Qué hacer (y qué no) al contratar una excursión en un crucero

De las excrusiones oficiales del barco a los freetours, hay diferentes fórmulas para aprovechar las escalas. Foto Pixabay.

Qué hacer (y qué no) al contratar una excursión en un crucero

¿Vale la pena contratar excursiones desde el crucero? ¿O es mejor hacerlo con agencias y guías locales? Analizamos los pros y contras de cada alternativa

Mar Nuevo

Madrid

30/04/2019 - 18:01h

Hay quien es asiduo a los cruceros, quien se embarca por curiosidad o quien los escoge para vivir una experiencia única en la vida. Y aunque los barcos son hoy en día auténticos centros de ocio equipados con cines, salas de espectáculos, toboganes, tiendas y hasta montañas rusas, las escalas son indudablemente uno de sus atractivos que, a la vez, el reto de aprovechar al máximo esas pocas horas en tierra.

Ofrecidas habitualmente como extra en los cruceros, las excursiones pueden convertirse en el mayor gasto a bordo -e, incluso, superar el coste del trayecto en barco-, pero también es cierto que acertar con las escapadas permite personalizar al máximo el viaje y, sobre todo, disfrutar de momentos y experiencias inolvidables.

Desde zambullirse en la cultura local de la mano de un guía hasta nadar con delfines, realizar un paseo en catamarán, montar a caballo, acampar en el desierto, degustar un almuerzo exclusivo o asistir a un musical, el catálogo de excursiones de las navieras incluye innumerables propuestas

[Para leer más: Estos son los cruceros de lujo que veremos este año]

Catálogo infinito de propuestas

Desde tomar un guía para conocer la ciudad de escala y zambullirse en la cultura local hasta nadar con delfines, realizar un paseo en catamarán, montar en camello, acampar una noche en el desierto, degustar un almuerzo exclusivo o asistir a un musical, el catálogo de propuestas suele ser abultado en la mayoría de navieras.

Así, y mientras algunos pasajeros optarán por quedarse en el barco en cada puerto relajándose y disfrutando de las instalaciones del buque, lo cierto es que la mayoría se lanzará a contratar una excursión.

Excursiones cruceros. Foto Sonja Zeschka Pixabay
Hay pasajeros que llevan cada escala planificada y otros que se deciden en el último momento. Foto Sonja Zeschka | Pixabay.

Una decisión poco acertada puede arruinar, no solo el presupuesto, sino también los recuerdos del viaje. Estos son los mejores trucos para escoger las experiencias perfectas.

Contratar las excursiones del crucero

La opción más popular para reservar excursiones en tierra pasa por hacerlo directamente con la compañía de cruceros. En este caso se escoge entre sus propuestas y se facturan directamente al camarote.

La mayoría de barcos permite reservar sus excursiones directamente a través de la televisión del camarote o bien a través de cualquier otro dispositivo de forma rápida y sencilla

La mayoría de nuevos barcos permiten hacerlo directamente desde la televisión de la habitación o cualquier otro dispositivo online, no hay nada más sencillo.

Entre las ventajas contaremos con personal a bordo que podrá resolver cualquier posible duda que se plantee antes o después de realizar la reserva. Sin embargo, la mayor ventaja está en que el barco esperará si es su propio tour el que se retrasa (algo impensable en cualquier otra de las opciones).

[Para leer más: Cómo Royal Caribbean cambió los viajes en crucero en 50 años]

En el extremo opuesto, podemos encontrar precios más elevados, grupos grandes, nula personalización de acuerdo a los intereses de los viajeros y, lo peor, la exigencia de una cantidad mínima de pasajeros que, de no alcanzarse, conduce a la cancelación de la excursión.

Solo con la excursión oficial del crucero nos aseguraremos de que el barco nos espera en caso de retraso

Además, es muy importante fijarse en los términos de contratación para estar seguros de qué conceptos quedan o no incluidos, como comidas, bebidas o entradas a atracciones, y estar atentos a las recomendaciones sobre calzado y vestimenta (por ejemplo, para realizar un tour caminando en una ciudad empedrada).

Es importante informarse sobre lo que incluyen las excrusiones. Foto Rudy and Peter Skitterians Pixabay.
Es importante informarse sobre lo que incluyen las excrusiones. Foto Rudy and Peter Skitterians | Pixabay.

Reservar en el puerto

Otra fórmula para reservar este tipo de tours consiste en bajar del barco y dirigirse al puerto, donde se encontrará una buena cantidad de ofertas en el destino. Nada más poner un pie fuera del barco será abordado por operadores y vendedores que ofrecerán servicios de todo tipo, desde rutas guiadas por la ciudad hasta motos de agua, en función del lugar en el que se realice la escala.

Otra fórmula para reservar este tipo de tours consiste en bajar del barco y dirigirse al puerto, donde se encontrará una buena cantidad de ofertas en el destino, muchas veces más económicas que las del barco

Por lo general se trata de la opción más económica y es perfecta para quienes se deciden en el último momento. Incluso algunos de estos vendedores permiten regatear los precios, con lo que pueden ajustarse aún más.

Entre los contras de esta fórmula, podemos encontrar la desagradable sorpresa de quedar en tierra si el tour se retrasa, ya que el barco no espera por los pasajeros (aunque es cierto que los operadores son muy escrupulosos en este sentido y se ocupan de regresar con suficiente margen).

Además, algunos de estos operadores pueden no estar autorizados por las administraciones correspondientes o bien podemos encontrar que la excursión que queremos hacer no se oferte.

Agencias especializadas

A medio camino de ambas hay una tercera opción para reservar: las empresas especializadas en este tipo de excursiones.

También existen compañías especializadas en excursiones para cruceros que se ajustan a los tiempos de escala de los barcos

Se trata de agencias locales o globales especializadas en excursiones para crucero y que suelen ofrecer precios mejores que los del propio barco.

Excursiones cruceros. Foto Pixabay.
Excursiones cruceros. Foto Pixabay.

De hecho, muchas veces las navieras no son quienes organizan sus tours, sino que los contratan con estas agencias por lo que, si logramos localizarlas y reservar directamente con ellas, es posible que obtengamos mejores precios.

En este caso es importante comprobar que sean empresas específicas de excursiones para cruceros para garantizarnos que nos recogerán en el puerto y que se ajustarán a los horarios del barco.

¿Y los freetours?

Además de estas propuestas, emerge con fuerza una cuarta posibilidad, la de los freetours, visitas guiadas a pie cada vez más extendidas en los núcleos turísticos y donde los guías no cobran una tarifa, sino una propina que deciden los viajeros en función de su satisfacción con el recorrido.

Pese a que no se estipula una tarifa concreta, también es necesario reservar con antelación estas excursiones, habitualmente online, para que los organizadores se aseguren de que los grupos no sean demasiado grandes y se puedan mover por el destino.