El FBI investiga a un informático que asegura haber hackeado un avión comercial

El FBI investiga a un informático que asegura haber hackeado un avión comercial

El experto en ciberseguridad fue detenido hace un mes después de asegurar en Twitter que se disponía a tomar el control de otro aparato

Redacción

en Barcelona

18/05/2015 - 21:08h

La cadena FOX emite una noticia sobre el hacker

El informático que dejó un mensaje en Twitter en el que hablaba de las vulnerabilidades de los sistemas tecnológicos de los aviones justo cuando se disponía a subir un vuelo de United Airlines se ha convertido en algo más que una broma para el FBI. La policía federal norteamericana investiga al experto en ciberseguridad después de que, durante el interrogatorio, afirmase que en otras ocasiones había logrado tomar el control de un aparato durante un vuelo. 

Así lo demuestra un documento de la policía que publica la revista Wired. Chris Roberts, el experto de seguridad bajo sospecha, afirmó a un agente que había hackeado el sistema de entretenimiento a bordo de un avión y había sobrescrito un código capaz de que el aparato cambiara de rumbo durante unos segundos.

"Afirmó que logró que uno de los motores del avión aumentase la potencia, realizando un movimiento ladeado", asegura el agente especial del FBI Mark Hurley en su orden de interrogatorio. El policía no logró que el informático, trabajador de One World Labs, confesase qué vuelo logró logró trastear pese a que el encuentro duró varias horas.

Debido al incidente, la policía incautó dos portátiles y varios discos duros y memorias USB. El informático ha presentado una queja en contra de los agentes ya que no tenían ninguna orden para quedarse con todo este material.

Wired, revista especializada en tecnología, muestra su sorpresa cuando compara las afirmaciones que Roberts les dio hace unos meses en una entrevista con lo que figura en su declaración al FBI. En el documento, el informático asegura que ha accedido a los sistemas de aviones una docena de veces entre 2011 y 2014. En cambio, meses atrás, afirmó que sus trabajos se hacían únicamente en simuladores.

Pese a que Roberts no ha sido acusado aún de delito alguno, sus acciones han sido duramente criticadas por el sector. Además existen dudas de si realmente logró interferir en la programación de los aparatos.