Solo la cama cuesta 185.000€: así es el crucero más lujoso del mundo

Buque gemelo del Seven Seas Explorer, el Splendor ofrece un lujo "perfeccionado". Foto: Regent Seven Seas Cruises.

Solo la cama cuesta 185.000€: así es el crucero más lujoso del mundo

Suites de más de 400 m2, mayordomo, obras de arte, mármol italiano y spa privado son algunas de las características del barco Seven Seas Splendor

Mar Nuevo

Madrid

20/02/2020 - 18:44h

Solo el colchón de la suite principal del nuevo Seven Seas Splendor está valorado en 200.000 dólares (185.000 euros), sin contar las sábanas de algodón de 600 hilos o los edredones rellenos de plumón de ganso de Alaska. El buque navega además con una colección de obras de arte valorada en 4,6 millones de euros y más de 4.200 m2 de mármol italiano, así como camarotes de más de 400 m2 con mayordomo y spa privado.

Construido en el astillero de Fincatieri en Ancona (Italia), ya está navegando hacia Miami, donde será oficialmente bautizado el quinto barco de Regent Seven Seas Cruises, un crucero que aspira a revolucionar los estándares del lujo a través de sus instalaciones dignas del mejor hotel de cinco estrellas.

Un total de 551 miembros de la tripulación atienden a los 750 pasajeros en este buque

[Para leer más: Este crucero de lujo te lleva a un estrella Michelin cada noche]

Lujo perfeccionado

Se trata del “lujo perfeccionado”, sostiene el presidente ejecutivo de la compañía de cruceros, Jason Montague, en alusión a su buque hermano, el Seven Seas Explorer, que entró en servicio en 2016 y que ya se presentó como el crucero más lujoso del mundo.

Seven Seas Splendor. Foto Regent Seven Seas Cruises.

El Seven Seas Splendor ya navega hacia Miami. Foto: Regent Seven Seas Cruises.

Con 55.254 toneladas y 224 m de eslora, donde quiera que se mire, el barco está rodeado de elegancia, comodidad y hospitalidad.

A bordo navegan 551 miembros de la tripulación que prestan un servicio personalizado a los 750 pasajeros que ocupan las exclusivas suites: 375 estancias con balcón privado que se mueven entre los 28,5 y los 412 m2 y decoradas con maderas exóticas, mármoles y lámparas de cristal de Murano, entre otros.

La suite más exclusiva 

La joya de la corona es la espectacular Regent Suite, que además del colchón hecho a mano Hästen Vividus cuenta con su propio spa privado que incluye sauna, baño de vapor y área de tratamientos, así como una terraza de 120 m2 equipada con jacuzzi y un solárium acristalado en la parte superior del puente de mando para el uso exclusivo de sus ocupantes.

Un mayordomo personal, chófer y guía en cada puerto son otros de los servicios a los que da derecho esta habitación, que también incluye vuelos en primera clase hasta el puerto de salida y retorno y tratamientos de spa.

Comedor de la Regent Suite. Foto Regent Seven Seas Cruises

Comedor de la Regent Suite. Foto: Regent Seven Seas Cruises.

También se puede pedir un café expresso a través de una aplicación en el móvil que aparece, como por arte de magia, en la cafetera de la suite. Perfecto.

La noche cuesta 11.000 dólares (10.180 euros) y un detalle más: ya está reservada para la práctica totalidad de las salidas del barco en 2020.

El spa, el casino, las boutiques y los talleres de cocina son los únicos servicios que se pagan aparte: todo lo demás está incluido en el precio, del WiFi a las propinas

[Para leer más: Emerald Azzurra: los cruceros más lujosos vienen en tamaño pequeño]

Detalles exclusivos

El barco está plagado de detalles únicos, como el recibimiento de todos los pasajeros con una botella de coñac Remy Martin Champagne en una edición especial de cristal Lalique (cuyo precio supera los 500 euros).

Una vez a bordo, encontrarán lujo y diseño que toma forma de mullidas alfombras, exquisitas cerámicas, techos deslumbrantes y finísimas vajillas en absolutamente todos los espacios públicos, que incluyen cinco restaurantes, tres elegantes bares y salones y una colección de arte cuidadosamente seleccionada.

Esto es solo el baño de la suite. Foto Regent Seven Seas Cruises

Esto es solo el baño de la suite. Foto: Regent Seven Seas Cruises.

El spa, el casino, las boutiques y los talleres de cocina son los únicos servicios que se pagan aparte: todo lo demás está incluido en el precio, desde el WiFi a las propinas y, por supuesto, las excursiones y todas las comidas y bebidas.

Como curiosidad, a partir de las suites Splendor, se puede escoger la firma de las amenities, que pueden ser L'Occitane, Bottega Veneta o Guerlain.

También se ofrece un Spa Serene, una nueva marca de spa de inspiración global creada para Seven Seas Splendor que ofrece tratamientos exclusivos que integran técnicas e ingredientes de destinos todo el mundo para relajar tanto el cuerpo como la mente.

The Culinary Arts Kitchen

Entre las novedades que incorpora respecto a su barco gemelo está The Culinary Arts Kitchen, que consiste en una cocina con 18 puestos para clases prácticas de cocina gourmet que serán impartidas por chefs de renombre.

Restaurante Compass Rose en el Seven Seas Splendor.

Restaurante Compass Rose en el Seven Seas Splendor.

Entre los restaurantes del barco se cuentan Compass Rose, el restaurante principal y Pacific Rim, un espectacular restaurante panasiático con un dragón de la buena suerte que saluda a los invitados a la entrada -una novedad frente a la tradicional campana tibetana que recibe en los otros barcos de la compañía-.

Prime 7, un restaurante de carnes íntimo y elegante, Chartreuse, especializado en gastronomía francesa con un toque renovado y Sette Mari, de cocina italiana completan la oferta culinaria. Merece la pena destacar La Veranda, en la que se ubica este último, con impresionantes asientos sobre el agua que sobresalen del océano para una conexión aún más cercana con mar.

Todos los domingos se sirve caviar en el desayuno mientras que los días de navegación, además de las comidas habituales, se preparan excelentes brunch para disfrutar de la gastronomía de otra manera.

Una capitana al mando

Y otra curiosidad: el crucero está dirigido por la capitana Serena Melani, que se convierte en la primera mujer en hacerse cargo de un nuevo crucero oceánico.

Atrio del Seven Seas Splendor. Foto Regent Seven Seas Cruises.

Mires donde miras hay lujo en el Seven Seas Splendor. Foto: Regent Seven Seas Cruises.

Tras su bautizo, que tendrá lugar mañana en PortMiami con presencia de su madrina, la supermodelo y actriz Christie Brinkley, Seven Seas Splendor navegará por el Caribe y la Riviera mexicana, el Canal de Panamá y un crucero único por el Caribe Sur desde Miami a a Nueva York.

En primavera, el barco volverá a Europa ofreciendo puertos de escala como Barcelona, Montecarlo, Roma o Atenas en itinerarios por el Mediterráneo.

Nuevas excursiones

Para su temporada inaugural, el buque ha preparado un catálogo de excursiones que incluyen novedades como el vuelo en helicóptero sobre la hermosa campiña a las afueras de Mónaco de camino hacia un almuerzo en La Bastide de Moustiers, creada por el famoso chef francés Alain Ducasse, o un paseo en bicicleta eléctrica por La Cadiere d'Azur.

Recorrer la impresionante belleza de Sorrento y admirar la obra maestra de Caravaggio, Las siete obras de la misericordia, expuesta en la Iglesia Pio Monte della Misericordia en Nápoles, recorrer un viñedo de siglos de antigüedad en el fértil interior de Corfú o catar los mejores mejillones del mundo en Montenegro son otras de las experiencias únicas que podrán descubrirse en este barco.

Un crucero de siete noches en el Mediterráneo tiene un precio desde 4.870 euros por persona en camarote doble, algo más que los 3.099 euros de uno en el Caribe.