Siete cruceros para amantes del vértigo y la adrenalina

La tirolesa de MSC Cruises es una de las más vertiginosas entre los cruceros. Foto: Adrenaline Constructions.

Siete cruceros para amantes del vértigo y la adrenalina

Toboganes acuáticos, tirolesas, pistas de karting…¿quién dijo que viajar en un crucero era aburrido?

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

29/10/2019 - 17:24h

Muchos amantes de los de cruceros eligen esta forma de viaje para pasar una semana o más tiempo en un programa de relax, contemplando el mar o paseando con calma por los puertos de las escalas. Sin embargo otros buscan emociones fuertes, y varios barcos ofrecen atracciones a su medida.

Se trata de sentir la adrenalina que invade al cuerpo tras lanzarse por una tirolesa sobre la cubierta, o sentir el vértigo tras caer en un tobogán acuático durante interminables segundos.

En varios cruceros se puede sentir el efecto de flotar sin gravedad o de tentar a la velocidad en montañas rusas y kartings.

Si alguien quiere vivir al límite, estos son sus cruceros.

Harmony of the Seas

En este barco de Royal Caribbean, y próximamente en otros como el Oasis of the Seas y el Allure of the Seas, las fauces del pez abisal del Ultimate Abyss invitan a una caída vertical no apto para los que sufren de vértigo.

El Último Abismo es un vertiginoso tobogán de agua en un crucero que desciende 45 metros. Foto: Royal Caribbean.

La caída en el Ultimate Abyss dura 13 segundos que parecen eternos

Durante 13 segundos que no parecen terminar nunca el viajero desciende desde la cubierta superior, en el piso 16, hasta el paseo Boardwalk, en el sexto. La adrenalina es tan intensa que lo único que se piensa es en repetir la experiencia.

Norwegian Encore

En este nuevo barco de Norwegian Cruise Line, así como en otras embarcaciones de la línea Breakaway hay un complejo acuático con cinco toboganes de agua, donde la caída vertical del Free Fall lleva a sentir los efectos de la gravedad como nunca antes.
 

[Para leer más: Las diez atracciones más fascinantes de los cruceros]

También se puede sentir la aceleración de The Whip, una atracción con dos toboganes en espiral, uno junto a otro, en los que se puede jugar a las carreras.

Allure of the Seas

En este barco y en el Oasis of the Seas, así como en los de Norwegian, hay paredes de escalada que no tienen nada que envidiar a las de los rocódromos profesionales.

Se pueden probar alternativas para principiantes o expertos, en una pared de 12 metros de altura donde la seguridad está garantizada con el uso de casco, guantes, cuerdas y arneses.

A bordo se organizan torneos de resistencia y velocidad, y a pesar del esfuerzo, las vistas sobre el mar desde las alturas valen la pena.

royal caribbean apuesta por la escalada en impresionantes paredes a bordo foto royal caribbean 15 970x597

MSC Seaside

Entre los cruceros que ofrecen circuitos con tirolesas uno de los más audaces y largos es el de MSC Seaside, que se despliega en el piso 20 de este crucero.

msc tirolesa2

La tirolesa mecánica del MSC Seaside lleva al pasajero a toda velocidad de punta a punta del barco

Durante 22 segundos el pasajero viaja a toda velocidad en un trayecto de 105 metros, casi de punta a punta del barco, mientras contempla (si el miedo no se apodera de él) hermosas vistas desde las alturas.

Norwegian Bliss

En este barco, y dentro de poco en el Norwegian Encore, los amantes de la velocidad pueden despuntar su pasión en los circuitos de karting.

karting norwegian

[Para leer más: Doce deportes increíbles que puedes practicar en un crucero]

Montados en dos niveles de las cubiertas superiores, las pistas despliegan curvas y rectas en un trazado de 300 metros, mientras los coches eléctricos compiten cabeza a cabeza.

Quantum of the Seas

El iFly se encuentra en varios de los grandes buques de Royal Caribbean, entre ellos los de las líneas Quantum y Oasis.

 

Esta atracción consiste en un túnel de viento acristalado, donde la fuerza que empuja desde la base lleva a sentir un efecto de gravedad cero.

Los más expertos demuestran sus habilidades realizando volteretas y girando sobre si mismos como si estuviera en el espacio exterior.

Seabourn Venture

Este crucero de lujo, así como en el Scenic Eclipse y el Crystal Esprit, se invita a los pasajeros a realizar inmersiones en mini submarinos para conocer de primera mano la fauna que se vive debajo de la superficie.

Varios cruceros de lujo como el Seabourn Venture, el Scenic Eclipse y el Crystal Esprit ofrecen viajes en mini submarinos que se sumergen a 300 metros de profundidad

En el caso del Seabourn, cada U-Boat Worx Cruise Sub 7 puede sumergirse a 300 metros de profundidad, y cuentan con dos esferas de acrílico a los lados que acogen a tres asientos cada una.

Seabourn llevará a los pasajeros a las profundidades en lujosos mini submarinos. Foto: U-Boat Worx

Estas plazas pueden rotar sobre si mismas, lo que les permite tener una visión en casi 360 grados de los arrecifes de coral, los barcos hundidos, los cardúmenes de peces y todo lo que se pueda encontrar debajo de las aguas.

Mardi Gras

El Mardi Gras, de Carnival, llegará en agosto del 2020; y no solo impactará por sus dimensiones (un volumen de casi 184.000 toneladas y una capacidad de 5.200 pasajeros), sino porque tendrá la montaña rusa más grande entre los cruceros.

Carnival Mardi Gras. Foto Carnival Cruise Line.

[Para leer más: El increíble crucero de Carnival que tendrá hasta una montaña rusa]

No se tratará de una atracción menor: Bolt – Ultimate Sea Coster contará con 250 metros de curvas, pendientes y giros abruptos, donde los vehículos podrán alcanzar hasta los 64 kilómetros por hora en los tramos de más aceleración.

Norwegian Breakaway

The Plank es una de las atracciones más vertiginosas que se puedan encontrar en un crucero. Se trata de una plataforma de 2,5 metros que se eleva a 54 metros del agua, con el espacio mínimo para poner un pie detrás del otro.

ShipsGallery Breakaway Plank

Uno se siente como un rehén en manos de piratas que le obligan a caminar por un trampolín antes de ser lanzado a los tiburones. Pero por suerte la fantasía no llega tan lejos, porque el pasajero está bien sujeto a un brazo mecánico por medio de un arnés.

Además de esta atracción, los barcos de Norwegian tienen un fascinante circuito de cuerdas con tirolesa, redes para escalada y plataformas.