Las nuevas tecnologías revolucionan los escape room de los cruceros

'Phantom bridge' es el nuevo cuarto de escape de Princess Cruises que mezcla los enigmas con la tecnología. Foto: Princess Cruises

Las nuevas tecnologías revolucionan los escape room de los cruceros

Ya no se trata de resolver un puzzle: gracias a las tecnologías los cuartos de escape en los cruceros se convierten en una fascinante experiencia inmersiva

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

22/07/2019 - 12:54h

En poco tiempo la fiebre de los cuartos de escape (o escape room, como lo llaman sus devotos) saltó de las ciudades a los cruceros. Gracias al uso de las nuevas tecnologías el tradicional desafío de resolver un puzzle contrarreloj cambió a una audaz experiencia inmersiva a bordo.

El último grito de esta moda lo dará el año que viene la naviera Princess Cruises, que presenta su desafío Phantom Bridge en dos de sus nuevas embarcaciones, Sky Princess y Enchanted Princess.

Según anuncia la vicepresidente de la compañía, Denise Saviss, este juego “es una oportunidad exclusiva para vivir una aventura realista, con una experiencia que se multiplica en 700 diferentes opciones”, dijo.

[Para leer más: Las diez atracciones más fascinantes de los cruceros]

Ya no son cuartos de escape

La ejecutiva se cuida de no dar demasiados detalles de la atracción: es que aquí reside el mayor atractivo de los escape room: ignorar qué desafíos tendrán que resolver los participantes para poder cumplir su misión en menos de una hora.

Para Princess Cruises su nueva atracción no es un cuarto de escape sino un ‘mediascape room’

Pero por lo pronto adelantó que más que un cuarto de escape este es un mediascape room, gracias al uso de tecnologías que convierten a la experiencia en un viaje inmersivo como nunca se vio antes.

Uso de nuevas tecnologías

Para desarrollarlo Princess trabajó con Farbound, una empresa líder en experiencias de juegos inmersivos.

escape the rubicon puzzle room activity
Escape the Rubicon, el desafío a vencer en los cruceros de Royal Caribbean. Foto: Royal Caribbean.

Esta compañía desarrolló una tecnología que permite usar proyecciones de mapas, pantallas táctiles combinadas con objetos ocultos que ayudan a los participantes a ir resolviendo puzzles y enigmas lógicos que, luego, abren las puertas a nuevos acertijos.

La idea es que los jugadores se conviertan en capitanes de un barco y que pueden seguir su trayectoria en tiempo real, con un uso combinado de luces, sonidos y otros recursos tecnológicos que confunden la realidad con la ficción.

Pero nadie sabe cuándo comenzarán a llegar los problemas que habrá que resolver urgentemente.

Esta atracción estará ubicada en la cubierta 18 de esos nuevos cruceros. En cada desafío pueden jugar seis personas, y el juego tiene que estar resuelto en 23 minutos.

Inspirado en Hollywood

Royal Caribbean también da un paso adelante en la evolución de los escape room con su Escape The Rubicon, disponible en el barco Harmony of the Seas.

En este juego los participantes tiene que lograr la salvación en el S.S. Rubicon, gracias a la deducción de una serie de enigmas que se plantean en una sala dotada de dispositivos electrónicos.

observatorium royal caribbean
The Observatorium, otro de los cuartos de escape de Royal Caribbean.

“Lo que hemos construido es un auténtico set de Hollywood”, describe Nate Martin, consejero delegado de la compañía Puzzle Break. “No solo es cuestión de resolver un acertijo, aquí se trata de usar la tecnología para lograr las soluciones y escapar”, señala.

[Para leer más: El crucero para niños valientes con un tobogán acuático de 244 metros]

Juegos simultáneos

En otros barcos de Royal Caribbean, como el Brilliance of the Seas y el Ovation of the Seas, desde hace dos años que se lanzó no uno, sino varios cuartos de escape simultáneos.

Lo que aquí se trata es que en el Royal Mystery varios equipos resuelvan enigmas de manera autónoma, donde no solo tienen que competir contra el reloj sino también ganar a los otros competidores por alcanzar una meta.

 


Nate Martin da detalles de Escape the Rubicon.

También elaborado con Puzzle Break, este juego se extendió al gigantesco Symphony of the Seas, cuya instalación costó un millón de euros, precisó Martin.

La instalación del juego Royal Mystery en el gigantesco Symphony of the Seas costó un millón de euros

Otro escape room de éxito en esta naviera es The Observatorium, instalado en barcos como el Navigator of the Seas, donde los enigmas se combinan con la exploración de las estrellas.

La colaboración es clave

La competencia simultánea entre equipos también se da en Escape the Big Top, ofrecido en los cruceros Getaway, Epic, Breakaway y Escape de Norwegian Cruise Line.

En este caso se trata de un salón que se usa para eventos pero acondicionado con una escenografía de circo, con infinidad de elementos ocultos y pistas que se deben conseguir y deducir antes de que lo logren los demás.