La ola de calor amenaza (otra vez) los cruceros fluviales en Europa

Los cruceros fluviales temen que haya una sequía como la del año pasado.

La ola de calor amenaza (otra vez) los cruceros fluviales en Europa

Grandes ríos como el Danubio o el Rin sufren un descenso histórico en sus niveles de agua, lo que pone en alerta a las compañías de cruceros

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

29/07/2019 - 12:02h

Los cruceros fluviales que atraviesan Europa temen que suceda la crisis del año pasado, cuando la sequía de los principales ríos del continente obligó a cancelar y modificar varios tramos de sus viajes.

La sequía derivada de las dos olas de calor registradas este mes y la ausencia de lluvias lleva a las navieras a lanzar planes de contingencia, que incluyen la disponibilidad de autobuses para sortear los tramos con poco caudal de aguas.

Ante la falta de agua, usar la carretera

Es una medida similar a la que tuvieron que tomar el año pasado, cuando varios cruceros quedaron detenidos por falta de agua y los pasajeros tenían que seguir viaje por carreteras hasta el próximo puerto donde la navegación fuera viable.

[Para leer más: El cambio climático arruina a los cruceros europeos]

Las principales compañías que operan en los ríos europeos tienen tablones de anuncios donde van informando las contingencias en tiempo real. En el caso de Viking River Cruises reconoce que los cruceros por el río Elba pueden sufrir modificaciones porque el curso “experimenta un descenso de su caudal”.

Viking River Cruises advierten a sus clientes que hay tramos de ríos como el Elba que tendrán que realizarse en autobuses

Esta misma naviera ha enviado correos electrónicos a los pasajeros que estén a punto de viajar, avisando que cuentan con transportes de emergencia en caso de que sea necesario, precisan algunos usuarios de portales como River Cruise Advisor.

El bajo caudal del río Rin ha provocado una crisis industrial en Alemania. Foto: PxHere
El año pasado el bajo caudal del Rin impactó en la economía alemana. Foto: Pxhere.

Algunos de ellos, como Joan Levine, precisaron que tuvieron que tomar un bus entre Nüremberg y Passau debido a que su embarcación no podía circular en ese tramo del Danubio.

Ríos con poco caudal

En el portal Riverinfo.eu es posible ver el caudal de los ríos de Europa. Y gran parte de ellos se tiñen de color rojo, que significa que tiene un caudal “muy por debajo de lo normal”.

En Kaub, un punto de medición del Danubio cercano a Fráncfort, el caudal medio es de 1.565 metros cúbicos por segundo. El nivel más bajo entre 1981 y 2010 fue de 688 metros cúbicos, pero el día de hoy se encuentra en los 547 metros cúbicos.

riverinfo
El Danubio, desde Viena al Mar Negro, registra un caudal muy por debajo al habitual en su mayor parte. Fuente: Riverinfo.eu

[Para leer más: Alerta entre los cruceros, el Rin se queda sin agua]

A la altura de Viena este río está a 587 metros cúbicos por debajo de su valor medio, mientras que en Budapest registra la mitad de los 2.064 metros cúbicos de media.

Además del impacto turístico la sequía puede paralizar el transporte fluvial de mercancías, vital para la economía de Europa del centro

El impacto por la sequía no afecta solo a los cruceros fluviales. El Danubio, pero también el Elba y el Rin (así como sus afluentes) son grandes autopistas fluviales vitales para la economía de Alemania, Austria, Chequia y Eslovaquia, necesarias para poder canalizar su producción industrial hacia puertos marítimos como el de Róterdam (en el Mar del Norte).