Easyjet bajará los precios "tanto como el mercado pueda asumir"

Easyjet bajará los precios "tanto como el mercado pueda asumir"

Javier Gándara, director general de la aerolínea en España pide "mejorar la regulación del monopolio de los aeropuertos"

Carles Huguet

Barcelona

03/02/2016 - 22:50h

Javier Gándara (con traje azul) con la tripulación de Easyjet.

Hasta 28 bases repartidas por Europa coronan a Easyjet como una de las grandes aerolíneas del Viejo Continente. Este miércoles su director general en España, Javier Gándara, ha inaugurado el hub en Barcelona para seguir conectando "Cataluña con el exterior". En el acto celebrado en el aeropuerto de El Prat atiende a las preguntas de 02B.

"Desde Barcelona seguiremos haciendo lo que mejor sabemos", avisa. Descarta así seguir el camino de Norwegian y atacar a los vuelos domésticos o lanzarse a por el largo radio. El objetivo, "mantener el factor de ocupación del 90% durante todo el año". Por esta ecuación, no le importa no haber cumplido las expectativas marcadas para la instalación catalana a inicios de 2015. "A principios de año se hizo una previsión de crecimiento", ilustra. Sin embargo, no se cumplió –la variación respecto al 2014 fue casi inexistente-. "Subimos en otros países; tenemos la suerte de tener más oportunidades que aviones -240- por lo que vamos dónde podemos crecer más", relativiza.

La guerra de precios en el low-cost

Para el desarrollo de Easyjet es vital la política de costes. "Cómo tenemos unos costes inferiores a los de prácticamente todas las aerolíneas, podemos bajar los precios por la situación del mercado". ¿Un contraataque tras el anuncio de rebajas en Ryanair? "Para nada, el mercado no funciona así", se desmarca. "En función de la oferta de asientos, la competencia y la demanda fijamos el total del billete", cuenta Gándara.

Hablar de un porcentaje en el descuento es imposible. "¿Van a bajar los precios un 5% o un 6%? Es muy difícil decirlo ahora", remarca. Sin embargo: "Bajaremos los precios tanto como el mercado pueda asumir", avisa a sus clientes.

Uno de los factores para el bajón es la caída del crudo. En este caso, afectará menos de lo que se podría prever. La compañía británica –como todas- cuenta con contratos de cobertura, que les protegen de las grandes oscilaciones del oro negro. El combustible supone un tercio de los gastos totales de la firma, por lo que la cláusula se ve más como un seguro que como una penalización. 

Contra las tasas aeroportuarias

Otra gran parte del presupuesto, alrededor del 25%, se destina a las tasas aeroportuarias. Precisamente estos impuestos fueron unos de los responsables de que Easyjet abandonara Madrid en 2012. "Barcelona es marginalmente más barato", compara el directivo. "Gracias a nuestra posición en El Prat podemos asumir mejor la subida de tarifas", ilustra.

Sin embargo, no es suficiente. La compañía es una de las fundadoras de Airlines for Europe, un lobby formado junto a Ryanair, Lufthansa, Air France-KLM e IAG para "luchar por una rebaja de los tributos al monopolio de los aeropuertos", amenaza.