El copiloto del vuelo 9525 dejó su formación unos meses por depresión

El copiloto del vuelo 9525 dejó su formación unos meses por depresión

Lufthansa asegura que Andreas Lubitz retomó sus estudios tras validar sus aptitudes

Redacción

Barcelona

26/03/2015 - 19:20h

Andreas Lubitz, copiloto del avión estrellado de Germanwings

Andreas Lubitz, el copiloto del vuelo 9525 al que todos señalan como el causante de la tragedia aérea, tuvo que dejar su formación por una depresión. Este hecho sucedió en 2009, según han señalado ex compañeros de clase al diario Der Spiegel, y no supuso un impedimento para que el joven alemán retomase sus estudios.

Lubitz trabajaba para Germanwings desde septiembre de 2013 y contaba con una experiencia de vuelo de 630 horas. Según explicó hoy el presidente de Lufthansa, Carsten Spohr, el piloto interrumpió su formación durante un tiempo, pero "era cien por cien apto para el vuelo, sin ningún tipo de peculiaridad".

Spohr ha confirmado este detalle pero sin aclarar los motivos por cuestiones de privacidad. Según el presidente de la compañía, Lubitz "había superado al 100% todas las pruebas médicas y psicológicas" y tenía un expediente y una actitud "impecable". "Seleccionamos con gran cuidado a nuestros pilotos e intentamos hacer hincapié en su capacidad psicológica antes de que puedan tomar el mando de un avión", explicó Spohr. "Ni en nuestra peor pesadilla podríamos haber imaginado una tragedia así", ha lamentado finalmente."

El copiloto es un hombre germano nacido en Montabaur y formado en Bremen tras un periodo en Phoenix que contaba con una experiencia de 630 horas de tiempo de vuelo en un airbus A320 como el estrellado. Anteriormente trabajó en la escuela de aviación civil de Lufthansa.