Cruz estrena presidencia con graves retrasos en Vueling

Cruz estrena presidencia con graves retrasos en Vueling

Un retraso de 30 horas en Dubrovnik y otro de seis en Venecia empañan el nombramiento

Redacción

12/08/2013 - 17:15h

El anuncio de cambio de presidente en Vueling se ha visto empañado por dos graves incidencias este fin de semana. La aerolínea dirigida por Álex Cruz –que pronto asumirá el cargo de presidente tras la salida de Josep Piqué-- ha sufrido un retraso de seis horas por problemas técnicos en el avión que cubría la ruta Venecia-Barcelona. Este hecho se suma a otro acontecido en Dubrovnik, donde 170 pasajeros pasaron la noche en el aeropuerto de la ciudad croata.

Los 177 pasajeros debían coger su vuelo a las 23:40 horas este domingo en el aeropuerto de Marco Polo con destino a El Prat. No fue así. Una avería impidió el despegue. Para solucionarlo, Vueling decidió enviar un avión vacío a Venecia desde Barcelona, lo que comportó que el vuelo no partiera hasta las 04:20 horas de la madrugada y que los pasajeros llegaran finalmente a la capital catalana a las 06:30 horas.

Incidente en Dubrovnik

El retraso en el aeropuerto de Venecia se produjo el mismo día que llegaban a Barcelona otros 170 pasajeros que habían pasado 30 horas en el aeropuerto de Dubrovnik (Croacia) al cancelarse el día anterior su vuelo por una avería técnica.

La compañía intentó alojar a los pasajeros de este pasaje en hoteles pero la fuerte demanda turística que vive la ciudad durante la campaña estival hizo imposible la tarea. La compañía intentó compensar proporcionando comida y algunas mantas.

Verano

La compañía lamentan las molestias que estas incidencias han causado a los pasajeros, aunque recuerdan que julio y agosto son los meses de mayor actividad, por lo que cualquier avería o incidencia extra complica la operatividad de la flota.

Las cifras de Vueling para este verano son impresionantes. En total, la aerolínea trabaja con 70 aviones para 222 rutas. En los días de máxima actividad, la compañía realiza 502 vuelos, un despegue cada dos minutos y medio. Se trata de la campaña de verano más ambiciosa de su historia.