El laudo confirma las tesis de Iberia sobre Express

El laudo confirma las tesis de Iberia sobre Express

El árbitro designado por Fomento, Jaime Montalvo, confirma la “absoluta legalidad” de la filial de bajo coste y reduce el 10% el sueldo a los pilotos

El árbitro en el conflicto entre Iberia y el Sepla, Jaime Montalvo, ha señalado la "absoluta legalidad" de Iberia Express. De esta manera, el laudo hecho público este viernes da la razón a la aerolínea que preside Antonio Vázquez, que creó una filial de bajo coste para mejorar su productividad.

Además, el dictamen revisa a fondo el convenio del grupo y reduce los privilegios de los pilotos. Montalvo ha explicado que la compañía necesita mejorar sus resultados y por ello ha bajado el sueldo de estos trabajadores un 10%.

A la medida sobre el colectivo se añadirá la congelación de los salarios, la antigüedad para la plantilla y la aportación a los fondos mutualistas y sociales.

Con este fallo vigente hasta el próximo 31 de diciembre de 2014, el catedrático de Derecho del Trabajo pone fin a más de dos años y medio de negociación entre la compañía aérea y el sindicato, tras el vencimiento del convenio colectivo y el recrudecimiento del conflicto por el lanzamiento de Iberia Express.

Antecedentes

Este viernes se cumplía el plazo otorgado a Jaime Montalvo, tras el aplazamiento de diez días que había solicitado al Ministerio de Fomento, al plazo inicial, alegando la "complejidad" e "importancia" del asunto que enfrenta a la compañía de bandera con sus empleados.

Montalvo fue designado árbitro en el conflicto Iberia-Sepla tras el intento fallido de la mediación del exministro de Trabajo, Manuel Pimentel, frustrado en marzo ante la imposibilidad de consensuar un documento por ambas partes, inamovibles en sus posturas.

El Gobierno decidió entonces imponer un arbitraje obligatorio entre Iberia y el Sepla para poner fin a un conflicto que desde diciembre de 2011 a abril de este año, ha provocado 18 jornadas de huelga, con un coste diario para la aerolínea de tres millones de euros, y un impacto económico que asciende a 54 millones de euros.