Seis sorpresas futuristas que solo podrás descubrir en un crucero

En barcos de Royal Caribbean los cócteles son preparados por brazos robóticos. Foto: Royal Caribbean.

Seis sorpresas futuristas que solo podrás descubrir en un crucero

Desde sumergirse en un submarino a beber un cóctel hecho por robots o la explosión de la realidad virtual. Las nuevas tecnologías asaltan los cruceros

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

27/09/2019 - 18:00h

Quien piense que los cruceros se adaptan lentamente a los tiempos está muy equivocado. Los barcos, sean grandes o pequeños, cuentan con tecnologías de vanguardia que parecen, en ocasiones, haber dado el salto al siglo XXII.

Entre estos cambios, por mencionar algunos, se encuentran la llegada de robots que pueden preparar un bloody mary o la realidad virtual que cambia las reglas de los juegos a bordo.

[Para leer más: Cómo Royal Caribbean cambió los viajes en crucero en 50 años]

También se ve en la mejora de la experiencia del usuario con los altavoces y los medallones inteligentes, o los camarotes cuyas comodidades se gestionan desde el móvil.

Aunque esté oculto a la vista de los pasajeros, la demanda de una mayor sostenibilidad lleva a las navieras a desarrollar métodos de propulsión más ecológicos.

Estos son algunas características de los cruceros más importantes que apuestan por las últimas tecnologías.

Al abismo y más allá

El uso de submarinos se ha convertido en uno de las nuevas atracciones en los cruceros que presentan programas de aventuras y exploración a sus pasajeros.

Uno de los modelos más sofisticados es el que Seabourn Venture, que se utilizarán a partir de los viajes inaugurales programados para el 2021.

Los submarinos del Seabourn Venture serán capaces de descender hasta 300 metros con seis pasajeros a bordo

Estos mini submarinos llamados U-Boat Worx Cruise Sub 7 pueden descender hasta los 300 metros con siete personas (seis pasajeros y un tripulante) y cuentan con dos esferas de acrílico a los lados que acogen a tres asientos cada una.

Seabourn llevará a los pasajeros a las profundidades en lujosos mini submarinos. Foto: U-Boat Worx

La novedad es que estas plazas pueden rotar sobre sí mismas, lo que les permite tener una asombrosa visión en casi 360 grados de los arrecifes de coral, los barcos hundidos, los cardúmenes de peces y todo lo que se pueda encontrar debajo de las aguas.

Altavoces y medallones inteligentes

No es fácil organizar los servicios, y menos pensar en personalizarlos, cuando hay 5.000 personas a bordo de un crucero.

Pero las nuevas tecnologías ayudan a agilizarlos. El medallón inteligente de Princess Cruises permite a los pasajeros abrir la puerta de su camarote, gestionar los pagos de sus consumos como bebidas y comidas, y saber dónde se encuentran sus familiares o amigos.

[Para leer más: Los cruceros saben lo que necesitas antes de que lo pidas]

También sirve para ayudar a los tripulantes a mejorar su trabajo, ya que el cruce de información les permite saber el nombre de la persona que se acerca, un gesto más propio de los pequeños cruceros de lujo que pueden permitirse un grado mayor de personalización, pero algo que parece imposible en los grandes barcos.

El asistente de voz Zoe, de MSC, es un nuevo paso de la personalización de los viajes en cruceros.

Por otra parte, MSC apuesta por su altavoz inteligente Zoe, que se encuentra en los camarotes del Bellisima, el Grandiosa y paulatinamente se irá expandiendo al resto de la flota, como el futuro Virtuosa.

Basta que el pasajero diga “Ok Zoe” para que el dispositivo se active, y con órdenes orales puede realizarle preguntas, solicitar comidas o bebidas o incluso reservar servicios a bordo o en las excursiones.

Viajar por el espacio

Bueno, todavía en un crucero no se puede viajar al espacio exterior, pero una experiencia más cercana es la que se puede tener en la sofisticada exploración por planetas, estrellas y galaxias que ofrecen algunos cruceros desde sus planetarios.

domo viking

Uno de los más avanzados es Domo de los Exploradores del Viking Orion y el Viking Jupiter. Se trata de un cine de 180 grados de ultra alta definición, con películas de 2D y 3D, que sumergen a 26 espectadores en un viaje astral de 20 minutos a través de cuerpos celestes, cometas, gases cósmicos, estrellas y agujeros negros.

Además de la proyección, el crucero organiza conversaciones con expertos en astronomía, que también dan explicaciones desde telescopios para descubrir los secretos del universo desde la cubierta del crucero.

Robot, una copa por favor

No es que los bartenders se hayan quejado de que cansan de preparar martinis, pero a algunos cruceros les gusta de presumir de caprichos de la modernidad como los brazos robóticos en los bares.

Desde una aplicación el pasajero puede elegir su cóctel favorito. Y un brazo robótico se encarga de mezclar los ingredientes, agitarlos y servirlos

Royal Caribbean está apostando por esta tecnología en sus mega cruceros como el Harmony of the Seas y el Symphony of the Seas. En su Bionic Bar el pasajero puede ordenar su cóctel desde una aplicación y en pocos minutos el brazo vertirá los líquidos en un recipiente y los agitará a una velocidad imposible de lograr por un humano.

bartender 16 643x397

Eso sí, todavía no hay programa que permita que estos robots escuchen las penas de sus clientes.

El mundo que no existe

Por supuesto que la realidad virtual no iba a quedar fuera de los juegos a bordo. The Robot Ride es uno de los más avanzados y realistas que se podrán encontrar en los barcos.

[Para leer más: Las diez atracciones más fascinantes de los cruceros]

Esta atracción forma parte del Galaxy Pavilion, el complejo de diversión en realidad virtual del Norwegian Encore, donde los pasajeros tienen que eliminar a un ejército de robots rebeldes de una ciudad.

galaxy pavilion

Además, en este patio de juegos del siglo XXI hay cuartos de escape (que también recurren a las nuevas tecnologías para hacerlos más complejos e interactivos), laberintos, carreras de drones y de motos, siempre bajo el universo de fantasía de la realidad virtual.

Sin contaminación, por favor

Parecía una utopía que haya barcos, sobre todo gigantescos cruceros, que puedan desplazarse sin necesidad de usar combustibles fósiles. Pues las navieras se han tomado muy en serio el compromiso ambientalista y desarrollan diversas tecnologías para apoyar a una industria más ecológica.

El MS Roald Amundsen en Canada. Foto: Karsten Bidstrup.

Hurtigruten dio uno de los pasos más avanzados al lanzar el MS Roald Amundsen, el primer crucero híbrido del mundo. Equipado con baterías eléctricas, esta embarcación combina este método de propulsión con el gas natural licuado y el biogás.

[Para leer más: Los cruceros se suman a la marea verde]

Gracias a este sistema este barco puede navegar en entornos de fragilidad ambiental como las aguas del Ártico sin necesidad de generar emisiones contaminantes.

Pero no será el único en esta ola verde: otros tres barcos de su flota, el MS Maud, el MS Otto Sverdrup y el MS Eirik Raude también pasarán a la tecnología híbrida.