Los cruceros pequeños toman la delantera en la reapertura de viajes

SeaDream Yacht Club y Hurtigruten ya navegan por las costas noruegas. Foto: SeaDream Yacht Club

Los cruceros pequeños toman la delantera en la reapertura de viajes

Si bien las grandes líneas de crucero no volverán a operar hasta el fin del verano, las que cuentan con barcos pequeños ya vuelven a navegar

Mar Nuevo

Madrid

26/06/2020 - 12:15h

Los datos lo demuestran: hay ganas, y muchas, de volver a navegar en crucero. Y si bien las grandes líneas de cruceros, desde Carnival a Royal Caribbean pasando por Norwegian, Disney y MSC, han suspendido sus operaciones hasta el 15 de septiembre en el mercado más importante del mundo con son los EEUU, otras compañías comienzan a desplegar sus barcos con el Norte de Europa y el Mediterráneo en el objetivo.

Incluso en los EEUU, el primer emisor mundial en número de reservas con casi 15 millones de pasajeros que suponen el 51% de los cruceristas a nivel mundial, los barcos de menos de 250 pasajeros están exentos de la prohibición de operar dictada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), vigente hasta el próximo 24 de julio. Sin embargo, también estos mantienen pausadas sus operaciones.

Según anunció esta semana la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA), las grandes compañías extenderán voluntariamente la prohibición de navegar hasta el 15 de septiembre, una decisión que se debe a la situación actual dentro de los Estados Unidos relacionada con la COVID-19”.

Solo en los EEUU, el principal mercado de cruceristas del mundo, cada día que los barcos no navegan se traduce en pérdidas de 97,4 millones de euros

[Para leer más: Así se viaja en el primer crucero fluvial que vuelve a navegar]

Así, señala en un comunicado, “Aunque confiamos en que los cruceros futuros serán saludables y seguros, y reflejarán plenamente las últimas medidas de protección, también creemos que es apropiado errar por precaución para ayudar a garantizar los mejores intereses de nuestros pasajeros y miembros de la tripulación”.

Solo en ese país y según cálculos de CLIA, cada día sin cruceros supone pérdidas de 110 millones de dólares (97,4 millones de euros) y 800 empleos.

El Odyssey of the Seas se incorporará a la flota de Royal Caribbean en noviembre. Foto: Royal Caribbean.

Los grandes cruceros transportan a más de 5.000 pasajeros. Foto: Royal Caribbean.

Los barcos de empresas miembros la asociación como Carnival, Disney, Holland America Line, Norwegian, Royal Caribbean y Princess Cruises quedarán amarrados. Tampoco navegarán en sus aguas los buques de MSC Cruceros, que se sumó a la ampliación voluntaria del paro de sus operaciones de los barcos con embarque en Estados Unidos hasta la misma fecha (afecta a dos barcos que tenían previsto navegar la temporada en esta región: MSC Seaside y MSC Armonia).

Cruceros en el Mediterráneo

Mientras tanto, para la temporada de verano de 2020 MSC Cruceros ha anunciado recientemente el paro temporal de sus operaciones hasta el 31 de julio en las otras zonas en las que opera la compañía. ¿Significa eso que sí veremos sus barcos en el Mediterráneo?

Aunque aún sigue vigente la prohibición de los cruceros en España, en el puerto de Palma hay reservas para 3 escalas en julio y otras 35 en agosto

Para el director en España de la Asociación Internacional de Líneas de Crucero (CLIA), Alfredo Serrano, “hay mucho interés pero aun no hay certezas”. En una entrevista ayer en COPE, reconoció que “sí está empezando el interés por las navieras por cambiar la situación, en Europa y sobre todo en el Mediterráneo por la mejora de la situación sanitaria”. Así, se estaría trabajando con el Ministerio de Transporte en el caso español para ver si se puede reactivar pero lo cierto es que aún rige la prohibición del Gobierno al tráfico de cruceros. “Lo que hay son reservas y expectativas”, recalcó.

Solo por citar un ejemplo y según Autoridad Portuaria de Baleares, en Palma está prevista la llegada de tres cruceros en julio y otros 35 en agosto. Son reservas pero todavía no hay confirmación de que todos esos cruceros vayan efectivamente a llegar.

Los cruceros han vuelto a Europa

La diferente evolución de la pandemia y la diferente respuesta de los gobiernos ha permitido navegar ya algunos buques. Entre los oceánicos, Hurtigruten fue la primera en volver a navegar, el 16 de junio, con uno de sus clásicos circuitos Bergen-Kirkenes-Bergen de 12 días con parada en 34 puertos y decenas de fiordos a lo largo de la costa noruega. Operó a un tercio de su capacidad (con unos 200 viajeros) y solo con pasajeros nacionales y de otros países nórdicos, así como estrictos protocolos de higiene y seguridad.

Hurtigruten es la primera compañía de cruceros oceánicos en retomar la actividad. Foto: Hurtigruten.

Hurtigruten es la primera compañía de cruceros oceánicos en retomar la actividad. Foto: Hurtigruten.

Aprovechando el levantamiento de restricciones a los viajes de Noruega el pasado 15 de junio (que incluye la exención de cuarentenas para los vecinos de Dinamarca, Finlandia e Islandia), también el 20 de junio iniciaba sus operaciones el operador de barcos de pequeño tamaño con base en Noruega SeaDream Yacht Club.

Si bien generalmente desarrolla sus operaciones en el Mediterráneo y el Caribe, este verano tendrá Oslo como puerto base de sus dos barcos con capacidad para 100 pasajeros. De hecho, inicialmente ofrecía itinerarios de 7 y 12 días con un solo barco pero se vendieron tan rápidamente que la compañía destinó allí su otra embarcación.

Según su vicepresidente ejecutivo, Andreas Brynestad, las primeras cinco salidas están prácticamente agotadas y es que “La demanda está más allá de lo que cualquiera de nosotros podría haber esperado”. En su opinión, “la gente está increíblemente hambrienta de viajar, y nuestros pequeños yates son exactamente lo que está buscando ahora”. Cree que a la demanda nórdica se sumará pronto la de Reino Unido y los EEUU: “está ahí, seguro”, afirma. Y “es una gran noticia, no solo para nosotros, sino para toda la industria de cruceros".

Ponant, la línea de cruceros de lujo con sede en Francia, también espera la aprobación del gobierno para lanzar una serie de cruceros a lo largo de la costa gala que incluirían destinos como las Isles du Ponant, la costa de Bretaña y la isla de Córcega.

Cruceros fluviales

Pero si hablamos de barcos pequeños, los fluviales son los grandes ganadores. La compañía alemana Nicko Cruises puso su buque Nicko Vision en las aguas del Rin, en Alemania, a principios de junio. Aforo reducido, distanciamiento físico, eliminación del buffet, mascarillas en las excursiones, e itinerarios marcados con flechas en los espacios comunes son algunas de las medidas que indican el camino de la nueva realidad de estos viajes.

Entre las novedades, los cruceros fluviales llevarán un médico a bordo. Foto: Nicko Cruises.

Entre las novedades, los cruceros fluviales llevarán un médico a bordo. Foto: Nicko Cruises.

A partir de mediados de mes la compañía vuelve a operar gradualmente en el resto de destinos, siempre que las autoridades lo permiten. Desde esta misma fecha (17 de junio), la alemana A-Rosa también ha reiniciado sus viajes con itinerarios en el Duero, el Rin y el Danubio.

En España CroisiEuropa ofrecerás sus cruceros para este verano, en concreto desde el 16 de julio, entre ellos por el Duero y el Guadalquivir.

Incluso en los EEUU, los cruceros fluviales se observan como la oportunidad de tener las soñadas vacaciones en el agua, como ya hemos dicho, muy demandadas en este mercado. American Cruise Lines planea relanzar los suyos el 12 de julio con una navegación desde Memphis a Nueva Orleans, aunque también pretende poner a navegar sus barcos pequeños (175 pasajeros) en Alaska y Nueva Inglaterra la semana del 22 de julio.

Por su parte, UnCruise Adventures planea reanudar las salidas a Alaska el 1 de agosto un buque de solo 60 pasajeros. Alaskan Dream, que opera barcos de entre 12 y 76 pasajeros, planea lanzar cruceros por Alaska en agosto.