El consorcio de Renfe respira aliviado tras el aplazamiento del AVE de Brasil

El consorcio de Renfe respira aliviado tras el aplazamiento del AVE de Brasil

El grupo de empresas auspicado por Fomento pidió más tiempo para la licitación

Redacción

13/08/2013 - 19:42h

El consorcio promovido por el Ministerio de Fomento se ha mostrado satisfecho con la decisión del Gobierno brasileño de aplazar al menos un año la licitación del AVE que unirá Río de Janeiro y Sao Paulo. Así lo han indicado a Europa Press fuentes cercanas a dicho consorcio, que han confirmado que España había solicitado en junio --al igual que un consorcio alemán-- el retraso al considerar "conveniente" seguir analizando los diferentes riesgos de tipo financiero y tecnológico.

Por su parte, la ministra de Fomento, Ana Pastor, ha asegurado que "es una buena noticia para las empresas españolas porque les permite ganar tiempo para presentar sus ofertas". La ministra ha indicado que el viernes habló con las autoridades brasileñas y ya le avanzaron la opción de ampliar el plazo de adjudicación: "Estamos muy agradecidos. Espero que podamos estar ahí porque es un gran proyecto".

Sin relación con el accidente de Galicia

Fuentes del consorcio ha desvinculado la solicitud de aplazamiento por parte de España con el accidente del AVE ocurrido el pasado 24 de julio en Galicia. En este sentido, han señalado que la petición se cursó en el mes de junio porque era "difícil", con el tiempo que quedaba disponible, realizar un análisis "serio y profundo" de los riesgos, sobre todo de tipo financiero, que conlleva la concesión.

"Se trata de una medida prudente a la hora de valorar todos los riesgos de la primera concesión mundial que sale a concurso de este tipo de servicio", han señalado las mismas fuentes.

La adjudicación


El AVE a Brasil constituye un megacontrato estimado en unos 13.000 millones de euros que contempla la construcción y explotación de una línea AVE de 511 kilómetros de longitud que unirá Río de Janeiro, Sao Paulo y Campinhas.  

Los grupos interesados en pujar por esta primera licitación del proyecto, presupuestada en 2.450 millones de euros, tenían de plazo hasta el viernes 16 de agosto, después de que se retrasara la fecha del 13 de agosto inicialmente prevista.

Los consorcios españoles

El Ministerio de Fomento español había promovido de cara a esta adjudicación la formación de un consorcio, presidido por José Eladio Seco y compuesto por las empresas públicas Renfe, Adif e Ineco, y las firmas privadas ACS, Talgo, Indra, Elecnor, Abengoa, Thales, Bombardier y Dimetronic.

A su vez, el fabricante ferroviario CAF ultimaba la constitución de otro consocio con el que competir por el proyecto. Esta iniciativa contaría con un marcado acento español.