El Boeing 747 cumple 50 años. Y hay motivos para festejarlo

El Boeing 747 número 1.500 fue entregado a Lufthansa en 2014.

El Boeing 747 cumple 50 años. Y hay motivos para festejarlo

Así es el avión que cambió la manera de volar hace medio siglo. Aunque las aerolíneas prefieren otros modelos, todavía 500 aeronaves surcan los cielos

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

12/02/2019 - 18:22h

La reina de los aires, como se lo conoce al Boeing 747, cumple medio siglo de vida. Y a pesar de que tecnológicamente fue superado por modelos más rápidos, económicos y livianos, el impacto que tuvo en la aviación comercial fue revolucionario.

El primer B747-100 despegó el 9 de febrero de 1959 desde Nueva York a Londres, en un vuelo de Pan American Airlines. Boeing y las aerolíneas miraban con más atención el desarrollo de los vuelos supersónicos, y más de un experto le pronosticó una corta vida a este gigante.

[Los Boeing 747 tienen una oportunidad para resucitar]

Pero de los 1.500 aviones fabricados todavía 500 siguen operativos, y en su medio siglo de vida se vendieron 3.500 millones de pasajes para volar en este modelo. O sea, un equivalente la mitad de la población mundial actual.

B747 Delta
Delta retiró sus B747 en enero de 2018.

Éxito comercial

Fue el primer avión de doble pasillo, y su consumo de combustible por la potencia de sus cuatro motores ahora puede ser un dolor de bolsillo para las gerencias de las compañías aéreas. Pero su rendimiento económico fue tan bueno que los viajes en avión tomaron dos vertientes paralelas.

De los 1.500 B747 fabricados, unos 500 todavía siguen operativos

Por una parte, volar en un Jumbo se convirtió en un sinónimo de glamour, como si se perteneciera a un club de élite. Por otra parte, abrió la puerta a un descenso paulatino de las tarifas aéreas, que décadas más tarde llegaría a la masificación con la llegada de las aerolíneas low cost.


Boeing cuenta una breve historia del B747.

Aunque los modelos como el A350 o el B787 (e incluso el A380) son las preferencias de las aerolíneas para los vuelos de largo radio, el B747 se siguió fabricando hasta julio de 2017, cuando Korean Air Lines adquirió el último B747-8.

Los cambios en la forma de volar

La capacidad del Boeing era de entre 550 pasajeros (como era configurado en vuelos domésticos de Japón) y 345 viajeros (como era norma en British Airways).

Este B747 será una atracción en los jardines de un hotel en Ámsterdam.
El último B747 que voló para KLM.

En vez de un tubo con separaciones, la cabina fue configurada como si fueran habitaciones, donde los galleys y los baños servían como divisores de secciones. Además las paredes verticales y su techo más alto daban una sensación de amplitud nunca vista.

El mundo se tuvo que adaptar

El tamaño del Jumbo (71 metros de largo por 64 metros de envergadura y un alto de 69 metros) obligó a los aeropuertos a adaptarse a sus dimensiones. Es que duplicaba el tamaño de los modelos más populares, el B707 y el Douglas DC-8.

El gigantesco tamaño del B747 obligó a los aeropuertos a adaptar sus instalaciones

Los controles de pasaportes y seguridad tuvieron que agilizarse para recibir a cientos de pasajeros que aterrizaban al unísono, hubo que adaptar los vehículos para que puedan remolcar la aeronave de 340 toneladas, así como la configuración de los transportes de catering y de los proveedores de combustible.

El mundo más pequeño

El B747 no llegó a tener una versión supersónica (el proyecto se abandonó en 1971) pero sí fue adaptado para el transporte de mercancías, para llevar transbordadores espaciales y para los viajes corporativos, de magnates y jefes de Estado (en EEUU se niegan a jubilar al Air Force One).

[El Boeing 747 se prepara para su último vuelo en EEUU]

Con una autonomía de 13.800 kilómetros, agilizó los vuelos de largo radio sin escalas. Viajar desde Madrid a México, desde Santiago de Chile a Londres o desde Sídney a Dallas sin escalas hizo que el mundo fuera un poco más pequeño.

El Jumbo en Iberia

En España el primer Jumbo llegó a Iberia a finales de 1970, y la nueva generación, los B747-200 fue una revolución en los vuelos de largo radio, describe un artículo de la revista Avión Revue, citado por Microsiervos.

Allí se recuerdan las palabras del comandante Gerardo Herrero, quien en 1984 afirmó “Este avión ha representado un gran salto en la masificación de los vuelos transatlánticos. En estos momentos el B-747-200 es posiblemente el mejor avión comercial del mundo”.

B747 de Iberia
Uno de los B747 de Iberia.

El idilio entre Iberia y los Jumbo duraría 25 años, hasta que el 3 de mayo de 2005 el vuelo IBE 6622 aterrizaría en Barajas desde La Habana. El B747-200, el último representante de este modelo, fue retirado y nunca más volvió a lucir la librea de la compañía española.