El crucero para amantes de la Fórmula 1 existe y saldrá de Barcelona

La emoción de la Fórmula1 sube de nivel en el Crystal Serenity.

El crucero para amantes de la Fórmula 1 existe y saldrá de Barcelona

Además de recalar en algunos de los puertos más glamurosos del Mediterráneo, el Crystal Serenity ofrece acceso exclusivo al Grand Prix de Mónaco

Mar Nuevo

Madrid

03/04/2019 - 19:29h

Seas como seas y tengas las aficiones que tengas, hay un crucero para ti. Si los amantes de las montañas rusas, la gastronomía más exquisita, la música rock, la aventura o la fotografía pueden embarcarse en un buque diseñado especialmente para ello, también lo encontrarán los aficionados al motor y la velocidad.

Así, la compañía Crystal ha diseñado una travesía que, además de recalar en algunos de los destinos más deliciosos del Mediterráneo como Cassis en la Riviera francesa, Florencia en Italia o Calvi en Córcega, ofrece una experiencia exclusiva en Mónaco coincidiendo con el Gran Premio de Montecarlo.

A bordo del Crystal Serenity, que iniciará su travesía el 23 de mayo en el puerto de Barcelona, los pasajeros disfrutarán de una ruta de seis días que aglutina lo mejor de la Riviera francesa y la campiña toscana, y en la que disfrutar desde el David de Miguel Ángel hasta la Sagrada Familia de Gaudí

[Para leer más: Bienvenido al primer crucero donde perderás peso]

Un crucero de lujo

A bordo del Crystal Serenity, que iniciará su travesía el 23 de mayo en el puerto de Barcelona, los pasajeros disfrutarán de una ruta de seis días que aglutina lo mejor de la Riviera francesa y la campiña toscana, y en la que disfrutar desde el David de Miguel Ángel hasta la Sagrada Familia de Gaudí.

Las calles de Montecarlo albergan el GP de Mónaco

El plato fuerte de este itineario, que tiene un precio desde 3.522 euros, llegará el 26 de mayo, una jornada enteramente dedicada al apasionante múndo de la Fórmula 1 en Mónaco, coincidiendo con la celebración de su Grand Prix.

Los pasajeros tendrán reservadas vistas exclusivas -mejoradas con pantallas gigantes de televisión- desde sus asientos ubicados en la tribuna Grand Stand K, situada cerca de la línea de salida y desde donde se divisa una amplia franja del puerto

Los pasajeros tendrán reservadas vistas exclusivas –mejoradas con pantallas gigantes de televisión- desde sus asientos ubicados en la tribuna Grand Stand K, situada cerca de la línea de salida y desde donde se divisa una amplia franja del puerto.

Además recibirán un box lunch, un cojín de asiento y protección para los oídos, entre otras amenities que buscan hacerles la carrera lo más agradable posible.  

[Para leer más: París, Saint Tropez y Montecarlo tras los pasos de Karl Lagerfeld]

Al finalizar la carrera, los pasajeros tendrán tiempo para callejear por las estrechas calles de la capital monegasca y perderse entre el bullicio que provoca el Grand Prix antes de volver al lujoso Crystal Serenity.

La Riviera francesa. Foto MrJayW | Pixabay.
La Riviera francesa. Foto MrJayW | Pixabay.

Experiencias exclusivas a bordo

Además de navegar, el crucero también propone otras experiencias que van desde las catas de vino a los paseos entre viñedos en bicicleta, pasando por tours exclusivos en clave de moda a museos como los de Gucci y Ferragamo en Florencia, masterclass de cocina junto a chefs con estrella Michelin o experiencias como la conducción de veloces Ferrari Portofino o 488 Spider.

Además de navegar, el crucero también propone otras experiencias que van desde los paseos entre viñedos en bicicleta a los tours exclusivos en clave de moda en museos como los de Gucci y Ferragamo, pansando por masterclass de cocina junto a chefs con estrella Michelin o experiencias como la conducción de veloces Ferraris

Desde cada uno de los puertos se abre también un amplio abanico de posibilidades de excursiones: Lucca, San Gimigiano o Siena en Italia y Cannes o Niza en Francia.

Crystal Serenity. Foto Crystal Cruises.
Crystal Serenity. Foto Crystal Cruises.

Crystal Serenity

Con diseño de Robert Tillberg, el Crystal Serenity, destaca por su exclusiva decoración y amplios espacios, así como un ambiente íntimo y relajado.

Tiene capacidad para 1070 pasajeros y 655 miembros de tripulación.

Sus tres tipos de suites penthouse ofrecen todo lujo de detalles como carta de almohadas, champagne francés, amenities de tocador de marcas de lujo, prismáticos, mantas de cubierta de cashmere, kimonos, paraguas y minibar gratuito

El camarote más pequeño cuenta nada menos que con 21 m2. En el otro extremo, tres tipos de suites penthouse ofrecen todo lujo de detalles como carta de almohadas, champagne francés, amenities de tocador de marcas de lujo, prismáticos, mantas de cubierta de cashmere, kimonos, paraguas y minibar gratuito.

Silk Road, en el Crystal Serenity. Foto Crystal Cruises.
Silk Road, en el Crystal Serenity. Foto Crystal Cruises.

Hasta un 85% de las suites disponen de balcón privado.

La gastronomía es otro de los platos fuertes del barco, ya sea en su restaurante principal como en los dedicados a la cocina oriental de renombrados chefs como Nobu Matsuhusa (Silk Road), o el reputado Piero Selvaggio (Prego).