El futuro ERE de Iberia une por primera vez a los sindicatos

El futuro ERE de Iberia une por primera vez a los sindicatos

Los trabajadores suman esfuerzos para que la aerolínea no se convierta en la ‘low cost’ de British

No hay mejor defensa que un buen ataque. Y además de manera conjunta. Así han reaccionado los principales sindicatos de Iberia en contra del expediente de regulación de empleo (ERE) que piensa llevar a cabo Iberia, tras registrar unas pérdidas operativas de 263 millones de euros en el primer semestre del año.

La unión sindical parece básica en cualquier organización amenazada por una reestructuración de plantilla, pero se tiene que tener en cuenta las particularidades de Iberia. Hay multitud de sindicatos y en cada grupo de trabajadores dominan unas siglas. De hecho, se trata de la primera vez en la historia de la compañía que se ha creado una única mesa de trabajo que engloba desde los trabajadores de tierra a los pilotos.

Se dejan de lado los protagonismos individuales entre las agrupaciones y se hace un llamamiento a todos los trabajadores y al resto de sindicatos de Iberia para “unirse en todas aquellas acciones y movilizaciones que sea necesario realizar en defensa de la continuidad de la aerolínea”. Así se explica en una nota interna de los sindicatos dirigida a los empleados, a la que ha tenido acceso 02b.

Vaciar Iberia

Ya han dado el sí a la unión los trabajadores de tierra ASETMA, CESHA, CGT, CNT, CTA tierra y USO. Por parte del personal de vuelo, SEPLA y STAVLA, se aglutinan para evitar lo que consideran el “vaciado” de Iberia en favor de British Airways, según reza el comunicado.

Falta la adhesión de CCOO y UGT. Aunque fuentes del sector aseguran que la unión sindical saldrá “adelante” también con los dos sindicatos mayoritarios.

Regulación sin concretar

Iberia anunció el pasado 3 de agosto un plan de reestructuración que afectará al tamaño de la compañía, a las condiciones laborales de los trabajadores y al volumen de empleo, con el fin de alcanzar unos mayores ingresos unitarios y una reevaluación de todos los aspectos del negocio.

La mesa de negociación pide detallar exactamente qué significa este ajuste y pactar un plan que sea poco agresivo. Empezando por las prejubilaciones y bajas incentivadas. Y es que un mes y medio después, se desconoce el número de empleados que se verán afectados.

Posibles despidos

UGT ha estimado que podría superar las 6.400 personas --5.200 trabajadores de tierra, 850 TCP (tripulantes de cabina de pasajeros) y más de 350 pilotos--. Si el dato se confirma, el ajuste sería una de las mayores regulaciones de empleo realizadas en España.

Por su parte, Iberia ha indicado a este medio que las cifras de UGT así como de otras fuentes son “rumores” y que el plan estará listo en octubre. “Se hará público entonces. Mientras tanto, los datos que se están publicando son especulaciones, ya que la compañía aún está trabajando en la restructuración”, sostiene.

Impugnación del laudo

En octubre, además, se dará a conocer la decisión de la Audiencia Nacional sobre la impugnación que Iberia presentó contra el laudo arbitral emitido por Jaime Montalvo el pasado 25 de mayo, sobre el conflicto entre la compañía y los pilotos en relación con la creación de la filial Express.

La aerolínea que preside Antonio Vázquez solicitó la anulación de la medida, al entender que Montalvo se excedió en sus decisiones, especialmente en relación al Sepla. En su opinión, éstas afectarían “negativamente” al objetivo de la compañía de alcanzar una adecuada base de costes para el negocio.