El Prat se pone deberes para entrar en la élite mundial de los aeropuertos

El Prat se pone deberes para entrar en la élite mundial de los aeropuertos

El comité de rutas establece un plan para ganar entre dos y cuatro rutas intercontinentales al año

Carles Huguet

Barcelona

15/04/2016 - 13:41h

Una imagen del aeropuerto de El Prat.

Es el rey del bajo coste. Sin embargo, es incapaz de dar respuesta a toda la demanda de vuelos intercontinentales que posee. El Prat sólo puede dar salida a dos millones de pasajeros ante el reclamo de 5,5 millones de personas. El Plan Estratégico 2016-2017 quiere solucionar el déficit y se pone como objetivo "ganar entre dos y cuatro rutas a otros continentes cada año".

Así lo ha expresado Ricard Font, secretario de Infraestructuras de la Generalitat de Cataluña. La instalación. Para ello, el Comité de Rutas Aéreas (CDRA) ha establecido un mapa con 14 destinos estratégicos. Tokio, Seúl, Buenos Aires, Shangai, Los Ángeles, San Francisco, Bangkok, Hong Kong, México DF, Boston, Delhi, Chicago, Santiago de Chile y Dallas están en el punto de mira.

Deberes pendientes

La referencia en el sector es que, a partir de 60.000 usuarios al año, una ruta empieza a ser rentable. Pese a que nueve de las anteriores ciudades superan el rango, hasta ahora no se ha conseguido convencer a ninguna aerolínea. "Es un problema de aviones", explican desde el CDRA. "Muchas compañías nos dicen que están interesadas, pero que no tienen aviones para cubrir los vuelos", prosiguen. Y sentencian, entre bastidores, "mientras sólo sea un problema de aparatos podemos estar tranquilos". Uno de los ejemplos, Japón.

Actualmente, desde Barcelona -y con escalas- 272.000 personas vuelan a China anualmente, 243.000 a Japón y 146.000 a California. El World Routes que se celebrará el setiembre de 2017 en la Fira será un escaparate.

Las esperanzas

Una de las grandes esperanzas de la instalación catalana son las conexiones de larga distancia que estudia Norwegian. "Tenemos muchas expectativas para que nos conecten con Los Ángeles y San Francisco en un futuro próximo", ha deseado Font. Mientras, fuentes de la aerolínea repiten constantemente: "Llegarán más pronto que tarde. Todavía no sabemos cuándo, pero llegarán".

No sólo la firma escandinava podría conectar El Prat con otros continentes. Álex Cruz, ya presidente de British Airways, señaló la vía para crecer: "Otras compañías extranjeras deberían establecer su hub en Barcelona". El CDRA toma nota y asegura: "También estamos negociando con otras empresas para imitar el modelo Norwegian y que se establezcan en El Prat".

La competencia

El organismo apunta que el mapa aeroportuario ha sufrido grandes cambios en los últimos diez años. "Hace una década competíamos con Madrid para atraer a las aerolíneas", rememora Font. "Ahora todo es global, peleamos con las bases alemanas, italianas o francesas para atraer a las naves asiáticas o americanas", compara.

La meta será pertenecer al club de las 42 instalaciones con más de 10.000 pasajeros intercontinentales al día. Actualmente con 8.000, confía en entrar en la élite de aquí dos años. Por el camino, en 2015 ya ha incorporado rutas a Sao Paulo (Latam), Bakú (Azerbaijdan Airlines) y Sal, Accra, Rabat, Djerba y Constatina (Vueling).

Para 2016, ya ha confirmado la ruta a Washington con United y un aumento de frecuencias a Nueva York (Delta) y Sao Paulo (Latam). Mientras, negocia con Air India para conectarse con Delhi y con Air China para alcanzar Pekín y Shangai.