El 'Airbnb de los coches' aparca en Madrid en siete días

El 'Airbnb de los coches' aparca en Madrid en siete días

Drivy, la web de alquiler de vehículos entre particulares,  ofrece tarifas un 30% más baratas que las franquicias

Ignasi Jorro

Barcelona

28/10/2015 - 17:57h

Los alquileres de Drivy están cubiertos por un seguro de Allianz

El Airbnb de los coches aparcará en Madrid la próxima semana. La web de alquiler de vehículos entre particulares estrenará su oficina en Madrid el jueves 5 de noviembre, tras operar desde julio en Barcelona. El desembarco en la capital lleva aparejado la expansión por toda España. En el horizonte, la meta de alcanzar los 8.000 usuarios.

Drivy es una start-up de origen francés que nació en 2010. Cinco años después cruzó la frontera sur y se instaló en Barcelona. ¿En qué consiste? "Ofrecemos un marco de confianza para que los particulares se alquilen coches entre sí", explica Jaume Suñol, Country Manager de la tecnológica en España.

Precio, cercanía, calidez

¿Rivaliza la joven empresa con Europcar, Avis y similares? "Tenemos tres diferencias con las empresas de alquiler tradicionales. Una, el precio, que suele ser un 30% menos de media. Dos, la cercanía. Quien alquila el coche suele estar más cerca. Y tres, el trato humano, la calidez de tratar con personas y no grandes franquicias", abunda Suñol.

En el otro lado del negocio, está la gente que se decida ceder su coche a un desconocido a cambio –eso sí- de ganar dinero. "El precio lo fija el usuario. Hay un seguro de cobertura de Allianz que cubre cualquier eventualidad. También hemos establecido quien paga las multas. Y estamos preparados para mediar entre particulares si hay conflictos". 

Uso compartido

Drivy se define como un exponente de la economía colaborativa. El uso compartido del coche ha creado un crisol de empresas de todo tipo, como BlaBlaCar, Uber, Lyft o Cabify. Incluso los fabricantes, como BMW, empiezan a ofrecer servicios para compartir coche (carsharing en inglés) en algunas ciudades. "La movilidad está cambiando", valora el directivo. 

A corto plazo, Drivy asegura estar perfectamente anclado en la legalidad. "Desde 2009, el alquiler de coches entre particulares es legal", sostiene la empresa.

Disipadas las dudas legales, ¿qué empuja a los españoles a coger el coche de un desconocido? "Hay mucha gente que vive en la ciudad y deciden no tener coche. Alquilan uno de vez en cuando para hacer escapadas de fin de semana. Ése es nuestro principal foco", concluye Suñol.