Los cruceros conquistan el paraíso con sus islas privadas

La isla privada de MSC Cruceros cuenta con 160 kilómetros cuadrados de aguas protegidas.

Los cruceros conquistan el paraíso con sus islas privadas

Las compañías de cruceros expanden sus inversiones en islas privadas ubicadas en el Caribe, para ofrecer una renovada propuesta de viajes de lujo y relax

MSC Cruceros inaugurará su nueva isla privada en noviembre, y así esta compañía se suma a la tendencia de las grandes navieras que son propietarias de pequeños enclaves insulares en el Caribe para que sus pasajeros disfruten de una parcela del paraíso.

La geografía de este mar moldea a estas islas en una misma imagen: aguas cristalinas, arenas blancas y finas, y una infraestructura de bares, restaurantes, spas, juegos y mercadillos que buscan, en la medida de lo posible, tener un impacto discreto de la naturaleza.

msc isla 2
La isla privada de MSC será inaugurada el 9 de noviembre.

El paraíso privado de MSC

Ocean Cay MSC Marine Reserve es una isla del archipiélago de Bahamas, a 100 kilómetros de Miami, rodeada de 165 kilómetros cuadrados de aguas protegidas. La intención de la naviera es que, además de ser un centro de diversión y relax para sus pasajeros, también ayude a proteger el frágil ecosistema marino de ese mar.

La isla privada de MSC Cruceros también sirve como centro de protección ambiental

Además los viajeros que realizan cruceros de Miami a Cuba podrán participar en programas de entretenimiento educativo sobre la protección de los océanos y la importancia de conservar los arrecifes de coral, a tono con la tendencia de muchas compañía de combinar viajes con seminarios de divulgación científica.

Servicios sostenibles

Estos cayos antiguamente se dedicaban a la extracción industrial de arena, y la llegada de MSC como propietaria ayudó a regenerar la biodiversidad.

Por ello en el lugar la presencia de infraestructura es la estrictamente necesaria para ofrecer un servicio de calidad pero que sea sostenible. Hay siete zonas de playa distribuidas en tres kilómetros de costa, dotadas de tumbonas y casetas en algunas.

msc isla 3
Ocean Cay MSC Marine Reserve tendrá infraestructuras respetuosas con el medio ambiente.

En el lugar hay dos lagunas para practicar deportes acuáticos, como snorkel, paddle surf y kayak, y quien busque algo más de privacidad puede alquilar un bote privado para llegar a una isla más pequeña, donde le espera una playa con una caseta, tumbonas, comidas y bebidas.

En el lugar también habrá puestos de comida regionales, servicio de bufé y una docena de bares, desde tradicionales hasta más sofisticados.

El mega emprendimiento de Royal Caribbean

Royal Caribbean cuenta con el atracadero privado de Labadee, un resort de Haití de 105 hectáreas, dividido en siete sectores: Bahía del pirata, Plaza del dragón, Plaza Labadee, Playa Adrenalina, La Cueva de Colón, Playa de Nellie y el exclusivo Barefoot Beach Club.

Algunos están más centrados en la diversión (como la tirolina más larga del mundo, de casi 800 metros de largo), están los sectores para hartarse de comer en barbacoas libres, y otros se dedican a una oferta de relax frente al mar.

Royal Caribbean invirtió 175 millones de euros en las infraestructuras de la isla privada de Coco Cay

Pero la naviera tirará la casa por la ventana en mayo con la apertura de Coco Cay, una isla de las Bahamas cerca de Freeport y Nassau donde invirtió 175 millones de euros para crear el concepto Perfect Day, consistente en un parque de diversiones con globos aerostáticos y toboganes acuáticos, cabañas sobre el mar para los que buscan aislamiento y piscinas con tumbonas y bares para tener una diversión más adulta.

Entusiasmados con esta veta de negocios Royal Caribbean anunció que abrirá cinco complejos similares hasta el 2024 en islas privadas del Caribe y en mares de Australia y China.

Las dos opciones de Norwegian Cruise Line

Norwegian Cruise Line es propietaria del Great Stirrup Cay, ubicada en la cadena de cayos de las Islas Berry, en Bahamas.

Esta isla de 101 hectáreas cuenta con zonas gastronómicas, cabañas con playas privadas, un mercadillo de productos regionales y un parque acuático para niños.

Great Stirrup Cay
Great Stirrup Cay, la isla privada de Norwegian Cruise Line.

En Belice esta compañía de cruceros tiene un complejo en la isla de Harvest Caye (propiedad del gobierno de este país), que sirve para las escalas de los barcos Oceania y Regent que navegan por el Caribe oriental.

A diferencia de otras islas privadas, aquí no hay buffets en la costa para comer: los barcos atracan temprano, dejan que sus pasajeros bajen a bañarse o tomar sol, y cuando quieren comer, regresan a la embarcación.

Las islas de Disney, Princess y Holland American

Disney Cruise Line es dueña de Castaway Cay, una isla de 40 hectáreas de arenas blancas y aguas transparentes al norte de Bahamas. Solo los pasajeros de los cruceros pueden hacer uso de sus instalaciones y juegos, y sus paisajes fueron utilizados en la película Splash, en el momento en que Tom Hanks encuentra a la sirena encarnada por Daryl Hannah.

castaway disney
Castaway Cay, la isla reservada solo para pasajeros de los cruceros de Disney.

En 1997 Holland American Line pagó seis millones de dólares por la Isla Pequeña de San Salvador, también integrante de las Bahamas. Rebautizada como Half Moon Cay, sus 97 hectáreas de aguas prístinas y arenas suaves como talco son deseadas por los pasajeros que viajan en las rutas por el Caribe y el Canal de Panamá.

Los cruceristas que viajen en los barcos de Princess Cruises suelen atracar en Princess Cays, a 112 kilómetros de Nassau, donde hay 2,5 kilómetros de playas blancas, pequeños centros comerciales, restaurantes y centros para practicar deportes acuáticos.