. Foto: Viking Cruises.

También se detiene una noche en Hobart, capital de Tasmania, y en Vietnam, para explorar la ecléctica Ciudad Ho Chi Minh, hogar de modernos rascacielos, edificios coloniales franceses y palacios.

A su paso por la bulliciosa Mumbai, la capital financiera, comercial y de entretenimiento de la India, se conocerá la historia de Gandhi en el Museo Mani Bhavan Gandhi y se podrán visitar los Jardines Colgantes.

El complejo de Angkor en Camboya y los templos y tumbas de Luxor, en la antigua ciudad egipcia de Tebas son otras de las paradas de este itinerario inacabable, que incluye un total de ocho puertos en América del Sur nunca antes visitados por Viking: Roseau, Dominica, La Serena e Iquique en Chile, Arequipa, Pisco y Lima en Perú, Quito en Ecuador y Ciudad de Panamá.

La oferta de experiencias es, asimismo, mareante, y va desde conocer los entresijos del castillo de Highclere, la ‘abadía real de Downton’, a visitar a puerta cerrada el Museo del Hermitage de San Petersburgo, pasando por recibir clases de cocina en un castillo toscano, disfrutar de un concierto de órgano en la catedral de Berlín o una cena exclusiva en Churchill War Rooms en Londres.

Viking Sun en Bora Bora. Foto: Viking Cruises.
Viking Sun en Bora Bora. Foto: Viking Cruises.

245 días sin cocinar

La gastronomía es otro de los aspectos más mimados en el barco, de elegantes líneas nórdicas y diseño funcional.

Cuenta con ocho restaurantes (todos ellos sin cargo adicional) que ofrecen pescados y mariscos, especialidades americanas, barras de sushi o cocina de autor. Otros tres bares sirven todo tipo de bocados más ligeros, mientras que diferentes chefs invitados que subirán al barco en distintos puertos ofrecerán sus propias creaciones y estilos propios de cocina y platos típicos de los lugares que se visitan.