Los cruceros conquistan los confines del planeta

Silversea introduce el concepto de ultralujo en los cruceros de expedición. Foto: Silversea.

Los cruceros conquistan los confines del planeta

Silversea y Hurtigruten logran atravesar los complejos Pasos del Noreste y del Noroeste en dos viajes que siguen los pasos de los exploradores polares

Mar Nuevo

Madrid

26/09/2019 - 12:21h

En la búsqueda de experiencias más auténticas y en viajes que siguen los pasos de los grandes exploradores polares como Roald Amundsen, los cruceros conquistan una de sus últimas fronteras, como son los míticos Pasajes del Noreste y Noroeste, a bordo de buques a medio camino entre la expedición, la aventura y el lujo.

Por primera vez en su historia, la compañía Silversea completaba, entre el 10 de agosto y el 5 de septiembre, el Pasaje del Noreste (de Alaska a Noruega pasando por Rusia) en una ruta entre Nome y Tromsø de más de 5.000 millas náuticas y 27 escalas en tres países.

Para Silversea se trata de la primera vez que uno de sus barcos de expedición de lujo atraviesa con éxito el mítico Pasaje del Noreste

A bordo del Silver Explorer y acompañados por un rompehielos ruso en algunos de los puntos, los modernos exploradores disfrutaron de avistamientos de osos polares con sus cachorros, pasajes a través del hielo marino del Ártico, experiencias culinarias exclusivas y una inmersión por encima del paralelo 80 (80º de latitud).

Ice Cruising. Silversea.
La compañía repetirá estos cruceros en 2020. Foto: Silversea.

[Para leer más: ¿Los cruceros de lujo pueden ser ecológicos? Esta naviera cree que sí]

Un viaje que cambió el rumbo

Según explicó el líder de la expedición, Stefan Kredel, fue un viaje de los que cambian la vida. Y es que, según apuntaba en un comunicado de la compañía, “nada está garantizado en el extremo norte del mundo”.

La suerte con respecto al clima y las condiciones del hielo permitieron completar esta gesta que permitió obtener un buen puñado de “experiencias únicas y memorables” y que incluyen desde excursiones en kayak para observar osos polares y morsas entre témpanos de hielo a la participación en una actuación de folclore tradicional en Provideniya (Rusia).

Silversea planea repetir en 2020 este tipo de viajes que combinan la exploración con el ultralujo en los pasos del Noroeste y el Noreste

Historiadores, biólogos marinos, botánicos, geólogos, ornitólogos y un fotógrafo profesional son algunos de los 15 profesionales que acompañaron la expedición y que ofrecieron todo tipo de datos en alrededor de 50 conferencias y charlas inspiradas en los destinos que se atravesaban.


 

Entre las escalas se contaron la isla Kolyuchin en el mar de Chukchi, la isla de Ayon, en el mar de Siberia oriental, o las costas de Ostrov Isachenko, en las islas Kirov, donde se ofreció una experiencia gastronómica de altura con champán y blinis con caviar, para después a explorar los edificios abandonados, incluida una estación experimental rusa. Todo ello a una temperatura media de alrededor de 3 grados.

Un hito para la compañía que promete repetir en 2020 este tipo de viajes que combinan la exploración con el ultralujo en los pasos del Noroeste y el Noreste.

El último hito de Hurtigruten supone un paso más hacia los cruceros respetusos con el medioambiente

El Pasaje del Noroeste

Apenas un par de semanas después, Hurtigruten completaba su propia expedición a bordo del Roald Amundsen, el primer crucero híbrido de la compañía, en este caso del Pasaje del Noroeste (de Canadá a Noruega pasando por Groenlandia).

Así, el crucero se convierte en el primer barco alimentado por baterías en recorrer las más de 3.000 millas náuticas que discurren a través del pasaje marítico que une el Atlántico y el Pacífico por el norte del globo.

El MS Roald Amundsen en Canada. Foto: Karsten Bidstrup.
El buque MS Roald Amundsen en Canada. Foto: Karsten Bidstrup.

El itinerario recuperó la épica de un viaje que marcó la historia de la navegación a principios del siglo XX, cuando el explorador noruego Roald Amundsen -que da nombre a la embarcación- logró por vez primera atravesar esta ruta que, durante siglos, marinos de numerosas nacionalidades trataron de cruzar en vano.

[Para leer más: Los viajes de expedición se lanzan a dar la vuelta al mundo]

Un hito ecológico

Con el capitán Kai Albrigtsen al mando, el buque completó esta semana la ruta, que se convierte en un “hito ecológico” ya que hace tan solo unos años “se creía imposible construir un buque cuyo motor estuviera alimentado por baterías”.

Ahora, el MS Roald Amundsen da una nueva vuelta de tuerca a los viajes de expedición al lograr atravesar gracias a la propulsión híbrida uno de los estrechos marítimos más fabulosos del mundo.

Excursion Lancaster Sound Baffin. Foto: Andrea Klaussner
Se trata de la primera vez que un barco híbrido conquista el Paso del Noroeste. Foto: Andrea Klaussner.

Después de esta travesía, el MS Roald Amundsen se dirigió a su nuevo destino bordeando las costas de Norteamérica y Sudamérica en dirección Sur. Durante los meses de invierno llevará a cabo cruceros de exploración en la Antártida antes de regresar al norte en 2020, para llevar a cabo nuevas travesías por las costas de Alaska.

El MS Roald Amundsen encarna el futuro de los cruceros de Hurtigruten al unir el compromiso de la compañía con el medioambiente y su apuesta por las tecnologías sostenibles. Es también el primero de una nueva generación de híbridos que se incrementará en 2020 con la incorporación del MS Fridtjof Nansen, el segundo buque cuyo motor también funcionará gracias a baterías.