El Gobierno aplica la reforma laboral en AENA

El Gobierno aplica la reforma laboral en AENA

Despide a 1.600 trabajadores con 20 días por año trabajado

G.T.

31/10/2012 - 21:10h

El Gobierno con la Ministra de Fomento, Ana Pastor, al frente ha pactado este miércoles aplicar un expediente de regulación de empleo (ERE) a 1.600 trabajadores en la empresa pública AENA.

El Ejecutivo despliega la reforma laboral sin matices en el gestor de los aeropuertos españoles e indemnizará a los afectados con 20 días por año trabajado, hasta un máximo de 12 mensualidades. El expediente alega que el ente está en pérdidas, como recoge la nueva normativa. AENA tiene 15.000 trabajadores y una deuda cercana a los 14.000 millones.

El ERE se enmarca en el Plan de Eficiencia Aeroportuaria que el Ministerio de Fomento está llevando a cabo en la compañía pública. De este modo, los despidos responden a la disminución de horarios operativos así como a la fusión de sociedades para evitar duplicidades.

Recolocaciones

AENA ha afirmado que las indemnizaciones no supondrán ningún coste adicional para el contribuyente ya que las asume íntegramente la compañía. La empresa se ha comprometido, cuando entre en beneficios, a hacerse cargo de las prestaciones por desempleo y de las correspondientes cotizaciones a la Seguridad Social de los trabajadores mayores de 50 años afectados por el ERE.

La indemnización se podrá incrementar en ocho días si al cabo de seis meses el trabajador no hubiera conseguido, a través del plan de recolocación, encontrar un nuevo empleo. Por su singularidad y mayores dificultades de acceso al mercado laboral, aquellos empleados de más de 55 años, con una antigüedad mínima de 10 años en la empresa, que transcurridos seis meses desde la extinción de su contrato no hayan logrado un nuevo empleo, podrán percibir un incremento de 11 días.

Entendimiento con los sindicatos

AENA lleva desde antes del verano negociando el ERE, pero el proceso se ha acelerado tras las órdenes de privatizar el ente público a partir del año que viene. Los sindicatos se mostraron dispuestos desde el inicio de las conversaciones a aceptar los despidos siempre y cuando hubiera "negociación y no imposición".