El aeropuerto de Girona se desangra sin Ryanair

El aeropuerto de Girona se desangra sin Ryanair

La instalación pierde el 40% de pasajeros en dos años; el sector turístico admite "preocupación"

Ignasi Jorro

Barcelona

16/10/2015 - 20:58h

Una aeronave de Ryanair, en el aeropuerto de Girona-Costa Brava

El aeropuerto de Girona-Costa Brava vuelve a desangrarse con la retirada paulatina de rutas de Ryanair. La instalación, que presumía de un tráfico de cinco millones de pasajeros antes de la crisis, lleva 1,481 millones hasta septiembre, y sufrirá para llegar a los dos millones. El sector turístico admite "preocupación" y pide a Aena que aproveche la inversión realizada. 

Los datos oficiales del gestor son muy negativos. El aeropuerto ha perdido en un año un 18,8% de pasajeros transportados hasta septiembre. La infraestructura ya venía de sufrir una caída de tráfico del 21,1% en 2014. Globalmente, Girona-Costa Brava pasa de 5,5 millones en 2008 a los previsibles menos de dos millones en 2015 (-65%).

"Un desastre" 

El empresariado de la zona ve "un desastre" la mengua de pasajeros. Así lo verbaliza Ernest Plana, presidente de la patronal Foeg. "Saludamos los récords de pasajeros de Barcelona-El Prat, pero, ¿y Girona? La región tiene atractivo turístico, y habría que buscarle más conectividad", prescribe.

El también empresario recuerda las inversiones realizadas en el aeropuerto. "Hay un gran parking y una terminal notable, salas de espera: no es un aeródromo con una caseta. Habría que rentabilizarlas", indica. 

Superar el desencanto

Una opinión similar vierte Josep Carreras, de la Asociación de Hostelería de Girona y Radial. "La Ryanairdependencia se remonta a varios años atrás, y ahora Wizzair también se ha retirado por la crisis de Ucrania". 

En clave positiva, Carreras recuerda que "la provincia se está recuperando" y enumera la larga lista de atractivos "arquitectónicos y gastronómicos" de la región. "Hay que superar el pesimismo: ahora ya tenemos el AVE. La gente, si quiere venir a Girona ciudad, encontrarán el modo", concluye.

Incentivos 

Consultada por el declive de Girona-Costa Brava, Aena subraya que el aeropuerto lo lastra su estacionalidad. "Es un tema que se tendría que trabajar con todos los sectores, no sólo el aeroportuario", aseguran fuentes del gestor. Sin embargo, La compañía pone el acento en el crecimiento de la ocupación por vuelo y de las operaciones de carga.

"Operar en Girona-Costa Brava es más barato que hacerlo en Barcelona-El Prat. Además, Aena tiene planes en marcha de análisis, incentivos a compañías y apoyo a las operadoras que quieren establecerse", concluye una portavoz de la agencia semipública.