El coche aéreo de Boeing levanta el vuelo

Boeing probó con éxito un coche volador. El futuro de la movilidad está cambiando rápidamente. Foto: Boeing.

El coche aéreo de Boeing levanta el vuelo

Boeing prueba con éxito un prototipo de coche volador que puede tener una autonomía de 80 kilómetros

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

23/01/2019 - 14:18h

Boeing dio un importante paso en la carrera por el desarrollo de los coches voladores: probó con éxito un prototipo con el que piensa –como otros fabricantes- revolucionar el transporte urbano en las próximas décadas.

El vehículo de Boeing despegó, se mantuvo unos minutos en el aire y aterrizó suavemente en el campo de pruebas de Manassas, en Virginia (EEUU).

Un coche para volar 80 kilómetros

Desarrollado por la subsidiaria Aurora Flight Sciences, este coche volador impulsado por cuatro rotores eléctricos tiene espacio para transportar a dos personas y tendrá una autonomía de 80 kilómetros.

"En un año, hemos avanzado desde un mero concepto a un prototipo capaz de volar", comentó Greg Hyslop, director de Tecnología de Boeing.

Para leer más: Las aerolíneas afilan sus garras ante los taxis aéreos

El próximo desafío de Boeing es lograr que este vehículo pueda avanzar hacia delante y adquirir velocidad. Esta transición entre el vuelo vertical y el horizontal es el mayor reto de la ingeniería aérea encargada de desarrollar los coches aéreos.

El mayor desafío técnico de los coches aéreos consiste de pasar del despegue vertical al vuelo horizontal

No es el único modelo que Boeing tiene en carpeta: el año pasado probó con éxito un prototipo diseñado para transportar hasta 226,8 kilos de mercancías.


Desarrollo de un vehículo para el transporte aéreo de carga de Boeing.

Este vehículo autónomo completó su primer vuelo en túnel de viento el año pasado y pasará a las pruebas de vuelo en cielo abierto en 2019.

Airbus y Uber también en carrera

Boeing no reveló si este prototipo es el que estaban desarrollando Aurora Flight Sciences con Uber.

Su archirrival Airbus también está en carrera por los coches voladores. Su modelo llamado Vahana, impulsado por la subsidiaria A3, realizó con éxito una prueba similar el año pasado.

Para leer más: Los taxis voladores preparan su despegue definitivo

Intel, Google, fabricantes de coches como Audi y hasta gobiernos como el de Japón también buscan ser el primero en tener un coche volador que evite congestionamientos en las grandes urbes y que contribuya a una movilidad más sostenibles, gracias a que son impulsados por motores eléctricos.

Un negocio de 2.500 billones de euros

Según un estudio de Morgan Stanley Research este sector, que incluye también el transporte de productos a través de drones –más sencillo que el transporte de pasajeros y que ya barajan compañías como Amazon- moverá alrededor de 2.500 billones de euros en 2040.

Las previsiones más pesimistas calculan que este mercado movilizará 540.000 millones de euros, lo que igual lo convierte en un sector que seduce a empresas tecnológicas, aeronáuticas y de automotores.