¿Viajarías en un crucero con un robot como capitán?

Protipo del buque autónomo Mayflower. Imagen: IBM.

¿Viajarías en un crucero con un robot como capitán?

La fiebre por los coches y aviones autónomos salta a la náutica: IBM usará la Inteligencia Artificial como capitán de un barco que cruzará el Atlántico

Mar Nuevo

Madrid

06/03/2020 - 11:33h

El 16 de septiembre de 1620 partió de Plymouth, en Reino Unido, el buque Mayflower, que transportó a los primeros colonos anglosajones a la costa de Massachusetts. 400 años más tarde, un nuevo Mayflower intentará otra gesta: la de llegar a los EEUU sin capitán ni tripulación humana para convertirse así en la primera embarcación totalmente autónoma en cruzar el Atlántico.

Para lograrlo, IBM y la organización de investigación marina Promare, realizarán las primeras pruebas de la Inteligencia Artificial que funcionará como capitán de este buque y evaluará cómo se comportan los sistemas de la nave (cámaras a bordo, IA y sistemas de edge computing) cuando navegue junto a otros barcos, boyas y obstáculos que pueda encontrar en el océano.

El buque utilizará la Inteligencia Artificial de IBM para sentir, pensar y tomar decisiones en el mar, incluso sin intervención humana

[Para leer más: ¿Aviones sin pilotos? Airbus asegura que es posible]

El nuevo Mayflower

El barco autónomo realizará la ruta del Mayflower original de 1620 de Plymouth a Massachusettsy su objetivo es allanar el camino para el desarrollo de las naves comerciales autónomas y, en última instancia, la transformación del futuro de la investigación marina, señalan desde IBM en un comunicado.

 

“Aunque el mercado de los barcos autónomos crecerá de los 90.000 millones de dólares actuales a más de 130.000 millones de dólares en 2030, muchos de los barcos autónomos de hoy en día son robots que no se adaptan dinámicamente a las nuevas situaciones y dependen en gran medida del control de los operadores”, señala el director técnico del Mayflower autónomo, Don Scott.

Así, “usando un conjunto integrado de tecnologías punteras como IA y cloud estamos trabajando para darle al Mayflower una autonomía completa, desafiando los límites de lo que es posible actualmente”, añade.

Una vez finalizada la construcción del prototipo se realizarán pruebas durante 3 meses para abordar el viaje transatlántico sin capitán el próximo mes de septiembre

Prototipo

El barco autónomo utilizará la IA de IBM y sistemas de edge computing para sentir, pensar y tomar decisiones en el mar, incluso sin intervención humana.

El barco está finalizando su construcción en Gdansk, Polonia, mientras que el prototipo del capitán—robot se implementa ya en la nave tripulada Plymouth Quest, un barco de investigación del Laboratorio Marino de Plymouth en el Reino Unido.

Así controla el Mayflower todas las condiciones del entorno. Imagen IBM

Así controla el Mayflower todas las condiciones del entorno. Imagen: IBM.

Las pruebas comenzarán en marzo y se extenderán a lo largo de tres meses en aguas del Smart Sound Plymouth, con la ayuda de la tripulación humana del Plymouth Quest (y con un capitán también humano).

Servirán para determinar cómo se desenvuelve el capitán autónomo en escenarios marítimos del mundo real y proporcionará información para perfeccionar los modelos de aprendizaje del barco.

Un millón de imágenes náuticas

Durante los últimos dos años, el equipo del Mayflower ha estado entrenando los modelos de IA del barco usando más de un millón de imágenes náuticas recogidas por cámaras en la bahía Plymouth Sound (Reino Unido), así como bases de datos de código abierto.

El equipo utilizó también un IBM POWER AC922, una tecnología que se usa en los superordenadores de IA más inteligentes del mundo.

En conjunto y usando la tecnología de visión computarizada de IBM PowerAI Vision, el capitán del Mayflower deberá ser capaz de detectar y clasificar independientemente barcos, boyas y otros obstáculos como tierra, rompeolas y escombros.

El prototipo está en la fase final de construcción. Foto IBM

El prototipo está en la fase final de construcción. Foto: IBM

Como el Mayflower no tendrá acceso a un gran ancho de banda durante su viaje transatlántico, utilizará un sistema de edge computing autónomo y procesará los datos localmente, aumentando la velocidad de la toma de decisiones y reduciendo el flujo de datos y almacenamiento en la embarcación.

Como explica el vicepresidente y director técnico de Edge Computing IBM, esta tecnología permitirá al barco “sentir su entorno, tomar decisiones inteligentes sobre la situación y luego actuar sobre estos conocimientos en el mínimo tiempo posible, incluso en presencia de una conectividad intermitente, y todo ello manteniendo los datos seguros frente a las amenazas cibernéticas”.

[Para leer más: Las maravillas tecnológicas de los cruceros se adelantan al turismo]

Seguridad en el mar

El robot-capitán está preparado para cumplir con el Reglamento Internacional para la Prevención de Colisiones en el Mar (COLREG), así como las recomendaciones del Convenio Internacional para la Seguridad de la Vida Humana en el Mar (SOLAS).

Respecto al clima, otro de los factores que pueden determinar el éxito del viaje, utilizará los datos del tiempo de The Weather Company de IBM que contrastará con datos como la profundidad y el estado del barco.

El barco será el primero en realizar un recorrido transatlántico sin capitán ni tripulación humana. Imagen IBM.

El barco será el primero en realizar un recorrido transatlántico sin capitán ni tripulación humana. Imagen: IBM.

Cómo el Mayflower siente, piensa y actúa en el mar

Imaginemos que el barco se encuentra a un carguero que ha chocado con un barco pesquero: el Mayflower sería capaz de detectar peligros a 4 km de distancia, identificarlos gracias a sus cámaras, geolocalizarlos, estudiar rutas alternativas y analizar el tiempo y el estado del mar para tomar una decisión y dar instrucciones al buque.