El gobierno catalán pide ayuda a Vueling para “levantar el país”

El gobierno catalán pide ayuda a Vueling para “levantar el país”

La Generalitat inyectará 300.000 euros para la promoción de Catalunya en el extranjero. “Queremos ser un hub. Vueling debe ayudarnos a construir el país”, explica el número dos de Recoder

Los sótanos del hotel Casa Fuster en Barcelona parecían este martes el escenario de una pedida de mano. Sobre la fachada del edificio colgaban dos enormes banderas catalanas en vertical y en la entrada las banderolas de Vueling. “Ha sido casualidad: las banderas catalanas no las pusimos nosotros, sino el hotel”, aclaraba el director comercial de Vueling, Jordi Porcel.

Era el escenario propicio para que la compañía de vuelos económicos anunciara un sólido acuerdo con la Generalitat, pero no fue el caso. Después de justificar una a una las medidas económicas adoptadas por sus excompañeros de partido, el presidente de Vueling, Josep Piqué, negó que la compañía quiera asumir el papel de línea aérea catalana que dejó Spanair. “El concepto de línea aérea bandera es obsoleto. Lo que sí tenemos el deber de hacer es captar el mercado que dejaron ellos”, dijo Piqué.

El hub imposible

El presidente de Vueling también explicó que el acuerdo firmado este lunes con la Generalitat para promocionar el turismo catalán es un convenio “win to win, como dicen los ingleses”. Vueling recibirá 300.000 euros de la Generalitat por promocionar Catalunya en su web, un convenio con el cual la empresa también se compromete a facilitar una cantidad de vuelos gratuitos a los operadores turísticos.

En el encuentro, al que también asistieron embajadores y representantes de otros gobiernos autonómicos, el secretario de Territorio y Mobilidad de la Generalitat y número dos del conseller Lluís Recoder, Francesc Damià Calvet, pidió a la compañía que ayudara a “levantar el país”. “No estamos obsesionados con tener un hub, pero si queremos ser un hub”, explicó el representante de las instituciones públicas.

Crecer afuera

Ante una rentabilidad baja (pero superior a otras grandes aerolíneas que pierden dinero), el consejero delegado de Vueling, Álex Cruz, explicó que la estrategia de la compañía para este año pasa por crecer el rutas fuera de España.

“Tendremos operaciones en cuatro ciudades de Escandinavia, cuatro más en Alemania y nuevas rutas entre ciudades europeas que no pasan por España. En total, serán 24 nuevos destinos este año”, explicó el consejero delegado que clausuró un evento de tres horas de duración, casi lo mismo que los nuevos vuelos Barcelona-Estocolmo.