Siete barcos ideales para el primer viaje en crucero

En los barcos de Norwegian se combinan la diversión con el relax familiar. Foto: NCL

Siete barcos ideales para el primer viaje en crucero

Quien realiza un crucero por primera vez busca algo especial. Y estos barcos son los mejores para encontrarlo

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

25/02/2020 - 18:39h

El primer viaje en crucero puede estar lleno de temores o perjuicios: que los precios son altos, que el barco se mueve demasiado, que hay poca gente, que hay mucha gente…No todo el mundo busca lo mismo en un crucero.

Por eso lo ideal es pensar en otros términos: ¿qué se busca en un crucero y cuál es el barco ideal que lo puede ofrecer?

La variedad puede ser inabarcable, pero al menos esta guía sugerida por Cruise Line puede aportar algunas pistas.

Para los que buscan diversión

Los barcos de la compañía Norwegian Cruise Line, como el Encore (así como el Escape o el Joy), se caracterizan por su activa agenda de actividades a bordo, excursiones y eventos que llevan a que el pasajero no conozca el aburrimiento.

En la cubierta superior del Norwegian Encore se encuentra la pista de karting de 300 metros. Foto: Norwegian Cruise Line.

En la cubierta superior del Norwegian Encore se encuentra la pista de karting de 300 metros. Foto: Norwegian Cruise Line.

Allí se ofrecen espectáculos inspirados en Broadway, conciertos de jazz con el musical After Midnight o recitales para nostálgicos de los años ’80.

[Para leer más: Norwegian Encore, el crucero donde no hay tiempo para aburrirse]

En el caso del Encore, los amantes de la velocidad tienen una cita en la pista de karting que se despliega en la cubierta superior, a 20 pisos de altura. Es un circuito de 300 metros de diseño serpenteante, con algunos tramos que sobresalen cuatro metros al vacío.

También hay juegos de realidad virtual en el sector Galaxy Pavilion, otros de láser-tag como el Atlantis, y diversiones acuáticas en el Aqua Park.

Para los que no quieren aumentar de peso

Los cruceros pueden ser una peligrosa tentación para los que cuidan su figura. Las abundantes comidas, el buffet libre y la generosa carta de cócteles conspiran contra los que luchan contra el cinturón.

En el Celebrity Reflection los menús son de ingredientes orgánicos, con preparaciones naturales, que se combinan con tratamientos en spa y ejercicios a bordo

El Celebrity Reflection es ideal para los que se preocupan por no subir de peso. Los pasajeros que contraten el camarote o suite Aqua Class tienen acceso directo a los baños termales y las facilidades del spa, y pueden comer saludablemente en el restaurante Blu, especializado en cocina orgánica.

Canyon Ranch SPA 3840x2160
         

Relax en el club Canyon Ranch de Celebrity Cruises. Foto Celebrity Cruises

En el club Canyon Ranch se ofrecen servicios de spa y máquinas para realizar ejercicios cardiovasculares, donde un grupo de monitores asesoran en las clases de zumba, aqua gym y otros ejercicios.

[Para leer más: Dime cómo viajas y te diré qué crucero de Carnival es ideal para ti]

Si el hambre comienza a molestar, en vez de estar buscando hamburguesas y patatas fritas el Aqua Spa Café, en las piscinas, ofrece snacks de frutas y alimentos sin grasas, como la clásica ensalada de kale.

Para los que no quieren estar encerrados

El Symphony of the Seas y otros buques de Royal Caribbean de la clase Oasis se encuentran entre los más grandes del mundo. Con un largo que supera los 360 metros, son verdaderas ciudades flotantes imposibles de conocer a fondo en un solo viaje.

[Para leer más: Las experiencias que no te puedes perder en el mayor crucero del mundo]

Estos cruceros se organizan en vecindarios, cada uno con su propuesta de atracciones y locales gastronómicos. Además cuenta con un paseo interno, Promenade, que aunque esté bajo techo pareciera encontrarse al aire libre, con una calle llena de comercios, bares y restaurantes como los de cualquier ciudad.

central park 16 643x397
 

El Symphony of the Seas, el mayor crucero del mundo, cuenta con paseos similares a los de un parque urbano. Foto: Royal Caribbean

A bordo hay tantas actividades que casi no hay tiempo de pisar el camarote, desde teatros y cines a las bicicletas aéreas Sky Ride, desde el vertiginoso tobogán The Abyss a tirolesas y muros para escalada. Eso sin contar las piscinas, los bares en las cubiertas, los tratamientos en los spas, etcétera.

Para los que solo buscan relajarse

Otros viajeros quieren contratar un crucero para estar lo menos rodeado posible de gente, donde el descanso y las desconexiones sean obligatorias.

[Para leer más: Relax a bordo: estos son los cruceros wellness del momento]

Para ello se puede contratar un viaje en el Seabourn Ovation, perteneciente a la élite de los cruceros más lujosos del mercado.

Allí se presenta el programa Mindful Living, diseñado por el gurú de la vida sana Andrew Weil. Los lujosos viajes se realizan en un barco con una capacidad máxima de 600 pasajeros, que además de las actividades a bordo también participan de las excursiones presentadas bajo la denominación Mindful Ventures.

seabourn ovation piscina
 

El Seabourn Ovation combina el relax con un viaje cinco estrellas. Foto: Seabourn Cruises

En este barco los baños de mármol cuentan con amenities de la marca L’Occitane, y cada día el servicio de habitaciones deja una bandeja con frutas frescas.

En el Seabourn hay varios spa, un gimnasio y salas para practicar yoga y meditación que hay que reservar ni bien se embarca para evitar quedarse sin sitio.

También se ofrecen baños entre cristales, donde una persona que ejerce de maestro de ceremonia recita mantras e invita a cantar en tonos suaves hasta que el pasajero se duerme. O se sumerge en la meditación.

Para los que tienen miedo de marearse

El gran tamaño de los barcos otorgan a los cruceros una estabilidad que lleva a que uno se olvide que esté en el océano.

Pero a veces el mar es caprichoso y se encarga de recordarlo con olas y marejadas que convierte al crucero en una improvisada pista de baile.

Los cruceros fluviales son ideales para los que tienen miedo de marearse en alta mar

Quien tenga temor al mareo puede elegir para su debut un crucero fluvial. Entre ellos, uno de los más recomendados es el U by Uniworld, que en un principio se pensó exclusivamente para jóvenes y luego amplió su público.

Bon Voyage es el barco más nuevo de Uniworld

Bon Voyage es el barco más nuevo de Uniworld

Estos cruceros, de estética boutique y con una capacidad de hasta 120 pasajeros, navegan por los ríos de Europa, como el Danubio, cursos tranquilos por la ausencia de oleaje, donde desde la cubierta se ve desfilar una sucesión de viñedos, campiñas, pueblos, castillos y ciudades.

En las excursiones se recorren los atractivos históricos como bodegas, mercados o ruinas de iglesias, ya sea a pie o en bicicleta. Y es tal la estabilidad del crucero que en tierra no se tiene el molesto efecto del vaivén de la embarcación.

Para los que viajan con niños

Si bien casi todos los cruceros tienen un variado programa de actividades, los niños seguramente estarán más atraídos por viajar con Mickey, Pluto o quizás con los personajes de Star Wars.

Para ellos una buena opción es alguno de los cruceros del gigante del entretenimiento como el Disney Fantasy, que como los otros tres barcos de la compañía, son una extensión flotante de sus parques de atracciones.

[Para leer más: Que la fuerza te acompañe… al Caribe: así es el crucero de Star Wars]

A bordo hay emocionantes toboganes de agua, espectáculos tan llamativos como los de Orlando o Eurodisney, pases de películas (incluso estrenos) y continuamente se ve a los personajes paseando por cubierta y confraternizando con los pasajeros más pequeños.

DisneyCruiseLine Día de Star Wars en el Mar. Foto Disney Cruises.

Día de Star Wars en el Mar. Foto Disney Cruises.

Además los menores de 17 años cuentan con un gran número de actividades que se organizan en los clubes atendidos por profesionales.

Para los que quieren gastar poco

Hay compañías de crucero de ultra lujo, otras de un servicio cinco estrellas, y hay grandes navieras como Carnival Cruises que ofrecen opciones más accesibles, y por ende, con más variedad para sus clientes.

Una de sus embarcaciones más grandes, el Carnival Vista, permite realizar cruceros de cinco a siete días por el Caribe a precios muy accesibles, sobre todo en temporada baja, entre noviembre y marzo (exceptuando las Navidades).

waterworks 1

En el Carnival Vista se puede tener diversión a precios accesibles. Foto: Carnival

A bordo se pueden disfrutar de atracciones como los cines Imax, los monólogos de comediantes de Punch Line, los audaces toboganes de agua de Water Works; y las bicicletas suspendidas de Sky Ride sin tener que pagar demasiado.

A bordo hay una treintena de bares y restaurantes, muchos de ellos con comidas incluidas en la tarifa, y si uno se quiere dar el capricho de comer a la carta, las opciones del Fahrenheit 555 Steakhouse, Bonsai Sushi o Cucina del Capitano no duelen en el bolsillo.