El caso Aerolíneas Argentinas llega a juicio doce años después

El caso Aerolíneas Argentinas llega a juicio doce años después

La Audiencia Nacional juzga a Díaz Ferran por un delito fiscal en la adquisición de la aerolínea en 2001

Redacción

Barcelona

26/11/2013 - 20:35h

El ex propietario de Marsans, Gerardo Díaz Ferrán.
La Audiencia Nacional juzgará a partir de mañana al ex presidente de la patronal CEOE Gerardo Díaz Ferrán por la compra de Aerolíneas Argentinas en 2002 por parte de las empresas Air Comet y Viajes Marsans. Díaz Ferrán, que será juzgado por primera vez por este tribunal, se enfrenta a una petición de la Fiscalía de dos años y cuatro meses de cárcel por un presunto delito fiscal.

El Ministerio Público solicita la misma pena para el exconsejero delegado de Air Comet y expresidente de Aerolíneas Argentinas Antonio Mata. En el procedimiento también estaba imputado el socio de Díaz Ferrán en Marsans, Gonzalo Pascual, fallecido en junio de 2012.

La operación

Díaz Ferrán adquirió Aerolíneas Argentinas en el 2001, cuando La SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales) vendió sus acciones en Interinvest, propietaria de Aerolíneas Argentinas, a Air Comet. La compra se concretó por un euro con el compromiso de que Díaz Ferrán debía aportar los 300 millones de dólares (unos 200 millones de euros) necesarios para hacer frente a las deudas acumuladas.

Pero en lugar de ello, Díaz Ferrán subrrogó esas obligaciones a terceros para así recuperar un 40% del desembolso. Con un entramado empresarial de por medio, el ex presidente de la patronal logró beneficiarse del convenio con Aerolíneas Argentinas y no declaró los beneficios de la operación a Hacienda. Por ello, la Fiscalía también solicita un pago a Díaz Ferrán de 90 millones de euros.

Mal negocio

La gestión de Aerolíneas Argentinas por parte de Iberia y la SEPI terminó convirtiéndose en una operación ruinosa. Las arcas públicas perdieron más de 2.100 millones de euros entre 1991, cuando Iberia se hace con la aerolínea, hasta 2001 cuando se vende a Díaz Ferrán.

Durante la gestión del empresario, las deudas se multiplicaron en la compañía. En noviembre de 2007, el gobierno argentino aumentó su participación del 5% hasta el 20% en la aerolínea. Y en julio de 2008, el gobierno anunció la nacionalización de la empresa con una deuda cercana a los 900 millones de dólares (unos 700 millones de euros).