No, los cruceros de lujo no son todos iguales (y te contamos por qué)

Los cruceros de lujo buscan la exclusividad. Pero los servicios entre las grandes navieras son diferentes. Foto: Silversea Cruises.

No, los cruceros de lujo no son todos iguales (y te contamos por qué)

Algunos cruceros de alta gama apuestan por la innovación, otros por una forma de viajar más clásica. Pero todos tienen en común su búsqueda de la excelencia

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

03/12/2019 - 18:59h

A grandes rasgos los cruceros de lujo parecen similares: barcos de tamaño intermedio, camarotes de grandes dimensiones, servicio de primera clase, platos elaborados con esmero por reconocidos chefs y una atención personalizada. Pero hay importantes diferencias entre ellos.

Entre la docena de compañías especializadas en los cruceros de lujo se encuentran Azmara, Oceania, Viking Ocean, Windstar, Sea Dream, Ponant y Paul Gauguin.

Y luego están las más grandes: Crystal Cruises, Regent Seven Seas Cruises, Silversea Cruises y Seabourn Cruise Line; que se han preocupado por expandirse con nuevas embarcaciones y cambianr el concepto actual los cruceros de lujo, indica un análisis de Cruise Critic.

Repasemos qué distingue a cada una de estas grandes navieras entre sí.

Regent Seven Seas

Esta compañía busca que el pasajero no se preocupe por ningún detalle: sus tarifas incluyen todos los servicios, desde excursiones a traslados, pasando por bebidas o uso de internet.

Sus camarotes se presentan como suites, casi siempre con balcón, decorados en un estilo clásico pero con detalles de modernidad que los viajeros agradecen.

Vista de la Regent Suite, la más grande entre los cruceros. Foto: Regent Seven Seas.

Vista de la Regent Suite, la más grande entre los cruceros. Foto: Regent Seven Seas.

Sus cuatro barcos para cruceros de alta mar, con capacidades de 490 a 750 pasajeros, son recomendados para los pasajeros que buscan una opción intermedia, ni tan grandes ni tan pequeños.

[Para leer más: Seven Seas presume del crucero con las suites más lujosas del mar]

La naviera presume de tener “el crucero más lujoso que jamás se haya construido”, el Regent Seven Seas Explorer. Quizás lo sea, porque allí se encuentra la suite más grande y una de las más exclusivas de los océanos, la Regent Suite, de 412 metros cuadrados (entre 278 de su interior y 89 del balcón).

Regent es una de las compañías que ofrecen cruceros de expedición de lujo. Foto: Regent Seven Seas.

Regent es una de las compañías que ofrecen cruceros de expedición de lujo. Foto: Regent Seven Seas.

La habitación, que tiene vistas de 270 grados sobre la popa, cuenta con dos dormitorios, un spa privado con sauna y presenta detalles como revestimientos de mármol con maderas exóticas y lámparas de cristal de Murano.

Entre sus restaurantes brilla la apertura de un nuevo local de cocina francesa y otro centrado en la gastronomía asiática. En tanto el restaurante Canyon Ranchs Spa despliega platos de tradición norteamericana en un ambiente más informal.

Crystal Cruises

Con el Crystal Symphony (con una capacidad de 922 pasajeros) y el Crystal Serenity (1.070 pasajeros) esta naviera tiene los barcos más grandes entre los que ofrecen un servicio de cinco estrellas.

Crystal Cruises tiene los barcos más grandes entre los cruceros de lujo

Gracias a sus generosas dimensiones, pueden ofrecer más actividades a bordo, desde tratamientos de coaching a clases de bridge, pasando por programas para niños.

[Para leer más: Estos son los cruceros de lujo que veremos este año]

Sin embargo la compañía promociona su servicio personalizado, y se preocupa por cultivar una atmósfera sofisticada con sus cenas de gala y sus comidas de estilo tradicional.

Los barcos de Crystal Cruises son los más grandes entre las navieras más exclusivas. Foto: Crystal Cruises.

Los barcos de Crystal Cruises son los más grandes entre las navieras más exclusivas. Foto: Crystal Cruises.

Su alianza con el chef Nobu Matsuhisa potenció sus propuestas gastronómicas, con los restaurantes Silk Road y Sushi Bar.

Crystal anunció que construirá su primer crucero desde 2003, con todos sus camarotes con balcón, con un tripulante por cada pasajero y con 48 residencias que podrán ser alquiladas con un contrato a 40 años.

La compañía avanza en el campo de los cruceros fluviales, con cinco embarcaciones con un servicio de primera categoría, los Crystal Bach, Debussy, Mahler, Mozart y Ravel. Además destaca por ofrecer viajes a destinos exóticos con vuelos en un Boeing 777-200LR.

Crystal Cruises combina sus cruceros con vuelos en un Boeing 777. Foto: Crystal Cruises.

Crystal Cruises combina sus cruceros con vuelos en un Boeing 777. Foto: Crystal Cruises.

Seabourn Cruise Line

Entre las grandes navieras de lujo esta fue la primera en invertir en nuevos barcos, que se suman a sus tres barcos de clase Odyssey lanzados entre 2009 y 2011. El Venture, que se estrenará en 2021, será un barco de expedición que tendrá hasta un submarino propio.

Sus servicios cubren todo el abanico posible del lujo oceánico, con una atención personalizada, una cocina sofisticada y tarifas que incluyen casi todo lo que se ofrece a bordo.

El Venture es la apuesta de Seabourn por conquistar el mercado de los cruceros de expedición. Foto: Seabourn.

El Venture es la apuesta de Seabourn por conquistar el mercado de los cruceros de expedición. Foto: Seabourn.

Entre las prestaciones más vanguardistas está el traslado en jet privado hasta el puerto de salida o llegada.

Los viajes de Seabourn se focalizan en experiencias diferentes, con interacciones con culturas exóticas

La estética de sus naves es elegante pero sin pomposidad. Sus cinco barcos pueden transportar una media de 450 pasajeros, donde hay suites de grandes dimensiones, sofisticados complejos de spa, terrazas con piscinas, restaurantes con interesantes propuestas gastronómicas y una agenda de actividades a bordo muy activa.

El Seabourn Sojourn es el protagonista de una vuelta al mundo de 140 días. Foto: Seabourn Cruises.

El Seabourn Sojourn es el protagonista de una vuelta al mundo de 140 días. Foto: Seabourn Cruises.

Entre sus pasajeros se encuentran viajeros solos o parejas, que buscan un servicio diferente al que ofrecen otras compañías. Para ellos Seabourn presenta viajes a sitios exóticos focalizados en las experiencias personales, donde se promueve la interacción del viajero con otras culturas.

[Para leer más: Así es la jubilación dorada a bordo de un crucero]

En sus nuevos barcos, el Encore y el Ovation (los más grandes de su flota) cuentan con los restaurantes del chef Thomas Keller (premiado con estrellas Michelin).

Silversea Cruises

La flota de Silversea está conformada por nueve barcos: siete de ellos botados entre 1994 y 2001; el Silver Spirit de 2009 y el Silver Muse de 2017. Entre ellos el más pequeño es el Discoverer (para 128 viajeros), mientras que los dos últimos llegan hasta los 600 pasajeros.

Debido a sus embarcaciones más pequeñas sus cruceros son solo para adultos (o al menos, no ofrecen actividades para niños).

Los barcos de Silversea tienen servicio personalizado de mayordomo. Foto: Silversea.

Los barcos de Silversea tienen servicio personalizado de mayordomo. Foto: Silversea.

Pero gracias a este factor puede ofrecer un servicio de mayordomo por cada camarote, y opciones exclusivas como el único restaurante Relais & Chateaux entre los cruceros.

[Para leer más: Así son las diez suites más lujosas de los cruceros]

Uno de sus mayores valores añadidos es la Gran Suite, un camarote de 132 m2 disponible en su barco Silver Spirit. Entre sus espacios se incluyen dos terrazas, baños de mármol con bañera hidromasaje, servicio de mayordomo privado, amenities de Bvlgari, un vestidor privado y una librería interactiva.

Silversea introduce el concepto de ultralujo en los cruceros de expedición. Foto: Silversea.

Silversea introduce el concepto de ultralujo en los cruceros de expedición. Foto: Silversea.

Sus viajes se centran en destinos exóticos, ya que sus barcos pueden llegar a puertos que las grandes embarcaciones no pueden tocar.

Entre ellos se encuentra el Finest World Tour, un crucero que durante 150 días (del 7 de enero al 6 de junio de 2021) recorrerá 34 países de seis continentes. El puerto de partida es Fort Lauderdale y el de regreso es Nueva York.