Cuatro tripulantes y 25 pasajeros continúan desparecidos tras el accidente del 'Costa Concordia'

Cuatro tripulantes y 25 pasajeros continúan desparecidos tras el accidente del 'Costa Concordia'

La Organización Marítima Internacional y el European Cruise Council piden una investigación

Redacción

17/01/2012 - 14:13h

Un total de 29 personas continúan desaparecidas desde que el buque de pasajeros 'Costa Concordia' encalló el pasado viernes frente a la isla italiana de Giglio. El barco de Costa Cruceros embarrancó al chocar contra un escollo y, además de las seis víctimas mortales, las personas en paradero desconocido son cuatro tripulantes y 25 pasajeros, la mayoría alemanes, según ha informado Protección Civil de Italia.

En concreto, los pasajeros desaparecidos son catorce alemanes, seis italianos, dos franceses, dos estadounidenses, un indio, un peruano y un húngaro, a los que se suman cuatro tripulantes, de Italia, Hungría, India y Perú.

Por su parte, la Organización Marítima Internacional (IMO, según sus siglas en inglés), por boca de su secretario general, Koji Sekimizu, ha solicitado que se abra una investigación sobre el accidente. A las exigencias del organismo se le suman también las del European Cruise Council, entidad que reúne a 30 de las principales compañías de cruceros que operan en Europa.

A través de su secretario general, Tim Marking, el ECC ha expresado sus respetos por las víctimas y sus familiares, y su apoyo a los que colaboraron con la evacuación y evitaron el menor número de heridos posible. Sin embargo, el directivo  también ha mostrado su convicción de que "habrá, por supuesto, una investigación plena sobre las causas del suceso, y  está asegurada la entera cooperación entre la compañía y la industria de los cruceros".

90 millones de personas transportadas

El European Cruise Council recuerda que en las dos últimas décadas los cruceros han transportado a más de 90 millones de personas, y han mantenido el mejor ratio de seguridad comparado con otros medios de transporte.de viajeros.

De momento, la Comisión Europea ha dejado las pesquisas de lo acontecido en manos de las autoridades italianas. A través del área de Transportes, ha mostrado su predisposición a a ayudar en todo lo que estuviera en su mano, incluso en las tareas para desencallar el pecio.