Delta aumenta el trabajo de Airbus en España con un macro pedido

Delta aumenta el trabajo de Airbus en España con un macro pedido

La compañía estadounidense encarga 25 nuevos A350, en cuya construcción trabajan más de 5.000 ingenieros españoles

Ismael García Villarejo

Madrid

21/11/2014 - 14:59h

Delta Air Lines ha adjudicado a Airbus la compra de 50 aviones de nueva generación, la mitad de ellos asignados a las plantas españolas. Se trata de 25 unidades del A350 y de otras tantas del A339-Neo. Ambos modelos sustituirán a los B747 con los que opera entre Estados Unidos y Asia y los B763 que vuelan sobre el Atlántico, como los enlaces con España.

"En las decisiones referentes a su flota, Delta siempre tiene en cuenta la eficiencia económica, las mejoras en la experiencia del cliente, la integración en la red existente y el coste total de la inversión", ha explicado el vicepresidente de operaciones, Nat Pieper.

El pedido de A350 garantiza una mayor carga de trabajo a las plantas de Airbus en España. Las instalaciones castellanas del consorcio europeo (situadas en Illescas) confeccionan diferentes piezas del modelo. De hecho, la creación de puestos de trabajo en el país fue un hecho determinante para que, por ejemplo, Iberia optara por el A350 y no por el B787, de manufactura estadounidense.

En el último gran proyecto de Airbus, el A380, el sector aeronáutico español fue responsable del 8% de las componentes. En el caso del A350, esa cuota ha subido al 11%. Los tres puntos adicionales se traducen en 4.000 contratos más de alta preparación.

Además, se ha generado entorno del A350 toda una trama de proveedores locales que accederán a milles de millones de euros en facturación. Por ejemplo, en Vizcaya. Los nuevos aviones calzan motores Trent WB de Rolls Royce. Las turbinas se fabrican en Zamudio por la ingeniería ITP. La firma espera unas ventas de 4.900 millones de euros durante la vida comercial del proyecto.

Otras 30 empresas están en una racha similar. En Álava, Aernnova suministra el mamparo de presión, los estabilizadores de las alas y los timones. Emplea a 350 ingenieros, cuyo trabajo ha sido vital para que el A350 gaste un 25% menos de combustible. La compañía tiene también instalaciones en Toledo.

Con los de Delta, el avión acumula prácticamente 800 órdenes, repartidas entre 35 aerolíneas. Los vuelos comerciales empezarán en enero de la mano de Qatar Airways, el cliente de lanzamiento.