El AVE que perjudica el vuelo de Air Nostrum

Avión de Air Nostrum (Foto: Rafael Álvarez Cacho)

El AVE que perjudica el vuelo de Air Nostrum

Una plantilla de 1.800 trabajadores y una inversión en Valencia que roza los 17 millones dificultan la decisión de la aerolínea de trasladarse a Bilbao

La decisión de la Generalitat Valenciana de conectar con el AVE en hora y media la capital madrileña con el centro de negocios de Valencia puede costar muy caro a Air Nostrum. Desde que comenzó a operar el tren de alta velocidad, “el centro emisor de vuelos de Valencia ha perdido fuelle”, según fuentes cercanas a la aerolínea. Por ello, la compañía que dirige Carlos Bertomeu tendrá que tomar una decisión antes del verano sobre su presencia en el aeropuerto de Manises.

Air Nostrum baraja la opción de trasladar su centro de operaciones de Valencia a Bilbao, una postura que podría resultar cara si se atiende a la fuerte inversión que realizó la compañía cuando decidió fijar su sede principal en las instalaciones valencianas. En 2002, la aerolínea inauguraba su centro en la antigua base aérea de Manises con el anuncio de una inversión de 16,8 millones con el fin de crear el hangar (espacio reservado para guardar aeronaves) más importante de Europa.

Además, en Valencia trabaja el grueso de la plantilla de Air Nostrum, que asciende en su conjunto a los 1.801 empleados, con lo que se añade otra problemática: mantener todos los puestos de trabajo. “Es difícil creer que todo el mundo pueda realizar un cambio de residencia”, añaden algunos trabajadores de la aerolínea. Por su parte, la compañía ya avanzó el pasado 13 de enero una reducción salarial sin negar la posibilidad de presentar en breve un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), lo que que ha hecho efectivo este martes. Durará dos años, desde el 25 de marzo de 2012 al 30 de marzo de 2014 y que afectará a la totalidad de la plantilla.

Menos ingresos

“La conexión con Madrid era vital y muy rentable, pero la demanda ha caído, el tráfico ha sufrido y hay una sobreoferta de plazas. Hay muchos pasajeros de conexión para los vuelos internacionales” pero no directamente al pulmón empresarial de la capital, según fuentes de Air Nostrum.

Sin embargo, la compañía asegura que el principal problema es que ha bajado el ingreso medio por viajero. “Al irse Ryanair y Spanair nos hemos quedado con parte del pastel aunque hemos perdido pasajeros de tarifa alta”. Del 2004 al 2011, el ingreso medio ha descendido el 14,8%, según las últimas cifras presentadas por la empresa.

Visita al aeropuerto bilbaíno

La inquietud ante una posible mudanza a la capital vasca se acrecentó cuando Bertomeu se reunió a finales de enero con el director del aeropuerto de Bilbao y con la Administración vasca para visitar aquellas instalaciones. “El consejero delegado de Air Nostrum ha estudiado posibles emplazamientos justo al lado de la pista del aeropuerto, en la zona de la Terminal Sur donde hay espacio libre”, han asegurado fuentes de Aena.

No obstante, por el momento, “sólo se están valorando las posibilidades” teniendo en cuenta que el traslado supondría una gran inversión para la empresa. La importancia de la elección de Air Nostrum se ha puesto de manifiesto con las palabras del nuevo consejero de Economía de la Generalitat Valenciana, Máximo Buch. El responsable económico ha solicitado reunirse con Bertomeu para conocer de cerca las posturas que sopesa la aerolínea.

A la espera de una decisión, la competitividad sale a la luz. Buch ya ha cargado contra el Gobierno vasco al que ha acusado de “competencia desleal” por las ventajas fiscales que ofrece Bilbao y que desequilibran la balanza.