Easyjet tendrá 3 aviones y 300 empleados fijos en Barcelona gracias a la nueva base

Easyjet tendrá 3 aviones y 300 empleados fijos en Barcelona gracias a la nueva base

La aerolínea espera crecer un 7% en el Prat en el 2016 tras estancarse el año pasado

Carles Huguet

Barcelona

03/02/2016 - 14:27h

El Airbus 320 de easyJet diseñado para celebrar la apertura de la sede en Ámsterdam.

Primero fue Venecia y hoy ha sido Barcelona. La británica Easyjet ha inaugurado este miércoles la anunciada base en el aeropuerto de El Prat, en la que dormirán tres aviones a320 de forma permanente y un equipo de 300 trabajadores entre pilotos, tripulación y servicio de handling. "Este hub supone un paso más en nuestra apuesta por la ciudad, que empezó hace 20 años con el primer vuelo BCN-Luton", celebra el director de la firma en España, Javier Gándara.

El directivo ha insistido en que la apuesta por la ciudad condal supone un avance especial para el viajero de negocios. "Ofrecemos más frecuencias con Ginebra y Basilea, para que los empresarios puedan ir y volver el mismo día y en 2016 abriremos una conexión con Nápoles y Burdeos", ilustra. Para 2017 se muestra todavía difuso: "Analizamos constantemente más de 150 destinos, por lo que es aventurado hacer alguna previsión", explica.

Un crecimiento del 7% en un solo año

Los datos de la aerolínea en la base catalana se han estancado en 2015. Mientras la instalación batía récords históricos, la compañía ha repetido números respecto a 2014. Por ello, con la base espera crecer un 7% en 2016. "A medio plazo todavía es pronto para hacer previsiones", repara.

Pese a que mantendrá la sede de las oficinas en Madrid, desde donde también se gestiona el negocio portugués, el hub catalán tendrá 40 pilotos, 80 tripulantes de cabina y casi 200 trabajadores del servicio de handling. "Todos con contratos acordes con la normativa local", suelta el directivo, en una clara alusión encubierta a Air Europa y su conflicto con las TCP latinoamericanas.

Morder en el bajo coste catalán

El aterrizaje definitivo en Barcelona, después de cerrar en el aeropuerto de Barajas en 2012, abre un nuevo frente en el panorama del low-cost catalán. Dominado con puño de hierro por Vueling, Ryanair y Norwegian se postulan como los otros contendientes de la batalla.

La competencia también es celebrada por Fernando Echegaray, el director de la red de aeropuertos de Aena. "Consolida la apuesta iniciada por Easyjet por esta base, por lo que es algo importantísimo para nosotros", exclama.

Para continuar con su camino, basado en la eficiencia, seguirán haciendo lo que mejor saben: El corto y medio radio. "Sólo tenemos un 8% a nivel europeo de penetración en corto y medio alcance por lo que aventurarnos al largo radio es distraernos de nuestro objetivo", avisa Gándara.