El Prat encabeza los retrasos europeos por falta de controladores

El Prat encabeza los retrasos europeos por falta de controladores

El aeropuerto de Barcelona es responsable del 8% de los retrasos que se producen en Europa

D.P.

Madrid

15/09/2013 - 20:00h

Controladores aéreos.
El aeropuerto de El Prat, en Barcelona, es el que acumuló más retrasos el pasado mes de agosto por la falta de controladores aéreos, según el último informe de Eurocontrol. La capacidad para gestionar de forma seguro el tráfico aéreo (Air Traffic Management: ATM) se ha visto desbordada en Barcelona el pasado mes de agosto de forma repetida, lo que ha ocasionado un retraso promedio diario de 2.142 minutos en el aeropuerto de El Prat.

La falta de capacidad para gestionar el tráfico aéreo se debe, según fuentes del sector, a la mala programación de los turnos de los controladores, así como a los picos de tráfico. “La mayoría de retrasos en España se deben ATC Capacity, es decir, que la demanda excede la capacidad de personal o que se han planificado los turnos con menos trabajadores de los necesarios. También hay una causa conocida como ATC Staffing, que es lo que sucede cuando directamente no hay controladores suficientes”, explica un controlador aéreo que prefiere mantenerse en el anonimato.

En la suma de todos los retrasos (incluyendo los causados por causas climáticas), Barcelona ocupa la tercera posición en el continente, sólo superada por los aeropuertos de Nicosia y Marsella.

El informe de Eurocontrol también asegura que en retrasos directamente causados por falta de controladores Barcelona ocupa la sexta posición en Europa. Lo superan Nicosia, Karlsruhe (ciudad alemana con 297.000 habitantes), Varsovia, Lisboa y Langen (municipio también alemán de 35.000 habitantes).
 
En la lista de los imputuales también figuran Palma de Mallorca, Madrid y Canarias
En la lista de los 20 principales aeropuertos con altos índices de retrasos también se encuentran Palma de Mallorca, Madrid y Canarias.

“Cuando el piloto informa que un vuelo saldrá con retraso por regulaciones de tráfico aéreo, los pasajeros deben saber que lo que pasa es que no hay suficiente personal de control para gestionar los vuelos que AENA decidió programar”, explica el controlador.

Los controladores, que se quejan de la falta de personal y de carga de trabajo excesiva, paralizaron los aeropuertos españoles en diciembre del 2010 en medio de un conflicto laboral con el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que militarizó el espacio aéreo por primera vez en democracia.