El Prat echa una mano para impulsar los cruceristas de BCN

El Prat echa una mano para impulsar los cruceristas de BCN

El aeropuerto retoma la operativa que el año pasado transportó a 40.000 pasajeros

G.T.

27/04/2013 - 21:22h

Barcos de cruceros en el Puerto de Barcelona
El aeropuerto de Barcelona ha retomado esta semana la operativa junto al puerto de la ciudad para la temporada de cruceros. Este sistema facilita los trámites a los pasajeros que llegan a la capital catalana vía El Prat para empezar su viaje marítimo en el principal puerto de cruceros de Europa.

La operativa, que estará en marcha hasta el próximo 27 de noviembre, ha sido un éxito desde el inicio de su aplicación, afirman las partes implicadas. El año pasado, alrededor de 40.000 personas se acogieron a este servicio, que une a dos de las principales vías de entrada de turistas a la ciudad. El aeropuerto catalán batió su propio récord en 2011 con 35 millones de pasajeros mientras que el puerto de Barcelona se quedó muy cerca de igualar su mejor marca con 2,3 millones de cruceristas.

Llegadas

La operativa incluye un servicio para recibir a los pasajeros que llegan a Barcelona en avión. Estos son dirigidos a las dársenas de autobuses de la T1 y se les traslada a las instalaciones portuarias.

Intercruises gestiona el plan para trasladar a los turistas de los cruceros Royal Caribbean, Celebrity Cruises y Happag Lloyd. Por otro lado, BC Tours se encarga de las compañías Norwegian y Carnival.

Salidas

Los pasajeros que regresan de sus cruceros también tienen su propios sistema para el transporte entre ambas infraestructuras. Los turistas que utilizan las compañías Air France, British Airways, KLM y Lufthansa cuentan con mostradores de facturación propios en el vestíbulo intermodal de la T1. Como novedad, se han habilitado filtros de seguridad aérea de vuelos regionales y puente aéreo. Los turistas ganan rapidez en este tránsito.

Asimismo, el procedimiento de Delta Airlines para los cruceristas que vuelven a sus casas conlleva que los usuarios realicen la facturación del equipaje en el Puerto de Barcelona. Se trata de un sistema que facilita mucho la vuelta a los viajeros.