El brexit se cobra su primera víctima entre las aerolíneas

La aerolínea regional británica Flybmi transportó en 2018 un total de 522.000 pasajeros.

El brexit se cobra su primera víctima entre las aerolíneas

La incertidumbre en torno al brexit se cobra la primera víctima del sector aéreo: la aerolínea regional británica Flymbi se declara en bancarrota

Mar Nuevo

Madrid

18/02/2019 - 10:58h

La aerolínea regional británica Flybmi canceló este fin de semana todos sus vuelos al entrar en bancarrota por “diversas dificultades”, especialmente la “incertidumbre” generada por el proceso del brexit, la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), prevista para finales de marzo.

El pasado sábado, a través de un comunicado colgado en su página web, la compañía British Midland Regional (BMI Regional), que opera como Flybmi, reconoció una serie de dificultades "que no había logrado vencer" y que le habían conducido a “este anuncio inevitable”.

Entre las causas de su cese de operaciones, Flybmi destacó la escalada del precio del carburante y la decisión de la UE de excluir de participación a Reino Unido en el Plan de Emisiones europeo

Entre las principales causas destacó el reciente aumento de los costes de carburante y la decisión de la UE de excluir de participación a Reino Unido en el Plan de Emisiones europeo.

[Cómo un accidente aéreo salvó 90 millones de vuelos]

Noticia devastadora

Según explicó la compañía, esto genera una “falta de confianza” hacia Flybmi para mantener los vuelos que operaba hasta ahora entre Reino Unido y el resto del continente, que condujo a los accionistas a suspender su programa de inversiones, que había ascendido a 40 millones de libras (46 millones de euros) en los últimos cinco años.

Tras el anuncio, todos los vuelos fueron suspendidos y la compañía aconsejó a los clientes contactar por su gestor de las tarjetas de crédito utilizadas para el pago con el fin de obtener un reembolso

"Lamentamos sinceramente que esta decisión haya sido la única opción posible abierta para nosotros, pero los obstáculos, particularmente los creados por el brexit, han resultado ser insuperables", admitió un portavoz de la empresa.

El secretario general de la Asociación de Pilotos Aéreos Británicos (Balpa, por su siglas en inglés), Brian Strutton, dijo que el colapso de Flybmi es una "noticia devastadora" para los trabajadores.

“Lamentablemente, Balpa no fue advertido ni recibió información de la compañía. Nuestros pasos inmediatos serán apoyar a los pilotos de Flybmi y ver con los directores y los administradores si sus empleos pueden ser salvados”, indicó Strutton.

Decisión “inevitable”

Tras el anuncio, todos los vuelos fueron suspendidos y la compañía aconsejó a los clientes contactar por su gestor de las tarjetas de crédito utilizadas para el pago con el fin de obtener un reembolso.

Con cerca de 400 empleados -en Reino Unido, Alemania, Suecia y Bélgica- y 17 aeronaves, Flybmi tenía su base en el aeropuerto inglés de East Midlands y volaba a 25 destinos europeos

BMI Regional formaba parte de British Midland International (BMI) antes de ser adquirida por IAG -la matriz de Iberia y British Airways-, a Lufthansa en abril de 2012. Posteriormente, IAG la vendió a SAH (Sector Aviation Holdings) y comenzó a operar de forma independiente.

Con cerca de 400 empleados -en Reino Unido, Alemania, Suecia y Bélgica- y 17 aeronaves, Flybmi tenía su base en el aeropuerto inglés de East Midlands y volaba a 25 destinos europeos.

Según sus propias datos, la aerolínea transportó en 2018 un total de 522.000 pasajeros en 29.000 vuelos.

Además de sus rutas propias, la compañía volaba en código compartido con las aerolíneas Lufthansa, Brussels Airlines, Turkish Airlines, Loganair, Air France y Air Dolomiti.