El Gobierno rompe con el monopolio de Renfe

El Gobierno rompe con el monopolio de Renfe

El Consejo de Ministros aprueba que una compañía privada entre a competir con la operadora pública

Redacción

Barcelona

13/06/2014 - 14:46h

La ministra de Fomento, Ana Pastor
Renfe ha dejado de tener este viernes el único grupo que puede transportar a viajeros en tren en España- El Consejo de Ministros ha aprobado que un privado entre a competir con la operadora ferroviaria en algunos trenes de Alta Velocidad (AVE). Se ha roto el monopolio, pero la liberalización total del sector será “progresiva”, en palabras de la ministra Fomento, Ana Pastor.

Por el momento, el Ejecutivo sacará a concurso la concesión de un título habilitante. Se trata de una licencia que dará derecho a la empresa ganadora a prestar servicio ferroviario de viajeros en la línea AVE a Levante, la que une Madrid con las capitales de Castilla-La Mancha, Valencia y Alicante. El permiso se prolongará durante siete años. Una vez concluya el plazo, la línea quedará abierta “a la plena competencia”, según Pastor.  
 
Los posibles competidores señalan que el domino de Renfe se mantendrá
 

La ministra justifica que el libre mercado provocará que bajen los precios de los billetes, hecho que fomentará el uso de este transporte público y permitirá que se aprovechen mejor las “excelentes infraestructuras ferroviarias con las que cuenta el país”. La responsable política del proyecto detalla también que se ha optado por una liberalización progresiva para “garantizar la continuidad de Renfe como operador público” y para que la Administración pueda fiscalizar de forma adecuada los nuevos operadores en “calidad y seguridad”.

La apertura a la competencia del tráfico de viajeros en tren tiene lugar nueve años después de que se liberalizara el transporte de mercancías. Con todo, las empresas que pujaron por las novedosas licencias han explicado después que la competencia real con Renfe es muy complicada porque ejerce una posición casi de monopolio. Este escenario no cambiará de forma inmediata. El Ejecutivo liderado por Mariano Rajoy sólo saca a concurso una parte muy pequeña de la red de transporte de pasajeros por tren en España. El cambio real, según los implicados, tendrá lugar cuando termine el periodo de transición.