MSC se pilla los dedos con su isla privada de Bahamas

MSC está recuperando la isla Ocean Cay desde hace cuatro años. Pero no llegó a la fecha inaugural. Foto: MSC Cruises.

MSC se pilla los dedos con su isla privada de Bahamas

MSC cancela los primeros cruceros a Ocean Cay, en el archipiélago de Bimini, porque las instalaciones no están terminadas

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

12/11/2019 - 10:45h

Se suponía que en la primera semana de noviembre MSC Cruises inauguraría su isla privada Ocean Cay Reserva Marina, en las Bahamas. Pero llegó la fecha, y las instalaciones no están terminadas, por lo que la naviera tuvo que cancelar los primeros cruceros que iban a hacer escala.

El barco que iba a debutar en este paradisíaca isla, el MSC Meraviglia, tenía que haber llegado el 9 de noviembre. Esta escala fue cancelada, así como la del MSC Seaside para el 15 de este mes, de vuelta el MSC Meraviglia para el día 16, y el MSC Armonia para el 17.

Las instalaciones están incompletas

"Si bien anticipamos completamente que la isla estaría lista para recibir invitados esta semana, luego de una evaluación adicional con nuestro equipo en el sitio y de conocer los problemas operativos de último minuto que podrían afectar la experiencia del huésped, tomamos la decisión de cancelar las escalas programadas en Ocean Cay MSC Reserva Marina", dijo la compañía de cruceros en una nota de prensa.

Según informó la operadora de cruceros, el huracán Dorian y otras condiciones climatológicas de vientos fuertes y gran oleaje obligaron a parar las obras varios días. También hubo problemas con la nivelación de las arena en algunas zonas de la isla, con la finalización del segundo rompeolas y con la infraestructura del paisaje que debía estar "en línea con los criterios medioambientales de la compañía".

[Para leer más: Ecología y ocio sostenible: como será la isla privada de MSC Cruceros]

MSC precisó que el 5 de diciembre podrán llegar los primeros cruceros a la isla. A modo de compensación, propuso que los barcos desviados agreguen un día de navegación, que los pasajeros reciban un crédito de 100 dólares (90,6 euros) para gastar en las atracciones y locales gastronómicos del barco; y ofrece un 20% de descuento si vuelven a contratar un viaje con ellos.

Varios agentes pudieron advertir a sus clientes, pero muchos viajeros se enteraron a bordo de que no harían escala en la publicitada isla caribeña.

MSC Ocean Cay02
La isla Ocean Cay de MSC contará con restaurantes, spas y atracciones para el día y la noche. Foto: MSC Cruises.

MSC recupera el ecosistema de la isla

MSC compró esta isla, integrante del archipiélago de Bimini, en 2015. Hasta ese entonces allí funcionó una planta extractora de arena, que dejó el sitio desvastado.

Como compensación por la cancelación de la escala en la isla privada MSC ofrece un crédito de 90 euros para gastar en el barco

Durante cuatro años la naviera se dedicó a recuperar el ecosistema y replantar 4.600 árboles y otras 75.000 ejemplares vegetales.

Vuelven los corales y los peces

Los trabajos también implicaron la protección del fondo marino y la evaluación de la población de corales y peces para emprender acciones ambientalistas.

MSC Ocean Cay01
Ocean Cay cuenta con tres kilómetros de playas. Foto: MSC Cruises.

Precisamente la isla privada está rodeada de 165 kilómetros cuadrados de aguas protegidas, abundante en fauna submarina.

[Para leer más: Los cruceros conquistan el paraíso con sus islas privadas]

"Nuestro trabajo en la isla es un proceso continuo ya que nuestro compromiso de proteger, restaurar y conservar este hermoso cayo es parte de un esfuerzo de múltiples fases. En los próximos meses, MSC Cruceros también presentará un Centro de Conservación y un próspero vivero de corales en la isla, que servirá como una base activa para la educación e investigación de los corales", indicó la naviera.

Relax y sostenibilidad en el Caribe

"Cuando los pasajeros comiencen a llegar a Ocean Cay, serán recibidos por infinitas vistas de aguas cristalinas y algunas de las playas de arena blanca más vírgenes", describe la empresa.

En total habrá siete playas distribuidas en tres kilómetros de costas, en donde se emplazará una infraestructura de bares, restaurantes, spas, juegos y mercadillos que buscan, en la medida de lo posible, tener un impacto discreto de la naturaleza.

La sostenibilidad es el criterio que prima en la explotación turística de la isla. Por ejemplo aquí no habrá ningún deporte náutico de motor: si se quiere disfrutar del agua, pues se ofrecerán equipos e instructores para practicar pádel surf, kayak, snorkel y buceo.

En Ocean Cay estarán prohibidos los deportes náuticos con motor, para cuidar el ecosistema de las aguas protegidas

Al norte de la isla abrirá The Spa at Ocean Cay, un centro de masajes y relax de lujo basado en la tradición balinesa que se ofrece en el MSC Aurea Spa; y que usa productos naturales en sus tratamientos.

 

Cuando cae el sol MSC organizará diversas actividades, que tienen como centro principal a un faro de 30 metros que se activa al atardecer. Ya sea en los bares en primera línea de la costa o en las hogueras en la playa se podrá ver cómo cae el sol en el mar.

Para darle un toque autóctono, se organizarán desfiles de junkanoo, con trajes típicos y música tradicional.